15 septiembre, 2015

AUTOCONSTRUCCIÓN (VII) / Jorge Riechmann




Se nos ofrece algo que parezca gobierno democrático aunque no lo sea, algo que parezca socialdemocracia aunque no lo sea, algo que parezca libertad aunque no lo sea, algo que parezca justicia aunque no lo sea, y desde luego algo que parezca sostenibilidad aunque no lo sea… El marketing pudre la cultura entera –y tiende a convertirse en la entera cultura de la “sociedad del espectáculo”.

...//...

La derecha llamada neoliberal –pero más bien habría que decir neoconservadora y paleoliberal— no solamente ocupó los gobiernos del mundo entero durante decenios: ocupó además las mentes y los corazones de la mayoría. Donde antes había valores como la igualdad, sólo cabía después el valor del dinero. La mayoría de la izquierda fue corrompiéndose mientras más se empequeñecía, y encanijándose mientras más se desnaturalizaba...

Terribles tiempos estos en que parece que todo espacio moral estuviera ocupado por los disvalores de la derecha y los valores fingidos de la pseudoizquierda. Decía el gran escritor portugués José Saramago –fallecido en junio de 2010– que, si había que calificar a nuestra época de alguna forma, el apelativo que cuadraba mejor era “la época de la mentira”. Es cierto pero incompleto: no sólo nos mienten –y mucho–, sino que nos autoengañamos obstinadamente.[1]

...//...

“El capitalismo cuenta con unos 500 años de existencia –unos 250 de capitalismo mercantil, seguidos por el capitalismo industrial de los últimos 250 años–, menos del 0’4% total de la existencia humana. (...) En esa pequeña fracción de la historia humana, la naturaleza cooperativa, atenta y dada a compartir, presente en el carácter humano, ha visto reducida su importancia, mientras que la competencia agresiva ha pasado a ser prominente a fin de promover un sistema basado en la acumulación de capital, así como para poder sobrevivir dentro de dicho sistema. De la mano del capitalismo se ha desarrollado una cultura cuyo epítome lo forman la codicia, el individualismo, la explotación de hombres y mujeres por parte de los demás y la competencia...”

[1] “¿Por qué hacen esas campañas?” [de lavado verde], se pregunta una de las expertas/os interrogadas por Conchi Piñeiro. “Porque la gente quiere creer eso. Eso es lo más problemático. A mí no me preocupa que [las empresas, las administraciones públicas, la publicidad comercial, etc.] digan mentiras. A mí lo que me preocupa es que la gente quiere creer esas mentiras. Porque no estamos dispuestos a renunciar al aire acondicionado, a los tres-cuatro coches por familia, etc.” (Piñeiro, Comunicación ambiental para el cambio social, op. cit., p. 297).

Jorge Riechmann. Autoconstrucción: la transformación cultural que necesitamos. Libros de la catarata. 2015

3 comentarios :

  1. Anónimo9/16/2015

    Gracias por la labor que estais realizando a traves de vuestra pagina.Basicamente estoy de acuerdo con la totalidad del articulo.Pero creo aportar un matiz pedagojico.
    Si en mi vida cotidiana me encontrara con una persona libre, consciente ...que me dijera que ella le gusta vivir en el CAPITALISMO yo tendria que aceptar su decision.(Ya se que esto es una Hipotesis irreal).Basandome en esto puedo decir: No es pedagogico formular:A MI LO QUE ME PREOCUPA ES QUE LA GENTE QUIERE CREER ESAS MENTIRAS.PORQUE NO ESTAN DISPUESTOS A RENUNCIAR AL AIRE ACONDICIONADO....MIENTRAS NO LE PREOCUPA QUE EL ESTADO DIGA MENTIRAS.
    Pienso que esto es una forma de desviar toda la responsabilidad (culpa) hacia las personas.Aqui tiene sentido :HABEIS VIVIDO POR ENCIMA DE VUESTRAS POSIBILIDADES.Toda la responsabilidad(culpa) la teneis vosotros.El mecanismo es muy secillo:NADIE en su sano juicio quiere la MENTIRA.Si la quiere es porque ha sido engañado entonces tendriamos que ver quien es el mas responsable(CULPABLE):El que engaña(CAPITALISMO) o el engañado(PERSONA).

    Con cariño un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tu comentario.
      La cita a la que el autor nos remite, y a la que tú te refieres, trata simplemente de ilustrar la afirmación que dicho autor sostiene, a saber: "no sólo nos mienten –y mucho–, sino que nos autoengañamos obstinadamente". Ya ves que dice "nos autoengañamos", no dice "se autoengañan", y ello porque el autor se sitúa en una saludable perspectiva social autocrítica, con cuyas conclusiones yo estoy de acuerdo: Nos engañan y nos autoengañamos porque nos acomodamos al engaño y nos dejamos arrastrar por la inercia.

      Responsabilidad y culpa son dos términos conceptualmente diferenciados. Una persona puede ser responsable de una acción legal y, sin embargo, inmoral, como podría ser torturar y matar brutalmente a un animal (Tordesillas). En este caso no sería culpable, pues la ley no contempla su acción como delictiva. Sin embargo, es moralmente responsable ante sí misma y ante el resto de la sociedad. Exactamente igual que lo son todas aquellas personas que defienden un sistema tan injusto y destructivo como ha demostrado ser el capitalismo.

      Un fraternal abrazo.

      Eliminar
  2. Anónimo9/17/2015

    Gracias Loam por tu respuesta.El debate es una de las actividades que mas dignifican al ser humano sobre todo si se realiza con honestidad.
    Cuando me refiero a CULPA es a la SICOLOGICA no a la establecida por ley.Esta ,la sicologica, es mucho mas dañina que la impuesta por la ley, pues esta ,es INTERNA la otra es EXTERNA. Es como un CANCER al que hay que extirpar.
    Cuando dices:que toda persona que defiende un sistema tan injusto y destructivo como el CAPITALISMO es moralmente responsable.Habria que matizar:no es lo mismo que lo defienda FELIPE GONZALEZ,AZNAR, PABLO IGESIAS ...que mi cuñao.No somos iguales por lo tanto no somos responsables en la misma medida.
    Sobre todo si estamos de acuerdo en lo siguiente:desde que nacemos nos enseñan como tenemos que PENSAR, HABLAR, SENTIR...a traves de la FAMILIA, RELIGION, ENSEÑANZA, TRABAJO, POLITICA.... entonces es licito pensar:¿NOS AUTOENGAÑAMOS? o ¿RESPONDEMOS A LO QUE NOS HAN ESEÑADO?.Otra cosa es DESAPRENDER, DESPERTAR,CAMBIAR...
    La palabra AUTO....me da la impresion que implica conocimiento de lo que se hace y casi siempre no es asi.De esta manera podriamos liberarnos de la CULPA SICOLOGICA que nos ha introducido, como un CANCER, el SISTEMA .Creo que esta es mi aportacion pedagojica.
    Los que estamos en el INTENTO de desmontar el SISTEMA tanto exterior como interiormente creo que debemos ser :INTENSAMENTE BELIGERANTES CONTRA EL SISTEMA Y COMPRENSIVOS-COMPASIVOS CON NUESTROS SEMEJANTES.

    Un abrazo con corazon.

    ResponderEliminar

ARREZAFE NO PUBLICARÁ COMENTARIOS ANÓNIMOS.