23 febrero, 2024

"Cuando el colonizado oye un discurso sobre la cultura occidental, saca su machete" — Frantz Fanon

 

Policías británicos custodiando a detenidos del Mau Mau.

"Cuando el colonizado comienza a presionar sus amarras, a inquietar al colono, se le envían almas buenas que, en los "Congresos de cultura" le exponen las calidades específicas, las riquezas de los valores occidentales. Pero cada vez que se trata de valores occidentales se produce en el colonizado una especie de endurecimiento, de tetania muscular. En el periodo de descolonización, se apela a la razón de los colonizados. Se les proponen valores seguros, se les explica prolijamente que la descolonización no debe significar regresión, que hay que apoyarse en valores experimentados, sólidos, bien considerados. Pero sucede que cuando un colonizado oye un discurso sobre la cultura occidental, saca su machete o al menos se asegura de que está al alcance de su mano.


La violencia con la cual se ha afirmado la supremacía de los valores blancos, la agresividad que ha impregnado la confrontación victoriosa de esos valores con los modos de vida o de pensamiento de los colonizados hacen que, por una justa inversión de las cosas, el colonizado se burle cuando se evocan frente a él esos valores. En el contexto colonial, el colono no se detiene en su labor de crítica violenta del colonizado, sino cuando este último ha reconocido en voz alta e inteligible la supremacía de los valores blancos. En el periodo de descolonización, la masa colonizada se burla de esos mismos valores, los insulta, los vomita con todas sus fuerzas.


Ese fenómeno se disimula generalmente porque, durante el periodo de descolonización, ciertos intelectuales colonizados han entablado un diálogo con la burguesía del país colonialista. Durante ese periodo, la población autóctona es percibida como masa indistinta. Las pocas individualidades autóctonas que los burgueses colonialistas han tenido ocasión de conocer aquí y allá no pesan suficientemente sobre esa percepción inmediata para dar origen a matices. Por el contrario, durante el periodo de liberación, la burguesía colonialista busca febrilmente establecer contactos con las "élites". Es con esas élites con las que se establece el famoso diálogo sobre los valores. La burguesía colonialista, cuando advierte la imposibilidad de mantener su dominio sobre los países coloniales, decide entablar un combate en la retaguardia, en el terreno de la cultura, de los valores, de las técnicas, etc. Pero lo que no hay que perder nunca de vista es que la inmensa mayoría de los pueblos colonizados es impermeable a esos problemas. Para el pueblo colonizado, el valor más esencial, por ser el más concreto, es primordialmente la tierra: la tierra que debe asegurar el pan y, por supuesto, la dignidad. Pero esa dignidad no tiene nada que ver con la dignidad de la "persona humana". Esa persona humana ideal, jamás ha oído hablar de ella. Lo que el colonizado ha visto en su tierra es que podían arrestarlo, golpearlo hambrearlo impunemente; y ningún profesor de moral, ningún cura, vino jamás a recibir los golpes en su lugar ni a compartir con él su pan".


Frantz Fanon, fragmento extraído de (pdf) Los condenados de la tierra (1961)



22 febrero, 2024

El complejo militar-industrial de EEUU en plena crisis — Dmitry Orlov

 



01/08/2019 - Traducción del inglés: Arrezafe


Inserto en la vasta burocracia del Pentágono existe un grupo de agencias consultoras encargadas de monitorear el estado general del complejo militar-industrial y su capacidad para cumplir con los requisitos estratégicos de la defensa nacional. La Oficina de Adquisiciones y Mantenimiento y la Oficina de Política Industrial gastan unos 100.000 dólares anuales en la elaboración del Informe Anual al Congreso. Dicho informe está (o al menos estaba) disponible para el público en general. El último informe sorprendió a especialistas militares de otros países, incluyendo a los expertos rusos que habitualmente lo examinan con detención. Examinando este último, los rusos se lo han pasado muy bien.


Digan lo que digan, hoy los gobernantes de Rusia quieren la paz (El país sufrió en su propio territorio los devastadores efectos de las dos últimas guerra mundiales). Pero, al parecer, Estados Unidos quiere la guerra (sus dirigentes siguen haciendo gestos amenazadores contra una larga lista de naciones que se niegan a cumplir sus órdenes o simplemente no comparten sus “valores universales”).


Sin embargo, ahora resulta que las amenazas (y las sanciones económicas) son casi de lo único que Estados Unidos dispone, y ello a pesar de los niveles astronómicos de sus presupuestos militares.


Antes de comentar el informe es importante tener en cuenta que el documento es una auditoría, es decir no tiene como propósito convencer a los legisladores de ningún proyecto determinado. Esta peculiaridad lo hace más valioso que los habituales informes del Pentágono, los cuales siempre han tenido como objetivo obtener dinero, y por lo tanto estas repletos datos exagerados y poco transparentes.


Sin lugar a dudas, el secretismo y el engaño juegan un papel importante en los informes de defensa en todo los países, sin embargo, en este caso pareciera que las consultoras, al analizar la situación y formular las recomendaciones, no han querido o no han podido esconder la magnitud de los problemas existentes en el complejo militar-industrial.


Los expertos de INDPOL evalúan el complejo militar-industrial de los EEUU, con criterios... ¡basados en el mercado!


El primer aspecto que llamó la atención a los analistas rusos es que los resultados de la eficacia del complejo militar-industrial de los EEUU se evalúan en función de su rentabilidad. El estupor de los analistas rusos se debe a que en Rusia el complejo militar-industrial depende del Estado y trabaja exclusivamente para defender los intereses de la nación, cualquier otra cosa es considerada traición.


Al contrario, en Estados Unidos (según INDPOL) las industrias militares no sólo deben producir armas para el Pentágono, sino también deben maximizar su ganancias para ofrecer rentabilidad a los inversores privados.


De acuerdo a este criterio, el sistema está funcionando correctamente: en 2017, el margen bruto de ganancia (EBITDA) para los contratistas osciló entre el 15 y el 17 por ciento, y en algunos casos (Transdigm, por ejemplo) obtuvo más de un 42 por ciento de beneficios.


Los especialistas en defensa creen que esta es la clave del “problema” del complejo militar-industrial estadounidense: los contratistas de dicha industria están facultados legalmente y forzados por el “mercado” a obtener beneficios para sus accionistas. De hecho, el Pentágono se abastece totalmente a través de una extensa cadena suministros de “contratistas privados”, los cuales, sin excepción, tratan de maximizar ingresos. Es decir, todos trabajan por lucro.


Esto, por cierto, explica el concepto de “guerras lucrativas”, algo que también debería llamarse “corrupción sistémica”.


El “problema” se multiplica para las arcas del estado


Más de 28.000 compañías están involucradas en el negocio de las armas, pero los contratistas de primer nivel son solo seis: Lockheed Martin, Northrop Grumman, Raytheon, General Dynmics, BAE Systems y Boeing. El resto están organizados en una pirámide de subcontratas con varios niveles jerárquicos, cada uno de los cuales hace todo lo posible por alcanzar el nivel superior.


El “problema” es que el mercado –cuyo requisito básico es la rentabilidad– resulta ser incompatible con el gasto y las inversiones en defensa. ¿Porque? Porque el gasto en defensa es cíclico, con largos y costosos intervalos de investigación y de desarrollo tecnológico.


Para sortear esta dificultad “estructural del gasto“, los Big Six [los Seis Grandes] han hecho importantes recortes en las investigaciones militares a favor de una expansión de su producción con fines civiles. Y como en una economía de mercado las compañías crecen o son absorbidas, el sistema ha precipitado decenas de fusiones y adquisiciones. El resultado ha sido un fuerte debilitamiento de la innovación del sector por otras potencias altamente especializadas.


El informe analiza 17 grandes sectores militares y su conclusión es preocupante: el Pentágono sólo tiene opción de compra en un tercio de dichos sectores. Esta limitación esta provocando un deterioro de la calidad de los productos y un aumento artificial de los precios, afectando especialmente a la Armada, las fuerzas terrestres, la fuerza aérea, la electrónica, las armas nucleares y la tecnología espacial.


A pesar de su extraordinario poder industrial y financiero, el Pentágono se enfrenta a más de un problema insoluble. Concretamente, hoy los Estados Unidos tienen sólo un astillero capaz de construir portaaviones nucleares (está ubicado Virginia y es de propiedad de “Northrop Grumman Newport” y de “News Shipbuilding Newport”).


En teoría, podrían funcionar tres astilleros en paralelo, pero dos están ocupados por los portaaviones que requieren mantenimiento. Pero esta no es el la única dificultad. Sólo un astillero está capacitado para construir submarinos nucleares, destructores y otros tipos de embarcaciones militares.


La situación es algo mejor con respecto a la fabricación de aviones. Las plantas que existen pueden producir 40 aviones al mes, pero podrían producir 130 en caso de conflicto.


Estados Unidos no ha construido un nuevo tanque desde hace 15 años


Por otro lado, la situación respecto a los tanques y la artillería es absolutamente sombría. Según el informe, la industria militar ha perdido por completo la capacidad de construir una nueva generación de tanques. En los últimos 15 años, los estadounidenses no han producido ni un solo tanque de nueva generación, y aunque continúan modernizando los antiguos, la tasa no supera los 100 al año.


En ese caso, el problema no es la falta de factorías. El problema es que los actuales ingenieros del complejo militar-industrial nunca han diseñado un tanque y no tienen de quien aprender, sólo conocen los tanques modernos a través de películas videojuegos. En cuanto a la artillería, solo queda una instalación que pueda producir munición de más de 40 mm.


Para los auditores, la situación es similar en todos los ámbitos de la defensa, aunque es mejor en las tecnologías de origen civil, es significativamente peor en las especializadas del ámbito militar.


El costo total para el equipamiento militar aumenta año tras año y, por razones presupuestarias, se adquieren cada vez menos equipos. Debido a esta tendencia, la industria de la defensa esta perdiendo no sólo su personal calificado, sino también su capacidad productiva.


Los expertos de INDPOL estiman que el déficit en maquinaria y herramientas ha alcanzado el 27 por ciento durante el último cuarto de siglo, periodo en el que Estados Unidos ha dejado de fabricar una amplia variedad de equipos. La mitad de estos equipos sólo pueden importarse de aliados o naciones amigas, para el resto del armamento solo hay una fuente: China.


Analizando las cadenas de suministro de los 600 tipos principales de armas, el informe señala que un tercio son prácticamente inútiles, mientras que otro tercio se ha comprobado que son inservibles. La clave de este desastre es que en la pirámide de subcontratas los fabricantes de componentes casi siempre están relegados al nivel más bajo.


A pesar de todo, Estados Unidos todavía es capaz de fabricar armas (y compensar las pérdidas en conflictos localizados y de baja intensidad), pero en caso de un conflicto serio (contra cualquier nación bien armada) el Pentágono debería recurrir a sus reservas de artillería y material de repuesto.


Jaqueados también en armamento estratégico


Una situación análoga impera en el ámbito de elementos militares producidos mediante “tierras raras” y otros materiales electrónicos. Al ritmo actual de consumo, las reservas acumuladas de estos materiales (indispensables para producir misiles y tecnología espacial, incluyendo los satélites) sólo cubren los próximos cinco años.


El informe subraya la grave situación en el sector de las armas nucleares estratégicas. Casi toda la tecnología para comunicaciones, objetivos, cálculos de trayectoria y armado de ojivas ICBM se desarrolló en los años sesenta y setenta.


A día de hoy, los datos aún se cargan desde disqueteras de 5 pulgadas que se produjeron por última vez hace 15 años. No hay repuestos para estos dispositivos y el personal que los diseñó está jubilado y “cultivando el jardín”. La elección supone comprar pequeñas partidas, producidas a un costo exorbitante, o desarrollar desde cero todo los componentes de la tríada estratégica a un costo que se acerca a tres presupuestos anuales del Pentágono.


Hay múltiples problemas específicos en cada uno de los sectores descritos en el informe, pero el principal es la pérdida de personal técnico cualificado y de ingeniería debido al bajo nivel de pedidos y a la falta de innovación.


La situación es tal, que el Pentágono no ha podido desarrollar los nuevos productos provenientes de centros de investigación como DARPA. Para atender toda una serie de especialidades fundamentales hay menos de tres docenas de especialistas capacitados y con experiencia.


Se prevee que esta situación continúe deteriorándose, dado que la cantidad de personal empleado en el sector disminuirá entre un 11 y 16 por ciento en la próxima década, principalmente debido a la escasez de jóvenes calificados capaces de reemplazar a los que se han jubilado.


Para entender el singular carácter de la industria militar, nos puede servir este ejemplo: el F-35 está casi terminado y, teóricamente, no habría necesidad de desarrollar un nuevo caza a reacción hasta 2035-2040. ¿Que será del personal cualificado de aquí al 2040? Bueno, si no es destinado a un sector similar quedará inactivo y, lógicamente, su nivel de competencia disminuirá. ¿Que empresa privada está dispuesta a sobrellevar las perdidas derivadas?: ninguna.


Aunque en este momento los Estados Unidos siguen liderando los gastos en defensa (aproximadamente el 36% de todo el gasto militar de todo el mundo), su economía ya no es capaz de sostener el crecimiento tecnológico.


En tiempos de “paz relativa”, Estados Unidos figura como el líder en tecnología militar, sin embargo ya no cabe ninguna duda de que los cimientos de su supremacía se ha erosionado gravemente. Los resultados están a la vista:


• EEUU amenazó a Corea del Norte con una acción militar. Luego se vio forzado a retractarse porque el Pentágono advirtió que, por el momento, no tiene capacidad para afrontar una guerra contra Corea.


• EEUU amenazó a Irán con una acción militar. Ahora, se han visto obligados a retractarse y están apostando (silenciosamente) por la vía diplomática.


• EEUU ha perdido la guerra en Afganistán contra los talibanes.


• Los países lacayos del Golfo Pérsico (Arabia Saudita entre otros) agredieron brutalmente a Yemen dando lugar a un desastre humanitario. Pero no han podido ganar la guerra, pese al armamento y la asesoría norteamericana.


• Las acciones de EEUU, en Siria han resultado infructuosas. Finalmente se ha consolidado en el poder el gobierno Sirio y la influencia Rusia, Irán y Turquía en la región ha mejorado considerablemente.


• Turquía, el segundo país con mayor poder militar de la OTAN, ha comprado a Rusia el sistema de defensa antiaéreo S-400. La alternativa ofrecida por Estados Unidos es el sistema Patriot, que es el doble de caro y se ha mostrado realmente ineficaz.


Todo ello apunta a un hecho: EEUU ya no es “la potencia militar dominante y sin rival”. Lo cual es una buena noticia para el mundo, al menos por las siguientes razones.


Primero, EEUU es, con mucho, el país más beligerante del planeta; han invadido a decenas de naciones y siguen ocupando muchas de ellas. Si su capacidad militar se debilita, la posibilidad de consolidar la paz aumentará.


En segundo lugar, el Pentágono no es más que una cloaca repleta de fondos públicos y de corrupción, por tanto, un gobierno razonable debería tarde o temprano restringir su financiamiento.


En dichas hipotéticas circunstancias, la ciudadanía estadounidense podría exigir que ese dinero que actualmente engorda a corruptos y especuladores de la guerra, se destinara a la construcción de carreteras, puentes, escuelas y gasto social. (Claro que lo más probable es que ese dinero se dedique a pagar los intereses de la descomunal deuda estadounidense contraída con… China).


En tercer lugar, y no menos importante, si así ocurriera, los políticos estadounidenses perderían la capacidad de manipular a una población a la que mantienen en un estado de ansiedad permanente por la «seguridad nacional».


Estados Unidos, que goza de una «seguridad natural» (océanos al este y oeste, naciones amigas al norte y al sur)océanos) no necesita ninguna defensa excepcional. Tal vez el sur requiera algo de vigilancia, que puede ser cubierta a nivel federal o por algunos de esos, siempre predispuestos, “chicos buenos” de gatillo fácil para con los “no blancos”.


Una vez que el primate de la “defensa nacional” deje de despilfarrar la friolera de 1,7 trillones de dólares en gasto militar innecesario, los estadounidenses podrán trabajar menos, divertirse más y sentirse menos agresivos, ansiosos, deprimidos y paranoicos.


Por último, sería maravilloso ver a los especuladores de la guerra reducidos a raspar sus bolsillos para vivir... como la mayoría.


Todo lo que el Pentágono ha producido durante demasíado tiempo es miseria, cuyo término técnico es “desastre humanitario”.


Observemos –con ojos libres de intoxicación mediática– las consecuencias de las guerras de Estados Unidos en Serbia / Kosovo, Afganistán, Irak, Libia, Siria y Yemen. Solo veremos miseria. Miseria para la población de esos países y miseria para los estadounidenses que perdieron a sus familiares o que los vieron regresar mutilados y con graves trastornos postraumáticos.


Sería de justicia que la terrible y destructiva miseria ocasionada por las guerras, se volviera en algún momento contra aquellos que las provocan y se benefician de ellas.



19 febrero, 2024

16 febrero, 2024

Las campanas doblan por ti — John Donne

 


¿Quién no presta oídos a una campana cuando por algún hecho tañe?

¿Quién puede desoír esa campana cuya música lo traslada fuera de este mundo?

Ningún hombre es una isla entera por sí mismo.

Cada hombre es una pieza del continente, una parte del todo.

Si el mar se lleva una porción de tierra, toda Europa queda disminuida, como si fuera un promontorio, o la casa de uno de tus amigos, o la tuya propia.

Ninguna persona es una isla; la muerte de cualquiera me afecta, porque me encuentro unido a toda la humanidad; por eso, nunca preguntes por quién doblan las campanas; doblan por ti.





14 febrero, 2024

Los intelectuales "progre", en sus dos alas — Alfonso Sastre

 


En realidad, yo siempre he mirado con muchas reservas a la ralea –llamémosla así (casta, linaje)– de los intelectuales "progre", en sus dos alas, la izquierdista y la que se situaba en un equilibrio intelectual muy respetable; de las cuales ha prosperado esta, la "bienpensante"; pero que coincidían las dos en la sustitución del pensamiento por un sistema de tics automáticos que convertían a los intelectuales y artistas más "libertarios" y "justicieros" en, de hecho, repetitivos autómatas que respondían siempre con la misma canción: una y otra ala respondían por tics, ya el de la radicalidad ultra, ya el de la gran tolerancia filosófica; ya el del socialismo revolucionario, ya el de la democracia a ultranza; ya el de la sangre y el fuego, ya el de la pacificación; ya el de la rotura inmediata del sistema capitalista, ya el de una democracia reformadora de las injusticias; ya el del cambio inmediato y radical de las estructuras, ya el del proceso o curso democrático a una situación de "progreso y modernidad".


Como digo, la segunda opción es la que ha prosperado cuando no ha sido abandonada también por sus propulsores intelectuales para instalarse decididamente en el poder de la derecha española sin máscaras o débilmente enmascarada. Recuerdo que entonces, como ahora, se apretaba una tecla y se oía lo único que se podía oír de aquellos intelectuales rezagados y tórpidos mientras ocurría lo que estaba ocurriendo al margen de sus categorías. Es como ahora: se aprieta una tecla y se oye la respuesta de la condena del terrorismo (entendiendo por tal el conjunto de guerras de los pobres y excluyendo, desde luego, el terrorismo de los poderosos); o se aprieta la tecla y se oye –como entonces– el rechazo de toda violencia "venga de donde venga", sin que haya lugar a la consideración de que pensar es distinguir y que meter objetos en una bolsa, en virtud de que "se parecen en algo", es lo contrario de pensar; o se aprieta una tecla en nuestro intelectual y oiremos que hay que pronunciarse por un mundo sin fronteras, y, por ello, mirar con un gesto torcido los movimientos no clásicos (los clásicos eran aquellos que se producían al otro lado del mar) de liberación nacional, por su carácter tribal, su patriotismo primario y el uso de la violencia; o bien, otra tecla, y he aquí la apología de la tolerancia y las protestas contra el racismo y la xenofobia, aunque conozco a pocos intelectuales que, en la práctica, hayan convivido con los gitanos y los marginados, por ejemplo, y que movieran un solo dedo cuando estos eran perseguidos como ratas (recuerden el caso de Eleuterio Sánchez). La tecla de la solidaridad es la que siempre ha funcionado como señal de identidad de la inteligencia de izquierda; pero también puedo recordar la nula actividad de los intelectuales españoles más progresistas –salvo muy contadas excepciones– durante la guerra de Vietnam, y lo mucho que costó mover algún documento contra las torturas de la policía o de la Guardia Civil españolas. Los intelectuales españoles, por lo demás, siempre han presentado sus manos limpias y han vivido en una izquierda estética que les permitió, durante la dictadura (siempre hay alguna excepción), evitar el conocimiento interior de las cárceles e incluso soslayar bastante bien (para ellos) los problemas de la censura. El hecho de que hoy hayan desertado definitivamente de toda izquierda (incluso la izquierda moderada y moderante) no es sino otra vuelta de tuerca en su incorporación al "establecimiento".


Fragmento extraído de La batalla de los intelectuales (2005), de Alfonso Sastre.



Los ataques a Yemen no disuadirán su apoyo a Palestina

 









13 febrero, 2024

NO TRIUNFARÁ

 



"Cuando un hombre nace, es tierno y flexible. Cuando muere, es rígido e inflexible.

Cuando un árbol crece, es tierno y flexible, pero cuando se endurece y se seca, muere.

La rigidez y la inflexibilidad son compañeras de la muerte. La flexibilidad y la ternura son la encarnación de la vida.

Lo que se ha tornado rígido no triunfará".


Stalker - Andrey Tarkovsky



12 febrero, 2024

● Palestinos desplazados en Rafah baleados en sus tiendas. Ataques israelíes matan a decenas de civiles ●

 

INTERNACIONALIST 360° – 12/02/2024

Maha Hussaini en Gaza, Sondos Shalaby y Ahmed Al-Sammak

   Traducción del inglés: Arrezafe


Entre los escombros, Palestinos inspeccionan los daños causados a una mezquita tras el bombardeo israelí, en Rafah (AFP/Mohammed Abed)


Israel lanzó ataques aéreos contra Rafah, en el sur de Gaza, en las primeras horas de la mañana del lunes, matando a decenas de palestinos refugiados en casas y tiendas de campaña, avivando los temores de una inminente ofensiva en la zona, densamente poblada de personas desplazadas.


Los ataques tuvieron como objetivo 14 viviendas y tres mezquitas en Rafah, según funcionarios palestinos. El Ministerio de Salud palestino comunicó que al menos 67 personas murieron en este ataque.


Varias personas manifestaron a Middle East Eye que el lunes les dispararon con cuadricópteros (drones de combate) dentro de sus tiendas de campaña.


Un palestino desplazado de Khan Younis, Wesam Abu Jamee, dijo que perdió a dos de sus hijos, uno de ellos discapacitado, en un ataque de un cuadricóptero israelí que tuvo como objetivo su tienda a la 1:45 am.


"El bombardeo fue muy intenso. Mis dos hijos, Wahib (19) e Ilyas (17), murieron dentro de la tienda", dijo. "Ilyas tenía una discapacidad física y mental".

La imagen muestra a los dos hermanos asesinados, uno junto al otro, en una tienda de campaña improvisada.


El ejército israelí declaró el lunes que había "realizado una serie de ataques contra objetivos terroristas en la zona de Shaboura, en el sur de la Franja de Gaza".


También afirmó haber liberado a dos cautivos capturados por Hamas, en su ataque del 7 de octubre, en una operación nocturna en Rafah. Los cautivos fueron identificados como Fernando Simón Marman y Norberto Louis Har, y ambos, según los funcionarios israelíes, se encuentran en buenas condiciones.


Hamás denunció el ataque a Rafah como "una continuación de la guerra genocida y los intentos de desplazamiento forzado que el régimen sionista está librando contra nuestro pueblo palestino".


Los ataques aéreos israelíes contra Rafah se han intensificado durante la última semana, con docenas de bombardeos mortales contra barrios y edificios residenciales densamente poblados.


Los ataques aéreos se produjeron después de que el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, dijera que había ordenado a su ejército que se preparara para una ofensiva terrestre contra la ciudad.


La mayor parte de la población desplazada de Gaza –alrededor de 1,4 millones de personas, incluidos 610.000 niños– ha huido a Rafah como último refugio teóricamente seguro, debido a las intensas operaciones militares en el resto del enclave palestino.


La zona en torno a Rafah –que se estima representa alrededor de una quinta parte de Gaza– se ha convertido en una miserable ciudad de precarias tiendas de campaña. Los palestinos no tienen ningún otro lugar adonde ir y se refugian en tenderetes improvisados o al aire libre, con escaso acceso a alimentos, agua o medicinas.


Médicos Sin Fronteras ha advertido que "la ofensiva terrestre declarada por Israel en Rafah sería catastrófica y no debe continuar".


"No hay ningún lugar seguro en Gaza y no hay forma de que la gente salga", dijo la organización en un comunicado.


Niños y adultos en pánico


Umm Ahmad, residente del campamento de Shaboura, fue testigo ocular del ataque aéreo que tuvo como objetivo una casa vecina perteneciente a la familia Abu Adhra, en la que perecieron nueve de sus miembros.


Dijo que ella y su familia escaparon de su casa tras escuchar múltiples ataques aéreos alrededor de la 1:50 am. Cuando regresaron, el edificio de sus vecinos estaba en llamas.


Doaa Hassan, residente de Rafah, dijo a Middle East Eye que los ataques aéreos nocturnos comenzaron alrededor de las 00:30 horas.


"El sonido del bombardeo despertó a todos", dijo. "Tanto niños como adultos lloraban de miedo".


Dijo que su edificio residencial también alberga a muchas personas desplazadas y que está rodeado de tiendas de campaña improvisadas.


"La gente que se refugiaba en las tiendas estaba presa del pánico. Escuché a la gente gritar diciendo que no tienen otro lugar a donde huir".


Mientras tanto, Shahad Safi, una palestina de 24 años residente en Rafah, contó que se despertó con el sonido de intensos ataques aéreos.


"La casa de repente empezó a temblar, pero me dije a mí misma que era sólo un golpe".


Safi vive en la casa de tres pisos de su abuelo, adyacente al hospital de Kuwait.


"Los niños entraron en pánico. Intentamos calmarlos", añadió. Pero el sonido de los ataques no cesó.


Safi y su familia estaban preocupados de que hubiera comenzado la ofensiva terrestre, ya que varias personas desplazadas en la misma casa dijeron que el patrón de bombardeo era similar al que precedió a la ofensiva terrestre en el norte de Gaza en octubre.


"Estamos muy cerca de Khan Younis, por lo que nos preocupaba que las tropas entraran en Rafah", dijo. "Pero gracias a Dios sobrevivimos. Regresamos a nuestra casa".


Acribillados dentro de su tienda


Después de que mataran a sus hijos en su tienda, Abu Jamee buscó refugio en un edificio cercano. Tuvo que esperar tres horas mientras sangraba por las heridas causadas en ambas piernas y en una mano, como relató a Middle East Eye.


Luego lo llevaron al hospital kuwaití para recibir tratamiento.


"No tenían equipo médico para operarme", dijo.


Entonces, fue al hospital Mohammed Yousef el-Najjar, donde le cosieron las heridas pero los médicos no pudieron retirar la metralla por falta de equipo, explicó.


"Pensábamos que Rafah era seguro. Ciertamente no lo es", dijo.


Mohamed Osama Sobh, de 35 años, fue otro testigo ocular del ataque a las tiendas.


"Había tantos cuadricópteros en el aire que nadie pudo moverse. Teníamos miedo", dijo a Middle East Eye.


"No había ningún lugar adonde ir fuera de nuestras tiendas. Cuando la gente abandonaba sus tiendas, también eran atacados".


"El ataque duró aproximadamente media hora y fue muy intenso".


Marwa Abu Khater y su familia también fueron atacados dentro de su tienda el lunes. Su hermana, de 29 años, resultó gravemente herida tras ser alcanzada en la cabeza por el fuego de un cuadricóptero, y su hijo recibió disparos en ambas piernas. Su marido también recibió un disparo en la espalda y ella resultó herida de metralla en el brazo, relató Abu Khater.


"Escuchamos el bombardeo aéreo y pensamos que era el preludio de una invasión terrestre".


Advertencias de trágico 'desastre'


El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha afirmado que el objetivo de su gobierno de "eliminar a Hamas" no se podría culminar sin derrotar a cuatro batallones de Hamas en Rafah.


Añadió que había ordenado a los organismos militares y de seguridad que prepararan un plan para eliminar a los batallones y evacuar a los civiles de la zona.


El primer ministro planea que la operación finalice antes del inicio del Ramadán alrededor del 10 de marzo, según dijo a CNN un funcionario israelí .


El domingo, Netanyahu dijo a Fox News que "hay mucho espacio" al norte de Rafah para que los palestinos huyan.


Pero los funcionarios egipcios temen una ofensiva terrestre que obligaría a los palestinos a dirigirse a la frontera con Egipto y bloquearía aún más el acceso a la ayuda a través del cruce de Rafah, que es la única vía de entrada o salida de Gaza que no está controlada directamente por Israel.


Associated Press citó a funcionarios egipcios y diplomáticos occidentales diciendo que El Cairo amenaza con suspender su tratado de paz de 1979 con Israel si envía tropas a Rafah. Pero el Ministro de Asuntos Exteriores egipcio, Sameh Shoukri, negó los informes el lunes y dijo que su país está comprometido con el tratado.


El viernes, Reuters informó que Egipto había desplegado 40 tanques y vehículos blindados de transporte de personal en Rafah para reforzar la seguridad en torno a la frontera.


La Fundación Sinaí para los Derechos Humanos publicó un vídeo en X el domingo que muestra a las fuerzas de seguridad egipcias fortificando la valla que separa Egipto y la Franja de Gaza con alambre de púas.


El lunes, fuentes locales dijeron a la organización que los últimos ataques del ejército israelí afectaron zonas a sólo 300 metros de la frontera egipcia, así como zonas adyacentes a la valla fronteriza.


Funcionarios internacionales y de la ONU han advertido sobre las trágicas consecuencias de una ofensiva en Rafah, los civiles ya no tienen otro lugar a donde huir.