23 mayo, 2017

"La situación está lista y cuando EE.UU. lo desee va a comenzar la guerra en Venezuela" - Entrevista



Es significativo, a la par que obsceno, que la primera visita del presidente Trump haya sido a esos dos templos del terrorismo que son Arabia Saudita e Israel, principales socios de la política imperialista estadounidense.
El siguiente vídeo viene a corroborar la tesis sostenida por Thierry Meyssan.


Y unos mapas que muestran, a quienes aún no lo tengan claro, cuál es el enemigo y cuales sus intenciones.


Bases militares US alrededor del mundo

Despliegue militar US en el Caribe


21 mayo, 2017

"Será demasiado tarde para llevar a los responsables ante la justicia" - Bashar Ja’afari

Párrafos extraídos de la intervención del embajador permanente de Siria en la ONU Bashar Ja’afari, en la conferencia “Securing World Peace Through Embracing the Common Aims of Mankind”, que tuvo lugar en Nueva York el 10 de septiembre de 2016.
Transcripción completa en inglés aquí.
Traducción: Arrezafe


Sé que a veces la política puede resultar tediosa para los oyentes. Sin embargo, la cuestión es muy importante. No se trata sólo de Siria, se trata de todos nosotros. Se trata de los EE.UU., se trata de Siria, Irak,  de Oriente Medio, de la totalidad del Oriente Medio y del mundo entero.
[…]
La historia nos ha demostrado que las mentiras no son y no pueden ser eternas. Hoy día, sabemos a ciencia cierta que muchos episodios trágicos de la historia se basaron en mentiras, que no tenían fundamento alguno. Podría compartir con ustedes cientos de ejemplos acerca de lo que estoy diciendo, todos ellos derivados de la propia ONU, de las Naciones Unidas, donde represento a mi país. Tenemos de hecho mucha, demasiada información para compartir con ustedes. Podríamos hablar acerca de lo que está pasando en el mundo en general o en Siria en particular, durante horas, durante días, y se sorprenderían, porque nunca se ha oído nada sobre esta información que voy a compartir con ustedes.
[…]
Nos encontramos hoy […] recordando la tragedia del 11 de septiembre. Fue uno de los días más tristes y graves en la historia de los Estados Unidos. También fue una lección dura y difícil para todas las naciones y gobiernos aprender que el terrorismo no conoce fronteras o identidades y que, por lo tanto, no debe ser justificado, protegido o encubierto. Digo esto porque el senador  Black dio, de alguna manera, algunas pistas sobre los vínculos saudíes en los eventos del 11S. Más adelante trataré brevemente sobre este tema. Quince de los diecinueve terroristas que realizaron los ataques del 11S, eran saudíes, no eran sirios, ni iraquíes, ni argelinos: eran saudíes.

Estos mismos saudíes se formaron en lo que se denomina, comúnmente hablando, el wahabismo, que proviene del nombre del fundador de esta escuela de pensamiento, Mohammad Abdul Wahhab (1703-1792). Abdul Wahhab apareció de repente en Hiyaz, antiguo nombre de Arabia Saudita, que es en realidad un nombre falso. Arabia Saudí es un nombre falso del país, ya que significa ‘de la familia Saud'; o sea, es como si cambiásemos el nombre de su propio país por los Estados Unidos de Obama. Así que esta familia robó el nombre del país y lo transformó para adaptarlo a sus propósitos radicales. Eso ocurrió a finales del siglo 18.

Lo curioso de la historia es que, esta escuela de pensamiento fue creada, auspiciada y respaldada por la inteligencia británica de la época. Fue la inteligencia británica la que facilitó la creación de este movimiento radical en el Islam. A propósito, ustedes saben, por supuesto, cómo actúan los británicos: nada es gratis.

En 1802, los seguidores de este chiflado [Abdul Wahhab] se movieron hacia Karbala, en Irak. En Karbala atacaron los santuarios de los musulmanes chiíes, y en Damasco, en 1810, trataron de invadir la ciudad, pero los sirios los detuvieron y los derrotaron en las murallas de la ciudad. Luego se retiraron y regresaron al lugar de donde vinieron.

Les estoy dando estos antecedentes para demostrar que este perturbado movimiento [wahhbista] no es un recién llegado. Ha estado allí desde hace siglos, un par de veces protegido por los británicos, y luego por los estadounidenses. No porque a éstos les guste, sino debido a que su locura se ajusta a sus agendas.

La manipulación del Islam

El Islam no es Arabia Saudita. En Damasco, en la mezquita de Damasco, llamada Mezquita de los Omeyas, en el centro, en el corazón mismo de ella, que es la mezquita más grande de Siria, tenemos la capilla de San Juan Bautista. La tumba de San Juan Bautista se encuentra en medio de la mezquita, donde musulmanes y cristianos rezan sus oraciones.
[...]
Estamos orgullosos de lo que somos, tanto si somos musulmanes como si somos cristianos, pero no estamos dispuestos a asumir la locura de los saudíes. Nosotros no compartimos, en absoluto, sus conceptos sobre la religión.

Por cierto, lo qué ISIL [Islamic State of Iraq and the Levant] y todos estos grupos fanáticos que operan en Siria e Irak están haciendo es decapitar a muchachos, mujeres y niñas, práctica que han heredado de los wahabíes. A día de hoy, damas y caballeros, en Arabia Saudí, tras la oración del viernes decapitan a la gente en la plaza pública. En la misma Arabia Saudita, todos los viernes después de la oración decapitan gente en la plaza pública mediante la espada. Así que la historia no es nueva. ISIL no es un recién llegado, ISIL ha estado allí durante siglos representada por los saudíes. Y es por eso que ellos los están protegiendo y enviándoles armas y dinero.

El Pestilente de los Estados Unidos danzando histriónicamente
con los terroristas corta cabezas y lapida mujeres
(Aquí los DDHH ni se mencionan)

La mayoría de nosotros creímos que, después de ese día negro del 11S, habría unidad y apoyo internacional contra el terrorismo. Si recordáis, todos éramos optimistas en aquel momento, por fin juntos para luchar contra los terroristas. Todas las naciones lucharían juntas contra los terroristas, contra sus partidarios, contra sus patrocinadores y contra sus líderes inspiradores. Por desgracia, lo que sucedió después fue la invasión de Irak. Así que, si los saudíes atacaron las torres gemelas de Nueva York, ¿por qué ir después contra Irak? ¿Si la razón principal fue vengar lo que ocurrió el 11S y todos sabíamos -y todos sabemos- que se trataba de una conspiración Saudita, por qué atacar, pues, a Irak? Irak es un país laico, como Siria. Siria, Irak y Argelia son los tres únicos gobiernos seculares en el mundo árabe. Irak está fuera de ese marco ahora, Irak se ha convertido en un centro del terrorismo internacional tras la libertad propiciada por George Bush.

En Argelia, ¿saben?… En Argelia lo intentaron a principios de 1990. Les enviaron a una temprana primavera árabe, pero fueron derrotados, gracias a Dios. Por lo tanto, sólo queda Siria. Siria y Egipto. Egipto recientemente, tras la expulsión de Morsi, que pertenece a la misma familia del movimiento radical islámico. Porque no se trata del Islam, se trata de movimientos radicales pretendiendo, alegando, que representan al Islam, pero no lo representan.

El Islam se ha convertido en un gran negocio para la manipulación. Todo el mundo hace negocios a costa del Islam. Sale muy barato y vamos a tratar de explicar por qué. […] Se trata de un asunto de dimensiones geopolíticas, de rivalidades, de competición y de dominio.

Como hemos dicho, lo que por desgracia ocurrió después fue la invasión de Irak, bajo el mismo pretexto de la lucha contra el terrorismo. Esa era la sarcástica parte de la historia. Cuando George Bush invadió Irak, dijo que lo hacía para combatir el terrorismo y para deshacerse de las supuestas armas de destrucción masiva. De nuevo otra mentira. Lo sabéis. Vosotros lo sabéis, lo sabéis y permitidme que os cuente esta historia. Soy testigo, trabajo en la ONU y sé de lo que estoy hablando porque yo estaba allí. Una historia que ninguno de vosotros habréis visto en los medios de comunicación, como señaló el senador Black.

Bremer hace el trabajo sucio

Después de la invasión de Iraq, las Naciones Unidas, en ese momento bajo la presión de Tony Blair y George Bush, envió lo que llamamos una comisión de investigación, denominada Comisión Especial, encabezada por un científico sueco, Hans Blix, para encontrar las armas de destrucción masiva en Irak. El propósito era mostrar a la llamada comunidad internacional que la invasión de Irak se basaba en hechos. Hay armas de destrucción masiva en Irak, y hemos de conseguir encontrarlas y mostrárselas a la comunidad internacional.

Así que, formaron esta comisión de investigación y la enviaron a Irak. Por supuesto, cuando digo “comisión”, se trata de cientos de personas todas pagadas con fondos del gobierno iraquí, con los fondos iraquíes congelados por las Naciones Unidas. Billones de dólares gastados en las actividades de esta comisión a expensas del pueblo iraquí. ¿Cuánto tiempo empleó esta comisión? De 2003 e incluso antes, hasta 2008. En 2008 estaba a punto de cerrar la investigación porque la mentira se había vuelto demasiado grande e indigerible.

De modo que, reunieron al Consejo de Seguridad y pidieron a la Comisión que presentara su informe final. Pero el sarcasmo de esta historia es que en dicho informe final no consta ningún indicio de que Irak tuviera armas de destrucción masiva. Sin embargo, la comisión no sería capaz de decir: “Señores miembros del Consejo de Seguridad, lo sentimos, no hemos encontrado nada en Irak”. Eso iría en contra de la principal corriente de propaganda mediática difundida por George Bush y Tony Blair en aquel momento.

Así que, todo el mundo estaba acorralado en el Consejo de Seguridad: Necesitaban cerrar el expediente porque se había vuelto "demasiado costoso" y era hora de poner fin a todo este asunto. ¿Qué hacer?

Concertaron una reunión del Consejo de Seguridad a medianoche. ¡A medianoche! No había nadie, excepto los quince miembros del Consejo de Seguridad. Al cabo de unos minutos, el presidente dio por concluida la reunión y dijo: "Apoyamos el informe de la comisión", sin decir nada acerca de si encontraron algo o no encontraron nada. El asunto estaba finiquitado.

Ahora bien: ¿Qué hacer con los archivos de la comisión? Los archivos… ¡un gran escándalo! El Consejo –damas y caballeros, escuchen atentamente– decidió introducir dichos archivos en cajas fuertes resistentes al fuego, provistos de cerraduras digitales cuyo código sólo el Secretario General conoce. Eso fue lo primero. Lo segundo: a partir de ese momento, esas cajas fuertes bloqueadas no se volverán a abrir hasta 60 años [lamentos de la audiencia]. Estoy seguro de que vosotros no habéis oído esta historia. Nadie os hablará de ella. Esto es lo que pasó. Esta es la forma en que liquidaron la investigación acerca de por qué Irak fue invadido. Ahora bien, ninguno de nosotros en esta sala puede esperar 60 años para, al fin, descubrir la gran mentira que tuvo lugar entonces. Será demasiado tarde para llevar a los responsables ante la justicia. No habrá George Bush, no habrá Tony Blair.

Durão Barroso, Tony Blair, George Bush, JM. Aznar
CRIMINALES

Habrá tres millones de iraquíes muertos, un millón de viudas, millones de iraquíes sin padre y millones de iraquíes refugiados, Irak totalmente destruido y cientos de miles de millones –los activos iraquíes en el extranjero– evaporados, al igual que los de Libia. Nadie sabe dónde está todo ese dinero.

El resultado de la invasión de Iraq fue, como dije, la matanza de millones de civiles, la destrucción de su infraestructura y un estado fallido. Y más importante aún, la transformación de Irak en un centro del terrorismo yihadista internacional.

Digo esto porque todos los llamados ISIL, todos ellos, se engendraron en las cárceles estadounidenses en Irak. Todos ellos, todos, fueron custodiados por soldados estadounidenses. Así que, sabían lo peligrosos que eran y no actuaron en consecuencia. ¿Por qué? Debido a que Bremer insistió en dividir Irak y hacer de él una base confesional, sectaria, religiosa. Los iraquíes han vivido juntos durante miles de años, hasta que el señor Bremer vino y descubrió que no debían continuar así. Tenemos que dividir el país, tenemos que dar una parte a los sunitas, a continuación una parte a los chiitas, después una parte a los kurdos, otra parte a los asirios y así sucesivamente. ¿No es eso como decir a los iraquíes que han estado estúpidamente engañados por coexistir durante miles de años antes de la llegada de Bremer?

Paul Bremer
Otro CRIMINAL

Hoy, después de seis años, mi país, Siria, todavía sufre la guerra terrorista más feroz de la historia reciente de la humanidad. Esta guerra bárbara sin precedentes refleja el amargo hecho de que el terrorismo sigue siendo privilegiado con refugios seguros, recursos, dinero, algunos apoyos gubernamentales bien conocidos y el crecimiento de ideologías terroristas amparadas en todo el mundo. ¿Por qué digo esto? Porque no sería tan fácil para un terrorista salir de Sydney, Australia, tomar un vuelo –cambiar el vuelo tres veces, obtener cinco visas, visa de Tailandia, de Indonesia, camboyana, lo que sea– y luego encontrarse a sí mismo en el aeropuerto de Estambul, en Turquía, donde un grupo de personas vendría a darle la bienvenida a su llegada y a escoltarlo a la frontera turca con Siria. Entonces alguien le dará dinero y armas, y facilitará su ingreso a Siria.

Criminales con billetes de ida

Este no es un turista, es un terrorista conocido de antemano por los servicios de inteligencia australianos, antes de partir. Por desgracia, algunos gobiernos lo tienen calculado, ya sabes, tenemos esta basura en nuestras sociedades, vamos a exportarla a Siria. Vamos a deshacernos de ella enviándola a Siria y a Irak, donde maten sirios o sean matados por éstos. El caso es que nos vamos a deshacer de ellos porque son una carga para nuestras sociedades.

El problema comenzó cuando algunos de estos terroristas que, en efecto, mataron sirios e iraquíes, cambiaron de opinión y quisieron volver a Australia, Bélgica, París, Londres, Alemania, EE.UU., Canadá… Y eso sí era un gran problema, ya que cambiaba el escenario totalmente. La idea inicial era que esta basura no debía volver. Pero comenzaron a regresar, y la democracia occidental no es capaz de impedirlo. ¿Cuál era pues la solución? La solución fue que el primer ministro británico, el primer ministro de australiano, el primer ministro belga y el presidente francés, decidieron retirar la ciudadanía a estos terroristas, caso que se atrevieran a volver.

¿Qué significa eso? Eso significa que, ya sabéis chicos, seguid matando sirios hasta la muerte, pero ni se os ocurra pensar en volver. Y esto es lo que está pasando ahora en Siria. No pueden volver al lugar de donde vinieron porque perdieron sus derechos de ciudadanía.
[...]
Cuando la CIA parió la bestia del integrismo islámico.
2 de febrero de 1983, el presidente Ronald Reagan, recibe, en el Despacho Oval de la Casa Blanca, en Washington, a los líderes de los llamados "Luchadores por la libertad", integristas radicales islámicos financiados y armados por la CIA. Los mujahidínes (o muyahidines) en el Islam son los combatientes de la Yihad (guerra santa). Fue el origen de Al-Qaeda y de los talibanes afganos, que con el tiempo se volverían contra EE.UU. Ronald Reagan en aquella reunión oficial dijo de los futuros talibanes allí presentes: "Tienen la misma altura moral que los padres fundadores de los Estados Unidos de Norteamérica".

[…]
El pueblo sirio sufre un terrorismo que está apoyado por los regímenes de países bien conocidos, como Qatar, Turquía, Francia, y la familia wahabí de Arabia Saudita. No necesito recordar aquí el papel fundamental de la familia Saudita, que apoyó y financió a los terroristas que cometieron el crimen brutal de 11S, como dije al principio. Pero no hay que olvidar el peligroso papel de sus prehistóricos clérigos, que todavía inspiran a los terroristas con las ideas de la yihad y el odio a otras religiones y etnias en todo el mundo.

Otra historia. Yo era el embajador de mi país en Indonesia, el país islámico más grande del mundo, 235 millones de musulmanes. Pero este país está compuesto por 17.000 islas, por eso lo llamamos el archipiélago malayo. No es una isla, es un archipiélago, un gran número de islas. En una de nuestras reuniones, le conté esta historia al senador Black. Cuando llegué por primera vez en Jakarta, me sorprendió que todos los viernes, después de la oración, miles de niñas y mujeres jóvenes se reunieran frente a la Embajada de Arabia Saudita en Yakarta. Le pregunté al embajador de Arabia, “¿Qué está pasando, embajador? ¿Por qué estas personas se reúnen frente a la embajada?”

Principios sagrados

El me respondió: “Sabe, embajador, estas personas me están provocando un serio quebradero de cabeza todos los viernes. Todas esas mujeres se reúnen llevando a sus bebés y coreando consignas, clamando por sus derechos en su propio idioma”, algo que yo no podía entender en ese momento.

Pero ocurría que esas mujeres eran víctimas por el motivo siguiente. Hay empresarios y clérigos saudíes que van a Indonesia por cortos períodos de tiempo, para hacer negocios, empresarios que pasan allí veinte días o máximo un mes. Como necesitan tener relaciones sexuales con las indonesias y son “tan religiosos” ¿cómo pueden hacerlo? Van a pequeños pueblos donde la gente es extremadamente pobre, pero muy honesta, y se casan con chicas de doce o trece años de edad, cuya dote es de sólo 100 dólares. Por lo que dan al padre 100 dólares y éste les entrega a su hija, pensando que entregarla a alguien que viene de la Tierra Santa del Islam, es ya en sí una fortuna.

El tipo toma a la chica veinte días, dos semanas, tres semanas o el tiempo que sea, y luego se divorcia antes de irse porque ya no la necesita. La niña queda embarazada y tras nueve meses tiene un bebé, pero el bebé no tiene padre ni documentos que acrediten su identidad, y sin documentos ella no puede registrar al bebé. Miles de jóvenes mujeres indonesias se encuentran en esta situación cada año.

Hablé con el embajador. “Usted debería hacer algo. Esto daña su imagen, quiero decir, no puede usted permitir esto”. Me dijo, “Sabe, Bashar, tengo en la embajada una persona denominada ‘agregado religioso’, al igual que hay un agregado económico, uno cultural, otro militar… Es decir, un tipo a cargo de los asuntos religiosos, que tienen esta función específica. Y este agregado religioso es más fuerte que yo. De modo que, no puedo hacer nada. Soy el embajador, pero no puedo hacer nada para detener esta hemorragia”. Eso fue en 1999.

En ese momento, el régimen saudí gastaba 3 mil millones de dólares en la educación de los imanes wahabíes de Indonesia: 3 mil millones por año para educar a los imanes wahabíes de Indonesia en los pequeños pueblos. Esta es, por desgracia, la razón de que hoy tengamos en el sudeste asiático, el mismo ISIL que tenemos en el Oriente Medio. Ellos llevaron a cabo el atentado de Bali, si ustedes recuerdan, y la serie de explosiones en los hoteles de cinco estrellas en Yakarta. Esto es lo que los saudíes son.

Yo mismo soy musulmán y me siento orgulloso de serlo, pero no tengo nada que ver con esta basura. Nada.

Esperamos que la legislación, presentada ayer en la Cámara de Representantes, que ya ha sido aprobada en el Senado, permita a las familias de las víctimas del 11S demandar a la Familia Real de Arabia Saudita [risas] ante los tribunales de Estados Unidos. Ustedes saben bien lo que esta Familia Real hace en los hoteles de California y Nueva York.

Esperamos que esto suponga un giro en la política exterior estadounidense en la lucha contra el terrorismo internacional y sus responsables. Por otra parte, esta guerra terrorista contra Siria va acompañada de políticas occidentales dirigidas por la administración de los Estados Unidos y Gran Bretaña, basadas en la violación del derecho internacional y de la Carta de las Naciones Unidas, violando la soberanía del país y actuando en contra de la voluntad e intereses del pueblo sirio.

El senador Black ya trató sobre este tema, pero me gustaría añadir lo siguiente. Que desde el inicio de la crisis, en 2011, el Consejo de Seguridad aprobó y adoptó dieciséis resoluciones sobre Siria. Ahora tenemos dieciséis resoluciones sobre Siria adoptadas por el Consejo de Seguridad. Todas estas resoluciones empiezan con el siguiente párrafo en el preámbulo: “El Consejo de Seguridad reitera la confirmación de la soberanía de Siria, la integridad territorial de Siria, la independencia política de Siria, el principio de no interferencia en los asuntos internos de Siria...” Todas estas bellas expresiones de Tom y Jerry están en el primer párrafo de cada resolución. ¡Y quién viola estos principios sacrosantos!, los mismos que avalan las resoluciones. Las mismas personas influyentes en el Consejo de Seguridad son las que están violando estas bellas formulaciones.

Una investigación de la ONU

[…]
Relataré esta historia cronológicamente, a partir de octubre de 2012, para que puedan comprender el mensaje. El primer ataque en Siria con uso de gas tóxico tuvo lugar cinco meses después, en marzo de 2013, en Khan al-Assal, una pequeña ciudad en las afueras de Alepo. Sin embargo, en octubre de 2012, algunos de los comúnmente denominados “activistas de la oposición siria” establecieron en Turquía una oficina a la que llamaron ‘Oficina de Documentación sobre el empleo de armas químicas en Siria’. Esta oficina se estableció cinco meses antes de que nada relacionado con el tema de las armas químicas ocurriera en Siria. Y, de repente, la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), sita en La Haya, en los Países Bajos, dio a este centro no gubernamental estatus consultivo, lo que significa que lo respaldó como órgano consultivo de la OPAQ en cuestiones químicas.

Nosotros no entendimos por qué lo hizo, porque no esperábamos lo que iba a suceder cinco meses más tarde. Entonces, en marzo de 2013, atacaron Khan al-Assal en Alepo, utilizando gas químico y mataron a 18 soldados sirios. Por supuesto, la CNN no hablaría de ello. Pero 18 soldados sirios murieron de asfixia en este ataque.

Inmediatamente Al Jazeera, el canal qatarí, comenzó a propagar rumores de que el ejército sirio utilizó armas químicas. Así que, ¡el ejército sirio utilizó armas químicas contra sí mismo! ¡El ejército sirio mató a 18 oficiales y soldados de sus propias tropas!

Simultáneamente, una serie de ataques similares tuvo lugar en Siria. Tengo los nombres, ustedes no están familiarizados con los nombres, así que no voy a entrar en estos detalles. Carla da Ponte, italiana que fue miembro de la Comisión Independiente de Investigación de las Naciones Unidas sobre Siria, dijo que fueron los grupos armados de la oposición los que utilizaron armas químicas en el ataque contra la ciudad de Khan al-Assal, en Alepo. Esta señora fue cesada inmediatamente.

Llegamos entonces a la historia de la Línea Roja, establecida por el Presidente Obama. Porque, una vez más, tras este ataque en Khan al-Assal, recibí instrucciones el mismo día se produjo el ataque, el mismo día.Ocho horas después del incidente, fui yo mismo a la oficina del Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon . Le pedí que yudara al gobierno sirio (a) verificando si se utilizaron o no armas químicas en Khan al-Assal, y (b) que se identificara a los autores. Esto es lo que pedí a Ban Ki-moon ese día.

El tipo fue muy agradable, como ustedes saben. Me pidió que le diera un poco de tiempo para consultar con los chicos buenos del Consejo de Seguridad. Así que consultó con los chicos buenos y regresó, dos o tres horas más tarde, y me dijo lo siguiente: “Sr. Embajador, informe a su gobierno que voy a ayudar a su país verificando si se utilizaron armas químicas o no en Alepo. Pero, lo siento, no puedo ayudarle en la identificación de los autores”.

Desde el primer día, ellos ¡sabían quién lo hizo! Pero no quieren revelar la identidad de los autores. Les dijimos: "De acuerdo, sabe qué, señor Secretario General, ayúdenos a verificar si se utilizaron armas químicas o no". Tardaron cuatro meses y once días en enviarnos un equipo de investigación, encabezado por un conocido científico sueco, el Dr. Ake Sellström. A él y al Consejo de Seguridad les tomó cuatro meses y once días, enviar un equipo para investigar si se usaban armas químicas en Alepo. Sabido es que, con este tipo de armas, las huellas se evaporan. No se pueden rastrear después de un par de días, desaparecen.

La Línea Roja de Obama

Más importante aún, después de cuatro meses y once días, el 18 de agosto el Dr. Sellstrom llegó a Damasco y el presidente Obama pronunció el 20 de agosto el discurso en el que señaló la “Línea Roja”. El Dr. Sellstrom estaba en Damasco en ese momento, camino de Alepo para investigar lo acaecido en Khan al-Assal. Todavía estaba en la puerta del hotel, subiéndose al coche, cuando oímos que otro ataque químico tenía lugar a las afueras de Damasco. De repente, casualmente, ¡otro ataque en los suburbios de Damasco! Eso se hizo para desviar la atención de Khan al-Assal hacia otro lugar, porque, desde el principio, no querían que nadie investigara lo que ocurrió en Khan al-Assal. Así que, la mejor manera de hacerlo era desplazar el foco de atención a otro lugar creado a tal fin.
[…]
¿No es paradójico que Obama da su advertencia y dispone su Línea Roja el 20 de agosto, y luego 'casualmente', el día 21 se producen los ataques químicos en los suburbios de Damasco? Como si alguien estuviera tratando de decir, “Sabe, señor Presidente, han cruzado la línea. ¡Hay que castigarlos! Hay matar al presidente Assad de la misma manera que su predecesor mató a Saddam Hussein”. ¿No es de chiste? Quiero decir, ¿quel gobierno sirio utilice armas químicas mientras el Dr. Sellström se haya en Damasco? 
[…]
Como embajador de mi país, me esfuerzo en compartir esta información con los medios de comunicación acreditados ante las Naciones Unidas. ¿Pero saben que? Cada vez que aterrizo en el Consejo de Seguridad, donde suele haber entre 50 y 100 periodistas acreditados de todo el mundo, ¡50 de ellos desaparecen al instante! debido a que no quieren oír, porque saben lo que voy a decir y no quieren informar de ello. Al escucharme, estarían de alguna manera obligados a informar, por lo que el mejor modo de evitarlo es mediante el boicot, no estando allí.

Digo esto porque mucha gente, muchos embajadores ante las Naciones Unidas, vienen y me dicen: “Sabe, Bashar, tiene usted razón. Su gobierno tiene razón, sabemos la verdad, pero no podemos decirla. Usted sí puede, bendito sea, pero nosotros no”. Así que la máscara ha caído. La verdad está ahí. A poco que escarben encontrarán escándalos que tienen lugar en estas Naciones Unidas. No es lugar para mantener la paz y la seguridad, es lugar para demoler la paz y la seguridad, para desestabilizar las sociedades. Es muy fácil, muy fácil destruir un país desde las Naciones Unidas.

Muchas gracias.
______________________________________________


20 mayo, 2017

#ExportandoLaGuarimba 19/05/2017 - MADRID: ¡NO PASARÁN!



Antifascistas se enfrentan en Madrid a La Guarimba golpista


Los Hermanos (Atahualpa Yupanqui) - Mercedes Sosa



Los Hermanos - Atahualpa Yupanqui

Yo tengo tantos hermanos
Que no los puedo contar
En el valle, la montaña,
En la pampa y en el mar
Cada cual con sus trabajos
Con sus sueños cada cual
Con la esperanza delante,
Con los recuerdos detrás
Yo tengo tantos hermanos
Que no los puedo contar

Gente de mano caliente
Por eso de la amistad
Con un lloro pa’ llorarlo
Con un rezo pa’ rezar
Con un horizonte abierto
Que siempre esta mas allá
Y esa fuerza pa’ buscarlo
Con tesón y voluntad.

Cuando parece mas cerca
Es cuando se aleja mas
Yo tengo tantos hermanos
Que no los puedo contar.
Y así seguimos andando
Curtidos de soledad
Nos perdemos por el mundo
Nos volvemos a encontrar.

Y así nos reconocemos
Por el lejano mirar
Por las coplas que mordemos
Semillas de inmensidad.
Yo tengo tantos hermanos
Que no los puedo contar

Y así seguimos andando
Curtidos de soledad
Y en nosotros nuestros muertos
Pa’ que nadie quede atrás.

Yo tengo tantos hermanos
Que no los puedo contar
Y una hermana muy hermosa
Que se llama libertad


18 mayo, 2017

"Antes de expresar nuestra solidaridad, debemos tener claro a quienes y qué es lo que estamos apoyando" - George Ciccariello-Maher


No todos los que se llaman a sí mismos anarquistas son dignos de este nombre

Cuando se trata de las protestas venezolanas de las últimas semanas y meses, la desinformación reinante es suprema. Al igual que liberales y progresistas han sido engañados por hashtags desesperados, como #SOSVenezuela y comparaciones simplistas con Occupy, así también la izquierda radical ha sido tentada por los algunos autodenominados anarquistas venezolanos, en concreto por El Libertario.

Esto no es una crítica al anarquismo en general ni tampoco de todos los anarquistas venezolanos (hablaré de otros más abajo). Siempre he estado muy cerca del medio anarquista y, aunque frustrado por ciertos puntos ciegos del mismo, estoy influenciado por el anarquismo como método de lucha revolucionaria que comprende las contradicciones inherentes del Estado. Sin embargo, el liberal-anarquismo de clase media de El Libertario no representa esa consecuente y revolucionaria visión anarquista, sino su traición. Condescendiente hacia los pobres y totalmente ausente de las luchas concretas, en su lugar se ha aliado con los reaccionarios movimientos de la élite.

En un artículo reciente, publicado en Inglés por Libcom.org y ROAR Magazine, Rafael Uzcátegui (que no debe confundirse con el ex guerrillero del mismo nombre), cabeza visible de El Libertario, no sólo presenta un engañoso informe de las recientes protestas, sino que también proporciona una muy reveladora "perspectiva anarquista" para el "mal informado". Desafortunadamente, nos deja aún peor informados que antes, cercenando cualquier perspectiva anarquista posible. (Si bien este no es momento para diseccionar completamente el libro de Uzcátegui, Venezuela: La Revolución como espectáculo, vamos a decir que -como sugiere el título- es más Debord que Magón o Bakunin.)

Lo engañoso es que Uzcátegui repite las falsedades mediáticas de cómo comenzaron las protestas, alegando la represión policial, cuando la policía sólo actuó en respuesta al ataque del 6 de febrero contra la casa del gobernador en Táchira. Él, acríticamente, informa de detenciones y denuncias de tortura, a pesar de que la mayoría de estos hechos nunca fueron denunciados a los organismos competentes, y que algunos se encuentran bajo investigación. Mientras que, con razón, menciona el papel de los policías en las muertes de los dos manifestantes el 12 de febrero, no menciona que los oficiales responsables fueron detenidos y acusados (el número de funcionarios detenidos por el uso excesivo de la fuerza es, hasta la fecha, de 17).

Él invoca una reiterada frase hecha, que no hay libertad de prensa en Venezuela, pero obvia el hecho de que el periódico más importante de Venezuela, Últimas Noticias (que es simpatizante del gobierno), proporcionó a la investigación en curso el vídeo fundamental que muestra las acciones de los funcionarios de seguridad el 12 de febrero. Él critica la sugerencia del presidente, Nicolás Maduro, de que un golpe de Estado similar al que derrocó brevemente a Hugo Chávez en el año 2002 podría estar en marcha, pero pasa por alto la propia ambigüedad del El Libertario hacia ese mismo golpe cuando sucedió.

Lo revelador, sin embargo, es el hecho de que Uzcátegui se posiciona en El Libertario como "simple espectador" que, condescendiente, culpa a "los bajos niveles de cultura política" de la ausencia de una izquierda realmente independiente. Para cualquiera que ha pasado una sola semana en Venezuela, y en especial para los estadounidenses que hemos vivido mucho tiempo allí, esta última afirmación es totalmente incomprensible, ya que la cultura política de Venezuela, el aluvión constante de vibrante actividad y crítica revolucionaria es a veces abrumadora. Pero esto, junto con la demonización de Uzcátegui de las organizaciones populares revolucionarias (colectivos) así como de los "grupos milicianos", dice mucho de la oposición de El Libertario a las luchas populares, a la voluntariosa actividad de los más pobres y al apoyo de El Libertario a las concepciones de la clase media de los cambios sociales, concepciones que son, en última instancia, cómplices con la derecha.

¿Quiénes son El Libertario?

1. Una organización de clase media…

Como dice un ex miembro, El Libertario está constituido por "esnobs de clase alta “hijitos de papá totales (sifrinos), niños ricos mimados”. El propio Uzcátegui viene de una familia adinerada y se hizo aún más “aburguesado como estudiante de Políticas en la universidad". (Uzcátegui incluso trabajó para el antiguo alcalde de Baruta, en el este rico de Caracas, que no es otro que el líder de la oposición de derecha, Henrique Capriles, antiguo miembro del partido opositor Primero Justicia, financiado por Estados Unidos). Desde luego, el origen no es una maldición, más de un revolucionario ha cometido "suicidio de clase" para unirse a la lucha, pero no es el caso de El Libertario.

2. ...con la política liberal de clase media...

En palabras de un antiguo miembro, El Libertario "opera más como una ONG que como un grupo, no es un movimiento de base", y esto no debería sorprender ya que sus miembros tienen estrechas relaciones con ONG’s liberales de derechos humanos, como Provea, donde trabaja Uzcátegui. Mientras que los revolucionarios de todo el mundo son cada vez más conscientes de las limitaciones e incluso del peligro que hoy puede conllevar el discurso de los derechos humanos, estratégicamente cooptados en los últimos años por las fuerzas de derecha en todo el mundo.

Limitaciones inherentes a los derechos humanos aparte, Uzcátegui y PROVEA han ido más lejos en las últimas semanas haciendo circular denuncias unilaterales del gobierno de Maduro, pero sin mencionar las muchas muertes a manos de los opositores. De modo que, no tendrás ni idea de que dos motociclistas han sido decapitados por el alambre de púas dispuesto a tal efecto, o de los transeúntes atacados e incluso asesinados al cruzar las barricadas para ir a trabajar. Afortunadamente, defensores de derechos humanos, algunos de ellos antiguos miembros de PROVEA y Amnistía Internacional, han denunciado recientemente este uso manipulador del discurso de los derechos humanos.

3. ...que defiende el liderazgo de la clase media...

Más sorprendente aún es que, en un país en el que la mayoría pobre –tanto la clase obrera tradicional como los sectores más desfavorecidos– se ha vuelto cada vez más organizada y revolucionaria, Rodolfo Montes de Oca, de El Libertario, apoya, incluso abiertamente, la idea de que es la clase media la que debe dirigir la lucha. En un artículo repleto de las obligadas referencias al "contrapoder" y de citas de Graeber y Holloway, nos encontramos con la sorprendente sugerencia de que "la clase media con educación universitaria, y tal vez los dueños de pequeños medios de producción y los proveedores de servicios, son los más preparados para asumir el liderazgo dentro de las organizaciones y movimientos sociales emergentes, ya que sus necesidades básicas están cubiertas y su autonomía no correrá peligro [hipotecada]"

La elección de dichas palabras por Montes de Oca es reveladora, pues por hipotecada se refiere literalmente a las hipotecas, lo cual da a entender que los pobres simplemente venderán sus lealtades políticas al mejor postor. En Sobre la revolución, Hannah Arendt argumentó que la Revolución Francesa estaba condenada al fracaso por "la necesidad y la pobreza", ya que sus partidarios fueron extraídos de "la multitud de los pobres". Y aquí tenemos a los llamados "anarquistas" esgrimiendo el mismo cansino argumento: los pobres, al parecer, no son de fiar para dirigir sus propias luchas sociales a causa de sus estómagos vacíos. En palabras de un crítico, El Libertario aspira a ser, "El jefe en el lugar de trabajo y el jefe en la revolución".

4. ...que está ausente de las luchas populares...

Como resultado de esta composición de ideología liberal de clase media y el énfasis en su liderazgo, no es de extrañar que El Libertario estuviera ausente de las luchas populares de base y, en cambio, cada vez más aliado con la clase media y la lucha de estudiantes conservadores de las universidades de élite y privadas. En palabras de un antiguo miembro, El Libertario "nunca ha tenido presencia en el barrio", y cuando en el pasado se intentaron pequeños proyectos, su método vanguardista de trabajo –con el que trataron de iluminar a los pobres–, era de "auto-aislamiento" en la práctica. De manera similar, otros anarquistas venezolanos insisten en que a El Libertario "nunca se le ha visto por las comunidades en lucha." Incluso los simpatizantes de El Libertario han señalado que "su presencia es casi marginal en muchos sectores clave de la lucha social", una caracterización que se ajusta a la admisión de Uzcátegui de que son "simples espectadores."

Por ejemplo, cuando en 2004 las organizaciones revolucionarias dedicadas a la acción directa derriban una estatua de Colón en Plaza Venezuela en nombre de la descolonización, algunos fueron detenidos y Chávez denunció a los organizadores como "anarquistas." En lugar de participar en la acción o mostrar solidaridad con los detenidos, El Libertario optó por burlarse de dicha acción –revelando así su vieja obsesión– calificándola de simple espectáculo, y culpó a los arrestados por su ingenuidad al suponer que el gobierno los apoyaría. En la compleja dialéctica del proceso revolucionario, vale la pena señalar que a pesar de la denuncia inicial de Chávez, estas y otras acciones directas radicales empujaron al gobierno bolivariano a enfatizar el genocidio indígena y, finalmente, a declarar el 12 de octubre como "Día de la Resistencia Indígena".

Tras una acción combativa similar, en el aniversario del Caracazo de 2008, acción que Chávez volvió a tildar de "anarquista", de nuevo El Libertario no expresó su solidaridad, pero en cambio emitió un comunicado insistiendo en que Chávez no sabía lo que significaba esa palabra. Según los participantes, era evidente que Chávez había "tocado su palabra sagrada" y no podían permitir que nadie fuera acusado de anarquismo tergiversando el lema de la acción –"no queremos que nos gobiernen: queremos gobernar"– como una mera demanda de poder estatal.

5. ...más inclinada a unir sus fuerzas con la derecha...

La lista sigue y sigue: mientras los revolucionarios (que apoyaron a Chávez) fueron reprimidos por la Guardia Nacional durante su participación en una caravana de 2008 en apoyo a los derechos indígenas Yukpa, El Libertario, desaparecido a pesar de su supuesto apoyo a la lucha Yukpa, estaba en cambio en las calles con los estudiantes de la clase media, defendiendo la estación de televisión de la derecha RCTV. Todo esto apunta a una tendencia preocupante: en lugar de sumergirse en las luchas populares revolucionarias, El Libertario se ha movido cada vez más hacia las luchas estudiantiles de tendencia derechista. Esta tendencia se ha visto confirmada en las últimas semanas, cuando miembros de El Libertario han celebrado abiertamente el movimiento de protesta de una clase media mayoritariamente de derecha. Uzcátegui ha ido tan lejos –de acuerdo con sus tweets–, como para confundir esta multitudinaria clase media (que otros "libertarios" argumentan es hegemónicamente fascista) con la multitud de la red, de esta manera comete el error cardinal de olvidar que para el viejo Antonio Negri, la multitud es sobre todo un "concepto de clase."

6. ...debido a una caricaturesca política de "lucha a tres bandas"...

A El Libertario le gusta posicionarse igualmente en contra del chavismo como de la derecha. Si bien esto evoca de alguna manera la lógica de la "lucha de tres vías" o "lucha tripolar", lo hace de manera burda y caricaturesca (aunque, seamos realistas, la lucha de tres vías es ya de por sí ridícula y caricaturesca). Esto fue tan claro durante el golpe de derecha de abril de 2002 como lo es hoy: confrontado a un golpe de Estado que no sólo derrocó a Chávez, sino también la progresiva Constitución de 1999, que dejó decenas de muertos en las calles antes de ser neutralizado por la rebelión popular, El Libertario volvió a quedar almargen, sin querer siquiera condenar este asalto fascista contra el pueblo. (Las ediciones 26 y 27 de El Libertario, publicadas en la época del golpe, están convenientemente incluidas en el archivo web, pero yo mismo he entrevistado a ex miembros que dejaron El Libertario tras esta "posición reaccionaria").

7. ...haciendo cualquier perspectiva revolucionaria de masas imposible.

Uzcátegui insiste en que "la Izquierda Independiente Revolucionaria de Venezuela” (sectores anarquistas que siguen a Trotsky, Marx, Lenin y Guevara) son "simples espectadores", pero ¿qué pasa con los socialistas revolucionarios como la corriente Marea Socialista? ¿Qué pasa con los militantes anarquistas libertarios revolucionarios como Roland Denis, que en lugar de admirar la creatividad cibernética de estos manifestantes nos insta a tomar medidas radicales para "desactivar el fascismo"? ¿Y qué hay de los guevaristas revolucionarios, como la nueva corriente Guevarista Bolivariana actual, o el Colectivo La Piedrita, uno de los colectivos populares al que Uzcátegui tacha de ser una milicia ciegamente chavista, a pesar de que eran décadas anteriores a Chávez y con frecuencia se enfrentaron al gobierno en la práctica.

En lugar de buscar humildemente una base en el trabajo de masas, El Libertario insiste condescendientemente en que si las masas no se unen a ellos, tanto peor para las masas. En consecuencia, tilda a los que discrepan de oficialistas, de partidarios del gobierno, en un intento de borrar la historia real de la autonomía revolucionaria dentro del movimiento bolivariano. Así, mientras que El Libertario cotorrea los cansinos mantras de la oposición de que no hay libertad de prensa en Venezuela (que es una mentira descarada, por cierto), no tiene en cuenta el florecimiento de los medios de comunicación populares de base en los últimos años, así como el hecho de que los revolucionarios estaban exigiendo que los medios de comunicación fuesen “privados ni estatales". Según El Libertario, cualquiera que apoye el proceso bolivariano o entienda que vale la pena defenderlo a pesar de sus limitaciones y defectos, es un vendido y un peón.

Pero esta visión no es revolucionaria, ni anarquista. Cualquier revolución anarquista será un fenómeno de masas basado en la clase o no será nada en absoluto. Esto no significa que anarquistas y antiautoritarios deban simplemente criticar la línea chavista, sino involucrarse directamente en la construcción de movimientos, espacios y rupturas revolucionarias dentro y contra la corriente principal del movimiento bolivariano, como han estado haciendo miles de revolucionarios venezolanos por años, si no décadas.

¿Quieren los auténticos anarquistas ponerse en pie, por favor?

Mientras que el anarquismo A nunca ha sido una fuerza importante en Venezuela, el anarquismo liberal de El Libertario no goza del monopolio del término, como le gustaría hacernos creer. Un buen ejemplo fue la Federación Anarquista Revolucionaria deVenezuela (FARV), que, desgraciadamente, se disolvió el año pasado. El FARV representó la voz de revolucionario descolonizador, el anarquismo de lucha de clases en Venezuela, pero como la mayoría de los movimientos no de clase media, su voz no fue amplificada por libros traducidos o giras estadounidenses, y por lo que dejo aquí algunas citas de la FARV, para compensar.

En un artículo de 2012, Luis, de la FARV, proporciona un análisis exhaustivo de los "absurdos de El Libertario" y, rechazando los intentos de El Libertario de “acaparar” y “monopolizar" el nombre de anarquismo, esbozó los parámetros de una verdadera alternativa revolucionaria anarquista. Esta alternativa parte de un firme rechazo de la ideología y liderazgo de clase media que define El Libertario. Observando que "siempre hemos estado bajo el liderazgo de las clases privilegiadas", la FARV insiste en que mantener el liderazgo de la clase media es mantener la reproducción tradicional del sistema por el cual las instituciones académicas legitiman a los "predestinados a guiar al país ... esto es exactamente lo mismo que el discurso de oposición que habla de una llamada meritocracia, cargada de racismo, clasismo, liberalismo, colonialismo y fascismo".

Además, sugerir que aquellos que poseen los medios de producción son los líderes legítimos de movimiento es "validar la explotación, la diferencia y los privilegios en lugar de combatirlos, razón por la que, a nuestro entender, somos anarquistas. Proudhon declaró que ‘la propiedad es el robo, y por lo tanto, la pequeña propiedad es un pequeño robo, una pequeña acción parasitaria". Peor aún: celebrar abiertamente los orígenes de clase media abrazando su política es contribuir al descrédito del anarquismo mismo reforzando la más antigua caricatura del mismo: “que el anarquismo es una ideología pequeñoburguesa". Para la FARV:
Los anarco-liberales [de El Libertario] son parte de la clase media y orgullosos de ello, por lo que sabemos que nunca van a trabajar en contra de sus propios intereses ... [Pero] por suerte, el movimiento popular no permite a nadie actuar en su nombre, y mucho menos a la clase media. Afortunadamente, los movimientos sociales no son lo mismo que el movimiento popular. Afortunadamente, el movimiento popular sigue avanzando hacia formas colectivas de liderazgo.
La posición correcta hacia estos movimientos populares no es, pues, la pasividad del “simple espectador”, como es el caso de Uzcátegui, y la FARV rechaza la lucha de las tres vías en la medida en que representa "la postura iluminada"... vía contemplativa que no participa en las luchas, pero que pretende dar las órdenes, ya que se cree en posesión de una luminosa verdad. Un ‘anarquismo’ arrogante y autoritario que no compartimos".

La FARV "se expresa desde la posición de las luchas populares concretas. Es de esta diferencia que se derivan todas las otras diferencias. Ellas difunden ideas libertarias “no sólo con la palabra, sino con la acción cotidiana constructiva junto a los hijos del pueblo. Con humildad y en igualdad de condiciones, ya que hay mucho que aprender de las comunidades en lucha". Como la FARV reconoció en un comunicado de 2012, posicionarse junto a las comunidades concretas en la lucha no es oponerse al proceso bolivariano –entendido como algo que comenzó mucho antes de Chávez y que continuará mucho tiempo después de él–, sino abrazar aspectos de ellas mientras se presiona en direcciones cada vez más revolucionarias:
Nuestra lucha es por el comunismo libertario, por lo que no estamos dispuestos a volver a un "estado de cosas" en el que: seremos perseguidos, donde los medios alternativos serán cerrados, donde las tierras y negocios bajo control comunal serán devueltos a los grandes terratenientes y empresarios, donde habrá violaciones sistemáticas de los derechos humanos, donde desaparecerán los instrumentos jurídicos que pueden ayudar a la causa popular [es decir, la Constitución de 1999] y la futura construcción de espacios comunitarios verdaderamente horizontales y de asamblea... para retroceder a un pasado que, apenas disimulado, aguarda una reacción fascista.
En lugar de ello, desde esta posición concreta en las luchas populares, la FARV abraza un tipo diferente de tres vías de lucha:
Estamos igualmente en contra de aquellas posiciones supuestamente "izquierdistas" que quieren que creamos que "esto es más de lo mismo" así como estamos en contra de aquellos acomodacionistas que insisten en que "ésta es una verdadera revolución"... y aún más de ciertas ‘personalidades’ que se refugian en las ideas anarquistas (y en ciertas posiciones trotskistas) para encubrir el hecho de que hablan desde una perspectiva burguesa para así invisibilizar las luchas y los procesos de cambio ... También decimos a estos anarquistas convertidos en vendedores ambulantes, comerciantes y turistas de ideas, que el fascismo no pasará.
Esto no significa que el Estado no sea poderosamente peligroso y contradictorio, por supuesto: según la FARV, "ningún Estado es revolucionario", pero "como anarquistas sabemos que este proceso... se constituye como una tarea colectiva y común del pueblo venezolano, y por ello el anarquismo sólo puede ser construido a través de la lucha colectiva de las masas, por razones tanto defensivas (evitando la represión) como ofensivas (reivindicando espacios nuevos abiertos por el proceso), esta lucha de masas emerge a través del proceso bolivariano (aunque en una relación tensa y a menudo conflictiva con el gobierno). Esto significa resistir las solidaridades automáticas y los sofocantes confines de una “anarquismo” que se limita a aquellos autodenominados anarquistas
En el momento actual existen muchos ejemplos de espacios que, si bien no se definen a sí mismos como anarquistas, están sin embargo involucrados en prácticas libertarias cotidianas: comunidades que poseen cierto grado de producción social, autogobierno y autodefensa... (como el 23 de Enero, Colectivo Alexis Vive, Colectivo Montaraz, entre otros).
El Libertario, fiel a sus antecedentes y a su política de clase, "temen más al chavismo y la revolución que al fascismo, la oligarquía y la derecha venezolana con la que marchan alegres". De modo que, no es de extrañar que estos colectivos celebrados por la FARV por su actividad tácitamente anarquista, sean los mismos colectivos que hoy día son demonizados por una temible burguesía, así como por sus colaboradores “anarquistas” que imitan a las élites en su denuncia de los "grupos milicianos".

La respuesta del FARV a extraños compañeros de cama de derecha de El Libertario es contundente:
No, no tenemos nada en común con la burguesía. El Libertario y las FARV no son lo mismo. Es muy diferente decir "movimientos sociales" (es decir, ONGs y fundaciones), a decir "movimiento popular" (colectivos y grupos de trabajo, frentes campesinos, movimientos de ocupación de tierras, movimientos indígenas, comités de salud, comités de tierras, etc.). Bakunin tiene razón, la clase media es una cosa, con sus aspiraciones y presunciones; Los hijos del pueblo con sus luchas, sueños y victorias son enteramente otra cosa... Como hijos del pueblo no esperamos nada de la clase media, y mucho menos su liderazgo... Elegimos no estar del lado de una clase que teme la revolución... 
Preferimos estar con el movimiento popular, con su temperamento rebelde, desobediente e ingobernable; con sus experimentos autogestionados, con sus pasos hacia el socialismo, con sus anhelos libertarios y su intuición anarquista... necesitamos buscar [este impulso anarquista], no en la clase media, no en los comunicados de la burguesía, no en la Internet o en los discursos oficiales de los profesores universitarios, no en la televisión o en las declaraciones o acciones de Chávez, sino en los barrios, en las comunidades en lucha, en el corazón del movimiento popular.
En Nosotros Creamos a Chávez, escribí que "con demasiada frecuencia, las discusiones de la Venezuela contemporánea giran alrededor de la figura del presidente venezolano. Ya sea de los opositores de la derecha conservadora o de la izquierda anarquista o los partidarios entre ellos, la miopía es la misma". Del mismo modo, las FARV argumentan que:
Los acólitos centristas de Chávez, ya sean chavistas o de la oposición, comparten la determinación de circunscribir todo en la figura de Chávez, ya sea negando los logros del proceso bolivariano y diciendo que todo lo malo es debido al zambo de sus pesadillas, o fomentando la idea de que estos logros son los dones del poder o el resultado de la benevolencia de Chávez. 
Nosotros, por el contrario, consideramos que estos logros son el producto de las luchas históricas del movimiento popular, que nos han costado y siguen nos costando sangre y sacrificio... A pesar de El Libertario, junto con la oposición de derecha y el rojo [chavista] intento de la burocracia para borrar todos los rastros de la autonomía de la acción popular, los hijos del pueblo van a seguir organizándose, oirán nuestras voces con más frecuencia y tendrán que acostumbrarse a ver nuestras caras.
No todos los que se llaman a sí mismos anarquistas son dignos de este nombre, y antes de que los revolucionarios en los Estados Unidos o en cualquier otro lugar vuelvan a publicar artículos, traduzcan libros u organicen viajes y conferencias, debemos tener claro lo que estamos apoyando. Especialmente en América Latina, además, debemos estar atentos a los miles que se dedican a la actividad anti-estatal revolucionaria que ni siquiera se llaman a sí mismos "anarquistas". Apoyar a anarquistas liberales de clase media como El Libertario es estar en contra de la revolución, contra las luchas populares concretas de los venezolanos y venezolanas pobres, e incluso contra el anarquismo mismo.

Traducido por Arrezafe.

Versión original en inglés:

Artículos relacionados


Mientras El Libertario solo lloriquea tardíamente por Internet y por su periódico, el movimiento popular, al que ellos desdibujan con el mote derechista de “oficialismo”, realiza acciones concretas y contundentes.



Periódico El Libertario de Venezuela: El “anarquismo” de derecha al servicio de la burguesía y el intervencionismo.