12 abril, 2024

"Les aconsejo a todos que se preparen" — Vasily Nebenzya




 

12/04/2024

 













GAZA. POCO QUEDA DE KHAN YOUNIS — Ruwaida Amer

 


THE ELECTRONIC INTIFADA – 12/04/2024

    Traducción del inglés: Arrezafe


La Universidad Al-Aqsa, en Khan Younis, es una de las muchas zonas de 
Khan Younis a las que Israel ha causado enormes daños. 
(foto: Ruwaida Amer)

Khaled Arqoub quedó estupefacto al contemplar su casa arrasada. Esta y los edificios colindantes fueron destruidos tras la entrada de las tropas y tanques israelíes en Khan Younis.


"Lo he perdido todo", nos dice Arquob.


Cuando Israel comenzó su invasión terrestre, Arquob dejó su casa y se dirigió a al-Mawasi, zona situada en el sur de Gaza. Regresó a Khan Younis cuando las fuerzas israelíes se retiraron hace unos días.


"Cuando volví a la ciudad, contemplé la tremenda destrucción. Nada había quedado intacto".


Su regreso coincidió con el Eid al-Fitr, que si bien debería ser una ocasión festiva, se ha tornado en un momento desgarrador para la población de Khan Younis y de otras partes de Gaza.


"La ciudad se ha vuelto gris, todo colorido ha desaparecido", dijo Arquob.


"No es un lugar apto para vivir. Pero volveremos. Pondré una tienda de campaña sobre los escombros de mi casa”.


Arquob señaló que las autoridades locales ya están tratando de despejar las calles de la ciudad y restablecer el suministro de agua. "Queremos que la ciudad vuelva a la vida", añadió.


"Un montón de escombros"


Najla Miqdad no podía dejar de llorar al ver la destrucción de su barrio.


El primer día de Eid, Najla viajó desde al-Mawasi, a donde se había mudado, a al-Amal, su barrio natal en Khan Younis.


"Vine aquí para inspeccionar mi casa –dijo– pero no encontré ninguna casa. No encontré nada. Sólo encontré destrucción. Fue como si un terremoto hubiera azotado la ciudad".


Su vecindario ahora ha cambiado tanto que se ha vuelto por completo irreconocible.


Destrucción total de Khan Younis. (Foto: Ruwaida Amer)


"Al lado nuestro había una farmacia y un mercado,  ahora ya no hay nada allí. Siento un gran dolor en mi corazón. Trabajamos duro durante muchos años para construir nuestra casa y quedó destruida en cuestión de segundos".


No obstante, Najla está decidida a reconstruir su vida en el mismo barrio. "No hay ningún otro lugar adonde ir", dijo.


Esta semana, durante el Eid, Salem al-Akhras se acercó a la ciudad e indicó que "todo cuanto la caracterizaba ha desaparecido".


Habló de un centro comercial llamado Golden. Aunque llevaba apenas un par de años en funcionamiento, era un lugar popular para hacer compras antes del Eid. "Ahora es sólo un montón de escombros".


Lo que más le sorprendió fue el centro de la ciudad, donde trabajaba en una tienda de ropa antes del ataque israelí. La tienda, como tantas otras cosas, ha quedado destruida.


"¿Cuántos aviones habrán bombardeado el lugar?" preguntó. "Parece como si hubiera sido alcanzada por una bomba nuclear".


Ruwaida Amer, periodista radicada en Gaza.



Jacques Baud : “les Palestiniens ont le droit de résister, y compris par la force armée"

 




10 abril, 2024

El Mecanismo: cómo el “orden” basado en reglas arbitrarias está descendiendo al salvajismo — Pepe Escobar

 


Information Clearing House – 09/04/2024

   Traducción del inglés: Arrezafe


Cualquiera que aplique el pensamiento crítico al mundo que nos rodea puede sentir el colapso del sistema.


La terrible sombra de algún poder oculto

flota velada entre nosotros, —pasa por

este mundo con alas inconstantes,

como el viento del estío arrastrándose de flor en flor—

como la luna demorándose en las montañas,

que visita con su mirada impaciente

cada rostro y corazón humano;

Como los tonos y las melodías del ocaso,

como las amplias nubes bajo las estrellas,

como el recuerdo de una música perdida;

como la nada que por su gracia nos es querida,

y sin embargo, más querida aún por su misterio.


  Shelley, Himno a la belleza intelectual



Mientras la Organización Terrorista del Atlántico Norte de facto celebra su 75º aniversario, llevando el lema de Lord Ismay a alturas cada vez mayores (“mantener a los estadounidenses dentro, a los rusos fuera y a los alemanes abajo”), a esa gruesa lápida de madera noruega que se hace pasar por su Secretario General se le ocurrió una alegre “iniciativa”: crear un fondo de 100 mil millones de euros para armar a Ucrania durante los próximos cinco años.


Traducción: respecto al frente monetario, crucial en el choque OTAN-Rusia: salida parcial del hegemón –ya obsesionado con la próxima guerra eterna contra China–, entrada del variopinto grupo de harapientos y desindustrializados chihuahuas europeos, todos profundamente endeudados y la mayoría sumidos en la recesión.


En la sede de la OTAN en Haren, Bruselas, varios coeficientes intelectuales superiores a la temperatura ambiente media tuvieron la temeridad de preguntarse cómo conseguir tal fortuna, dado que la OTAN tiene cero influencia para recaudar dinero entre los estados miembros.


Después de todo, los europeos nunca podrán reproducir la largamente probada lavadora de dinero del Hegemon. Por ejemplo, suponiendo que el paquete de 60.000 millones de dólares propuesto por la Casa Blanca para Ucrania fuera aprobado por el Congreso de Estados Unidos (y no lo será), no menos del 64% del total nunca llegará a Kiev: será blanqueado dentro del complejo industrial militar.


Sin embargo, la situación se vuelve aún más distópica: Madero Noruego [Stoltenberg], con mirada robótica y brazos agitados, en realidad cree que la medida propuesta no implicará una presencia militar directa de la OTAN en Ucrania –o país 404–, algo que ya es un hecho sobre el terreno desde hace bastante tiempo, independientemente de los ataques belicistas de Le Petit Roi en París (Peskov: "Las relaciones Rusia-OTAN han descendido a una confrontación directa").


Ahora combinemos el espectáculo de Lethal Looney Tunes a lo largo del frente de OTAN con la actuación de los portaaviones del Hegemon en Asia Occidental, llevando incesante su Proyecto Genocida de matanza/hambruna a escala industrial, a niveles indescriptibles en Gaza: el holocausto meticulosamente documentado observado en retorcido silencio por los “líderes” del Norte Global.


La relatora especial de la ONU, Francesca Albanese, lo resumió todo correctamente: la entidad psicopática bíblica “mató intencionalmente a los trabajadores de WCK para que los donantes se retiraran y los civiles en Gaza siguieran pasando hambre en silencio. Israel sabe que los países occidentales y la mayoría de los países árabes no moverán un dedo por los palestinos”.


La “lógica” detrás del ataque deliberado, por tres consecutivas veces, contra el convoy humanitario claramente identificado como trabajadores que aliviaban el hambre en Gaza, fue sustraer de las noticias un episodio aún más horrendo: el genocidio, dentro de un genocidio, del hospital al-Shifa, responsable de al menos el 30% de todos los servicios de salud en Gaza. El hospital de Al-Shifa fue bombardeado e incinerado, provocando la muerte a sangre fría de más de 400 civiles, entre ellos médicos, pacientes y decenas de niños que, en algunos casos, fueron literalmente aplastados por excavadoras.


Casi simultáneamente, la banda psicopatologica bíblica destripó por completo la convención de Viena –algo que ni siquiera los históricos nazis hicieron– atacando la misión consular y residencia del embajador de Irán en Damasco.


Se trató de un ataque con misiles contra una misión diplomática que, como todas, goza de inmunidad, un ataque en territorio de un tercer país, contra el cual la banda psicopatologica bíblica no está en guerra. En dicho ataque mataron al general Mohammad Reza Zahedi, comandante de la Fuerza Quds del CGRI en Siria y Líbano, a su adjunto Mohammad Hadi Hajizadeh, a otros cinco oficiales y a un total de 10 personas.


Traducción: un acto de terrorismo contra dos estados soberanos, Siria e Irán. Equivalente al reciente ataque terrorista al Ayuntamiento de Crocus en Moscú.


La pregunta inevitable resuena en todos los rincones de los países de la Mayoría Global: ¿cómo es posible que estos terroristas de facto se salgan con la suya, una y otra vez?


Los tendones del totalitarismo liberal


Hace cuatro años, al comienzo de lo que más tarde califiqué como los Furiosos años veinte, empezábamos a presenciar la consolidación de una serie de conceptos entrelazados que definían un nuevo paradigma. Nos estábamos familiarizando con nociones como circuito disruptivo, bucle de retroalimentación negativa, estado de excepción, necropolítica y neofascismo híbrido.


A medida que avanza la década, nuestra difícil situación ha podido al menos haber ser aliviada por un doble rayo de esperanza: el impulso hacia la multipolaridad, liderado por la asociación estratégica Rusia-China, con Irán desempeñando un papel clave. Todo ello sumado al colapso total, en en tiempo real, del “orden internacional basado en reglas”.


Sin embargo, afirmar que habrá un largo y tortuoso camino por delante es la Madre de todos los eufemismos.


Así pues, citando a Bowie, último gran esteta: ¿Dónde estamos ahora? Tomemos este agudo análisis del siempre encantador Fabio Vighi, de la Universidad de Cardiff, y llevémoslo un poco más lejos.


Cualquiera que aplique el pensamiento crítico al mundo que nos rodea puede sentir el colapso del sistema. Es un sistema cerrado y fácilmente definible como totalitarismo liberal. ¿Cui bono?: el 0,0001%.


Nada ideológico en eso. Sigue el dinero. El bucle de retroalimentación negativa que lo define es en realidad el bucle de la deuda. Un mecanismo criminalmente antisocial sostenido por – quién va a ser – una psicopatología tan intensa como la exhibida por los genocidas bíblicos en Asia occidental.


El Mecanismo se aplica mediante una tríada


1. La élite financiera transnacional, las superestrellas del 0,0001%.


2. Justo debajo, la capa político-institucional, desde el Congreso de los Estados Unidos hasta la Comisión Europea (CE) en Bruselas, así como los “líderes” de la élite compradora en todo el Norte y el Sur Global.


3. La antigua “intelligentsia”, ahora a sueldo, esencialmente hackea desde los medios hasta el mundo académico.


Esta hipermediatización institucionalizada de la realidad es (las cursivas son mías), de hecho, El Mecanismo.


Es este mecanismo el que controló la fusión de la prefabricada “pandemia” –completada mediante dura ingeniería social vendida como “bloqueos humanitarios”– con, una vez más, Eternas Guerras, desde el Proyecto Genocidio en Gaza, hasta la obsesa la rusofobia y la cultura de la cancelación incorporada al Proyecto Guerra por Delegación en Ucrania.


Esa es la esencia de la Normalidad Totalitaria: el Proyecto para la Humanidad de las “élites” terriblemente mediocres y autoproclamadas del Gran Reinicio del Occidente colectivo.


Matarlos suavemente con IA


Un vector clave de todo el mecanismo es la viciosa interconexión directa entre una euforia tecnomilitar y el sector financiero hiperinflacionario, ahora esclavo de la IA.


Tomemos, por ejemplo, los modelos de IA como 'Lavender', probados sobre el terreno en el laboratorio del campo de exterminio de Gaza. Literalmente: inteligencia artificial programada para el exterminio de humanos. Y está sucediendo, en tiempo real. Llámalo Proyecto Genocidio de IA.


Otra línea, ya experimentada, está inplicita en la afirmación indirecta de la tóxica Medusa Ursula von der Lugen de la CE: se trata, esencialmente, de la necesidad de producir armas como vacunas contra el Covid.


Dicha línea forma parte central de un plan para utilizar los fondos de los contribuyentes europeos para "incrementar la financiación" de "contratos conjuntos para la adquisicición de armamento". Esto es fruto del empeño de von der Lugen en promocionar las vacunas contra el Covid, una gigantesca estafa vinculada a Pfizer por la que está a punto de ser investigada y posiblemente expuesta por la Fiscalía de la UE. En sus propias palabras al abordar la propuesta de la adquisición-estafa de armamento: “Hicimos lo mismo con las vacunas y el gas”.


Llámalo Militarización de la Ingeniería Social 2.0.


En medio de toda la actividad desplegada en este vasto pantano de corrupción, figuran los planes de la agenda hegemónica, que siguen siendo bastante descarados: mantener, pase lo que pase, la hegemonía militar predominantemente talasocrática –y menguante– como base de su hegemonía financiera; proteger el dólar estadounidense; y proteger esas inconmensurables e impagables deudas en dólares estadounidenses.


Lo que nos lleva al grosero modelo económico del turbocapitalismo, tal como lo venden los hackers mediáticos del colectivo occidental: bucle de la deuda, dinero virtual e incesantes préstamos para lidiar con el “autócrata” Putin y la “agresión rusa”. Ése es un subproducto clave del mordaz análisis de Michael Hudson del síndrome FIRE (Finanzas-Seguros-Bienes Raíces).


Ouroboros interviene: la serpiente se muerde la cola. Ahora, la locura inherente de El Mecanismo está llevando inevitablemente al capitalismo de casino a recurrir a la barbarie. Salvajismo puro, del tipo atentado de Crocus y Proyecto Genocidio de Gaza.


Y así es como El Mecanismo engendra instituciones –desde Washington hasta Bruselas, pasando por centros en todo el Norte Global y la genocida Tel Aviv– reducidas al estatus de asesinos psicóticos, a merced de las Grandes Fnanzas/FIRE (oh, qué fabulosas oportunidades inmobiliarias disponibles frente al mar en la Gaza “vacía”.)


¿Cómo podemos escapar de tal locura? ¿Tendremos la voluntad y la disciplina para, siguiendo la visión de Shelley, convocar en “este vasto y oscuro valle de lágrimas”, al trascendente Espíritu de la Belleza, la armonía, la ecuanimidad y la justicia?



09 abril, 2024

Russia Has Ground Down Ukraine's Army and Defeated NATO's Doctrine — Jacques Baud

 




GENOCIDIO Y SÍNDROME DE MASADA — Alfredo Jalife-Rahme

 



RED VOLTAIRE – 05/04/2024


Situada en la cumbre de una escarpada formación rocosa que domina el Mar Muerto, la fortaleza romana de Masada fue ocupada por la secta judía de los sicarii. Las legiones romanas la pusieron bajo asedio en el año 73 después de Cristo y construyeron una enorme rampa para llegar hasta ella. Cuando penetraron en la fortaleza sitiada, los legionarios romanos descubrieron que los sicarii habían cometido un suicidio colectivo, que puso fin a la guerra judeo-romana. Hoy en día, Masada es el lugar donde los oficiales de las fuerzas blindadas israelíes, de los paracaidistas y de la fuerza aérea de Israel hacen su juramento: "No, la cadena no se ha roto en la cumbre inspirada. ¡Nunca más caerá Masada!"


El síndrome de Masada, Netanyahu y el informe de la relatora de la ONU Francesca Albanese


La matanza de 33.000 civiles palestinos perpetrada por el "gabinete de guerra" de Benyamin Netanyahu, su negativa en cuanto a aplicar las disposiciones que la Corte Internacional de Justicia ha ordenado a Israel y, finalmente, su rechazo de las exigencias estipuladas en la resolución 2728 del Consejo de Seguridad de la ONU, recuerdan el síndrome de Masada. Ese extremismo fanático está más relacionado con la siquiatría que con la política.


Es muy improbable que el acorralado –por lo que queda todavía de conciencia universal humanista– primer ministro jázaro (https://bit.ly/4bQeMT7) Netanyahu acate la resolución del alto al fuego inmediato en Gaza (https://bit.ly/3xhTP3P).


Netanyahu se parapeta en el síndrome de Massada y usa el clamor del 90% de la población israelí que exige la erradicación de Hamas, sin importar el "daño colateral" (sic) que está resultando en un Apocalipsis palestino, lo cual colisiona con los 3 principios del Derecho Internacional Humanitario: distinción, proporcionalidad y precaución.


Tres años después de la caída de Jerusalén, en el año 70 después de Cristo, ante las huestes del emperador Tito, Masada fue el último reducto (https://bit.ly/4cwuKCh) donde sucumbió la secta extremista Sicarii (de cuyo nombre proviene el término "sicario") de los zelotes en Judea.


Netanyahu, primer ministro jázaro de origen polaco, que no tiene nada que ver con los auténticos judíos semitas, practica el síndrome de Masada 1951 años después, ante el aplastante clamor de la conciencia universal humanista de pueblos y países.


¡Que parecido existe entre los zelotes del año 73 después de Cristo y sus émulos neocolonialistas espoliadores Ben-Gvir, ministro israelí de "Seguridad" (sic), y Smotrich, ministro de Finanzas!


El síndrome de Masada se apoderó del gabinete de Netanyahu cuando su ministro de Exteriores, Israel Katz, en desacato a la resolución 2728 del Consejo de Seguridad de la ONU, proclamó que "el Estado de Israel no cesará el fuego". "Destruiremos el Hamas y continuaremos luchando hasta el regreso a su hogar de todos los rehenes", concluyó el ministro israelí (https://bit.ly/3xbt0Ox).


La hasta ahora inoperante Corte Internacional de Justicia (CIJ), después de casi 6 meses de genocidio dantesco, conminó Israel a facilitar con carácter "urgente" (sic) la entrada de la ayuda humanitaria a la franja de Gaza (https://bbc.in/3PDwakD), territorio palestino bloqueado por cielo, mar y tierra, donde cunde la guerra alimentaria con las subsecuentes hambruna, sed y enfermedades.


Según The Times, cercano a la monarquía globalista británica y a Israel, el bloqueo de la ayuda humanitaria a Gaza es un grave error estratégico de Israel, lo que ya es visto por la opinión mundial como una impuesta hambruna a los sitiados palestinos (https://bit.ly/3VGswds).


La relatora especial de la ONU Francesca Albanese abrió una polémica con el presidente francés Emmanuel Macron, quien presentó a los israelíes muertos el 7 de octubre de 2023 como víctimas de "la mayor masacre antisemita de nuestro siglo". Francesca Albanese observó entonces que los israelíes muertos el 7 de octubre no murieron por ser judíos sino como resultado de “una reacción ante la opresión de Israel”. Cuando el ministerio de Exteriores de Francia condenó la observación de la relatora especial, esta última resaltó que afirmar que las muertes de aquellas personas fueron causadas por el antisemitismo "oscurece la verdadera causa" de esas muertes.


Al unísono, la relatora especial de la ONU para los Derechos Humanos en los territorios palestinos ocupados, Francesca Albanese, en su informe "Anatomía de un genocidio" acusó a Israel y "pide a los Estados que cumplan sus obligaciones e impongan un embargo de armas. Y sanciones a Israel". "Cuando la intención genocida es tan conspicua, tan ostentosa, como lo es en Gaza, no podemos apartar la vista, debemos hacer frente al genocidio; debemos prevenirlo y debemos castigarlo", subraya en su informe la relatora especial de la ONU (https://bit.ly/3Q4WYKX)”.


Elijah J. Magnier comenta que "Israel se prepara para la reacción internacional sobre Gaza más allá del campo de batalla" (https://bit.ly/4cCC4fB) con un tsunami de demandas legales que rememora los perturbadores hallazgos de la Comisión Goldstone, también a nombre de la ONU, que investigó las atrocidades de Israel, que incluyen crímenes de guerra, en la anterior guerra contra Gaza de hace 15 años (https://bit.ly/3xcQcfw).


"Anatomía de un genocidio", el informe de la relatora de la ONU Francesca Albanese, sentencia que Israel ha cometido tres actos específicos reconocidos en la Convención de la ONU contra el Genocidio:


asesinar a miembros del grupo [poblacional palestino],

causar grave daño mental y físico

y crear intencionalmente condiciones calculadas para la destrucción del grupo, además de la destrucción extensiva de la infraestructura de Gaza, que incluye hospitales y la tierra agrícola y la detención y presunta tortura de miles de palestinos hombres y niños.


Francesca Albanese señala la presente situación como una escalada del proceso de asentamiento colonial de larga data de anulación (sic) que refiere a la Nakba en curso –en alusión al desalojo masivo de palestinos a raíz de la creación de Israel en 1948.


Elijah J. Magnier reporta que Israel ha rechazado categóricamente los hallazgos del demoledor informe de la relatora Albanese como una "obscena" inversión de la realidad. ¡Clásico síndrome de Masada!



Death & destruction by Israeli/US siege of al-Shifa hospital




Canadian-Palestinian nurse shows death and destruction caused by Israeli siege of al-Shifa hospital


Al-Shifa Hospital ‘an empty shell with human graves’


Israel burns evidence, destroys al-Shifa hospital


08 abril, 2024

¿Cómo "hierven la rana" los iraníes?: Lenta y metódicamente — Shivan Mahendrarajah

 


La aparente moderación de Irán ante la agresión israelí no debe confundirse con debilidad. Teherán aplica constantemente presión sobre Tel Aviv a través de sus propios métodos, preparando cuidadosamente el escenario para el desmoronamiento de Israel.


The Cradle.co – 03/04/2024

   Traducción del inglés: Arrezafe


En la guerra asimétrica la estrategia se expresa mediante la teoría de la "rana hervida":


Según la metafórica fábula, una rana colocada en una olla poco profunda con agua calentada a fuego lento permanecerá feliz mientras la temperatura continúa subiendo, no saltará, incluso cuando el agua, lentamente, alcance un punto de ebullición mortal. El incremento de la temperatura es tan gradual que la rana no se percata de que la están hirviendo... hasta que es demasiado tarde.


Si bien se trata tan sólo de una alegoría –una apropiada fábula destinada a transmitir una significativa lección–, militares y geopolíticos la invocan con frecuencia para describir un "juego a largo plazo" destinado a alcanzar objetivos estratégicos.


Hoy, son Irán y sus aliados regionales quienes están empleando un enfoque mesurado consistente en aumentar la temperatura en Asia occidental hasta que el agua hierva y mate a ambas "ranas" estadounidense e israelí. La estrategia, la disciplina y una peculiar paciencia –antítesis del cortoplacismo occidental– traerán la victoria a Irán. Citando a los talibanes: "Los estadounidenses tienen relojes, pero nosotros tenemos el tiempo".


Ahora, el tiempo está del lado del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (CGRI) y sus aliados regionales. Dos ejemplos conectados muestran cómo el CGRI está calibrando la temperatura cual científicos en un laboratorio.


La rana yanqui


Tras la operación Al-Aqsa Flood de la resistencia palestina, liderada por Hamas el 7 de octubre del año pasado, el presidente estadounidense Joe Biden desplegó recursos de la Armada estadounidense en el Golfo Pérsico y el Mar Mediterráneo para "defender" a Israel.


El 26 de noviembre, el portaaviones USS Eisenhower y sus escoltas navegaron por el Estrecho de Ormuz fondeando en el Golfo Pérsico frente a las costas de Arabia Saudita. Las fuerzas navales de Yemen junto con Ansarallah, atacaron inicialmente a barcos israelíes y al puerto de Eilat mediante sus primeros disparos el 19 de octubre. Pero el 29 de noviembre, sus ataques se intensificaron hasta incluir a buques con destino u origen en Eilat, independientemente de su bandera o propietario.


Este patrón culminó con el anuncio por parte del Pentágono de la "Operación Guardián de la Prosperidad" el 18 de diciembre, destinada a salvaguardar los intereses económicos de Israel a expensas del personal militar estadounidense. Posteriormente, el Eisenhower y sus escoltas navales se trasladaron del Golfo Pérsico al Mar Rojo y al Golfo de Adén, supuestamente para "defender" al Estado ocupante.


En cambio, la ubicación de los buques de la Armada estadounidense en el Mar Rojo y el Golfo de Adén los ha expuesto a posibles ataques desde Irán o mediante armamento suministrado por Irán, incluidos misiles de crucero, misiles balísticos y drones.


A pesar de los esfuerzos de la Armada (USN) y de la Fuerza Aérea (USAF) estadounidenses, Ansarallah sigue invicto. Los anteriores ataques aéreos angloamericanos contra Yemen han demostrado ser ineficaces, mientras que el ritmo actual y el alcance cada vez mayor de las operaciones yemeníes están agotando los recursos navales y debilitando la moral.


A diferencia de los 'cañones de Hollywood', los buques de la Armada estadounidense no disponen de misiles interceptores ilimitados ni estos pueden recargarse en el mar. En cuanto a la moral del personal estadounidense, se romperá a largo plazo, sobre todo porque muchos, si no la mayoría, de los marineros e infantes de marina simplemente no están interesados en luchar por Israel.


El mes pasado, el capitán Chris Hill, comandante del USS Eisenhower, manifestó: "El personal necesita descanso, necesita volver a casa".


Mientras marineros, infantes de marina y aviadores se ansían esquivando a diario los drones y misiles de Ansarallah, la 'Rana Yanqui' rema alegremente en su jacuzzi de Washington, creyendo que el 'poder' de la USN derrotará a los molestos 'Houthis'.


Podría decirse que se trató de una medida bien calibrada apoyada por Irán que logró dos objetivos: primero, sacó al grupo de batalla de portaaviones del Golfo Pérsico y, segundo, arrastró a Estados Unidos hacia una trampa cada vez mayor. La Rana Yanqui se encuentra en la olla caliente del Mar Rojo/Golfo de Adén. No puede ganar.


Saltará de la olla humillada y huirá, arruinando aún más la credibilidad de sus fuerzas armadas tras su humillante debacle de 2021 en Afganistán, o permanecerá en la olla y morirá hervida, con la pérdida de barcos y vidas.


En cualquier caso, Irán gana. En concordancia, una derrota de Estados Unidos por parte de Irán será bienvenida por China, Rusia y decenas de estados adversarios de Estados Unidos, particularmente en todo el sur global. Como señaló un astuto usuario de Twitter/X, Armchair Warrior (que describe las probables respuestas de Rusia a las provocaciones ucranianas), con sus acciones, Irán ha demostrado "control reflexivo" sobre las acciones de Washington. Con ello quiere decir: "Si cada acción militar que emprendas obtiene una reacción simétrica, entonces podrás controlar la naturaleza, el lugar y el ritmo del conflicto en tu propio beneficio". Esto, precisamente, es lo que el CGRI está haciendo de manera inteligente.


La rana israelí


Mientras tanto, la pequeña 'Rana Israelí', somnolienta e inmersa en agua tibia, sueña con su 'nuevo Israel': el Israel que creará una vez que haya limpiado étnicamente Gaza. Tiene planes de desarrollo para Gaza, como erigir condominios de lujo a lo largo de la playa y construir conjuntos de viviendas para nuevos colonos.


Los arquitectos ya están elaborando los planos. El yerno del ex presidente y actual contendiente republicano Donald Trump, Jared Kushner, un netanyahuista y benefactor del Partido Likud, está midiendo las cortinas para su condominio frente al mar en Gaza.


Sin embargo, el ejército israelí no ha derrotado a Hamas, que continúa infligiendo daños significativos al equipo militar y a la soldadesca israelí. Según una estimación, Hamás sólo ha sufrido la pérdida de entre un 15 y un 20 por ciento de su potencial. El ejército de ocupación depende totalmente de Estados Unidos y sus estados vasallos europeos para obtener armamento, ya que su capacidad de producción interna es limitada.


Se estima que unos 500.000 colonos han regresado a sus países de origen y la mayoría de ellos no regresarán. Desde el 7 de octubre, el servicio militar obligatorio ya no es requisito que ofrezca seguridad, pero sí un inconveniente de tres años, y los padres temen por sus hijas e hijos.


El latente movimiento de rechazo que surgió de la invasión israelí del Líbano en 1982 ha vuelto a despertar. Los reclutas se niegan a servir y, como resultado, son encarcelados. La exención del servicio militar obligatorio expiró para los judíos ultraortodoxos el 1 de abril y estos amenazan seriamente con huir de Israel, cuya supervivencia depende de que los judíos se trasladen allí.


La retirada de los representantes de los judíos ultraortodoxos de la coalición presidida por Benjamín Netanyahu podría significar la caída de su gobierno extremista. Las tensiones internas de la sociedad israelí están aumentando, alimentadas por presiones socioeconómicas y la frustración ante el manejo de la guerra por parte del gobierno.


La economía israelí está en ruinas. El shéquel se está devaluando y es probable que siga haciéndolo. Los déficits presupuestarios y el endeudamiento se han disparado. Moody's rebajó la calificación crediticia de Israel de A1 a A2 el 9 de febrero. La industria turística de Israel ha entrado en crisis. La mayoría de las principales aerolíneas ya no vuelan a Israel. Las bases manufactureras y agrícolas de Israel son pequeñas. Israel tiene acceso limitado a recursos naturales y energía, depende de vías de aprovisionamiento terrestres de Jordania y Egipto, y el petróleo y gas azerbaiyanos llegan a Haifa desde Turquía.


Irán le está haciendo a Israel exactamente lo mismo que Israel le hizo con sanciones económicas. Pero a diferencia de Israel, Irán tiene abundantes suministros de petróleo y gas, 85 millones de personas alfabetizadas y educadas que no planean huir y formidables bases agrícolas y manufactureras.


Teherán está estrangulando metódicamente la economía de Israel. El puerto de Haifa está en la lista de objetivos de Hezbolá. Si se cierra Haifa junto con Eilat, Israel sólo dispondrá de vías de suministro terrestres para la obtención de alimentos y energía. El aeropuerto internacional Ben Gurion y otros aeropuertos podrían ser objeto de futuros ataques.


Subiendo la temperatura, un grado más


El reciente ataque israelí a la misión diplomática iraní en Damasco, supuestamente en respuesta a un dron iraquí que atacó Eilat, refleja las aprensiones y frustraciones de Netanyahu: "el mundo entero se está confabulando contra nosotros".


Al parecer, la estrategia de Netanyahu consiste en provocar a Irán hacia una tensa escalada, incitándolo a potenciales ataques a activos militares estadounidenses en la región, arrastrando así a Estados Unidos a la guerra de Gaza. Sin embargo, no está claro que Teherán vaya a morder el anzuelo.


Si bien es probable que el CGRI responda, intentará evitar caer en la trampa de Netanyahu. En cambio, Irán podría optar por reforzar su dominio económico sobre Israel, posiblemente apuntando a lugares estratégicos como Eilat, Haifa y el aeropuerto Ben Gurion.


El CGRI entiende que la economía de Israel no puede sostener un conflicto prolongado. Por tanto, su estrategia podría implicar una escalada gradual (lo que en la práctica supondría hervir lentamente a la rana israelí) a través de acciones coordinadas que involucren a Hezbollah, Ansarallah y varias facciones con base en Siria e Irak.


Como señaló el economista Herbert Stein: "Si algo no puede continuar para siempre, se detendrá". Si bien Israel está lejos de estar al borde del colapso, las disciplinadas y calculadas acciones del CGRI están aumentando constantemente las tensiones regionales. Si no se controlan, podrían resultar en importantes repercusiones para la sociedad israelí y su economía, todo sin que ella se dé cuenta, como la pequeña rana hervida en la olla.