24 septiembre, 2015

El gramático y el barquero.


Dice el gramático al barquero: ¿conoces la gramática? Y cuando éste responde que no, le dice: has perdido la mitad de tu vida. Cuando vuelca la barca, el barquero le dice al gramático: ¿sabes nadar? Y cuando éste responde que no, le dice: entonces has perdido toda tu vida. Pero, ¿se puede imaginar mejor situación que la de un gramático que sepa nadar y la de un barquero que conozca la gramática?

De los espejos y otros ensayos - Umberto Eco

9 comentarios :

  1. Lo cierto es que la mayoría de gramáticos ya no saben ni hablar ni escribir ...y así va el mundo.

    Saluz!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo9/24/2015

    ¡Conocer las partes de la bicicleta no quiere decir que las sepamos montar!

    Este cienticifismo (?) por todas las cosas desnaturaliza la experiencia y ¡las propias cosas!

    Doscientos años de industrialismo han creado una cultura separaciadora y separacida (??). ¿Será el dinero un instrumento biocida? ¿Será el telefonto el último cabizbachache para atontolondrar a los incaladautos?

    Vamos a inventar palabras, ... o recuperar las que ... ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, conocer las partes ya es un comienzo. Lo que es indudable es que sin conocerlas no podremos siquiera aspirar a montarlas.

      Inventar palabras puede ser divertido, transformar "la realidad" con aquellas de las que disponemos... eso ya es otra cosa.

      Eliminar
  3. Anónimo9/24/2015

    Por ejemplo las matemáticas que se sufren (estudian?) en tantas prisiones educativas.

    Que inutiles para tantos pero que utiles para dividir ganadores/perdedores a tan tierna edad.

    (el anonimo y este son mios, hanxvirenk)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los remos se hicieron para remar, no para estamparlos en las cabezas de los náufragos.

      Eliminar
  4. Ciertamente,

    Una de las estrategias para mantener a la gente desustructurada y narcisista es fragmentar la realidad: en la escuela-prision, en los centro de salud-maldad, en las comunidades-feisbuks, etc.

    Esto es obvio en la television. Eso es lo que he visto inicialmente en el texto de U. Eco.

    La gramatica (por ende, la educacion) es una cosa muy politica y la mayoria de los maestros no lo sabemos.

    A veces el que mas ayuda es el que deja de joder (el que no estampa los remos en la cabeza de otros, supongo).

    Estudiando en una poblacion del Baix Valles, venian los profes de otras provincias o de la ciudad condal. Sus vidas eran diferentes a la zona donde crecimos pero se podian permitir oprimirnos sin descanso para mantener la maquinaria de la deuda a toda maquina.

    (otra vez, hansvirenk)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah!, la deuda... El pecado original, la responsabilidad impuesta, es decir, pervertida. El agradecimiento "debido"... "Demos gracias al Señor"... La deuda, sí, la eterna deuda, la eterna esclavitud... y la escuela, que se encarga de perpetuarla.

      Eliminar
  5. ¿Cómo era el cuento? ¿Un dramático y un banquero?
    Me imagino a Caronte escribiendo sonetos mientras Dante da a la pala. Un desastre.
    Ahora con las normas de seguridad es obligatorio tener botes salvavidas homologados y pasar cursos de natación y primeros auxilios. Nos han cortado la imaginación, la voluntad, las ganas de crear y mejorar. Están creando monstruos de rencor y frustración.
    Salud!

    ResponderEliminar

ARREZAFE NO PUBLICARÁ COMENTARIOS ANÓNIMOS.