26 julio, 2014

El gas palestino y la voracidad israelí

Manlio Dinucci



Para encontrar una de las causas del ataque israelí contra Gaza hay que profundizar porque esa causa se halla exactamente a 600 metros por debajo del nivel del mar y a 30 kilómetros de la costa de la franja de Gaza. Allí, en las aguas territoriales palestinas, se encuentra un importante yacimiento de gas natural, el llamado Gaza Marine, estimado en 30 000 millones de metros cúbicos y de un valor de varios miles de millones de dólares. Según un mapa elaborado por la agencia gubernamental estadounidense U.S. Geological Survey también existen otros yacimientos de gas y de petróleo en tierra firme, en Gaza y en Cisjordania.

En 1999, mediante un acuerdo firmado por Yaser Arafat, la Autoridad Palestina confía la explotación de Gaza Marine a un consorcio conformado por British Group y la compañía privada palestina Consolidated Contractors, que disponen respectivamente del 60 y el 30% de las acciones. El 10% restante correspondería al Fondo de Inversiones de la Autoridad Palestina. Se perforan 2 pozos, Gaza Marine 1 y Gaza Marine 2. Pero nunca llegan a iniciar la producción porque Israel, que quiere todo el gas a precios ínfimos, los bloquea.

A través del ex primer ministro británico Tony Blair, enviado del «Cuarteto para el Medio Oriente», se prepara un cuerdo con Israel, que priva a los palestinos de las tres cuartas partes de los futuros ingresos del gas y pone la parte que les toca en una cuenta internacional bajo control de Washington y Londres. 

Pero, inmediatamente después de ganar las elecciones de 2006, Hamas rechaza ese acuerdo, calificándolo de robo, y exige su renegociación. En 2007, el actual ministro israelí de Defensa Moshe Ya’alon declara que «el gas no podrá extraerse sin una operación militar que ponga fin al control del Hamas en Gaza». 

En 2008, Israel desata contra Gaza la operación «Plomo Fundido». En septiembre de 2012, la Autoridad Palestina anuncia que, a pesar de la oposición del Hamas, ha reanudado las negociaciones con Israel sobre la cuestión del gas. Dos meses después, la admisión de Palestina en la ONU como «Estado observador no miembro» fortalece la posición de la Autoridad Palestina en las negociaciones. Pero Gaza Marine sigue bloqueado, lo cual impide que los palestinos puedan explotar la riqueza natural existente en su territorio.

La Autoridad Palestina se lanzó entonces por otro camino. El 23 de enero de 2014, durante el encuentro del presidente palestino Abbas con el presidente ruso Putin, se discutió la posibilidad de confiar a la compañía rusa Gazprom la explotación del yacimiento de gas de las aguas de Gaza. Así lo anuncia la agencia Itar-Tass, subrayando que Rusia y Palestina tienen intenciones de fortalecer la cooperación bilateral en el sector energético. En ese marco, además de la explotación del yacimiento marítimo de gas, se prevé también la de un yacimiento de petróleo en los alrededores de la ciudad palestina de Ramallah, en Cisjordania. Y la compañía rusa Technopromexport está dispuesta a participar en la construcción de una termoeléctrica de una potencia de 200 MW en la misma zona.

La formación de un nuevo gobierno palestino de unidad nacional, el 2 de junio de 2014, acrecienta las posibilidades de concretar el acuerdo entre Palestina y Rusia.

Diez días después, el 12 de junio, se anuncia el secuestro de los 3 jóvenes israelíes, encontrados muertos el 30 de junio, proporcionando así el casus belli que da inicio a la operación «Margen protector» contra la franja de Gaza. Operación que forma parte de la estrategia de Tel Aviv, que busca apropiarse de las reservas energéticas de toda la cuenca del Levante, incluyendo las de Palestina, las del Líbano y las de Siria.

Y también encaja en la estrategia de Washington que, con su apoyo a Israel, trata de garantizarse el control de todo el Medio Oriente impidiendo que Rusia vuelva a ganar influencia en la región.

Estamos ante una mezcla explosiva, cuyas víctimas son –otra vez– los palestinos.

9 comentarios :

  1. ¿Y el holocausto qué, de eso no dices nada? Además todo el mundo sabe que los moros son malos, seguro que solo quieren el gas para cocinar niños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. http://youtu.be/vDj1DIDGcpI

      Eliminar
    2. Si, lo había visto, en su día lo puse en el blog.
      Ese tipo es ETA, como tu. :p

      Eliminar
  2. Está claro, Hamas es ETA y el Estado español debería intervenir enviando tropas a Gaza

    ResponderEliminar
  3. Que tiene que ver el holocausto con este reportaje....son hechos.
    Hamas no es ETA que mal informados están por dios son una vergüenza mejor apoyen en sus paginas sionistas o como pueden justificar tantos muertos ybheridos civiles, se nota que nunca han estado ahí.
    Mejor duerman en sus casas calentitos y coman subrica comida mientras en palestina revientan personas, que vergüenza de seres humanos son.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me temo que no has captado la combativa IRONÍA de los comentarios, tal vez porque no estás al tanto de la política del Estado español. Tanto yo como quienes han realizado los comentarios, somos clara e inequivocamente solidarios con Palestina y contrarios a la política fascista de Israel. Sólo tiene que visitar nuestros blogs y comprobarlo.

      De modo que, no me doy por aludido, comprendo tu indignación y tus reproches, pero están basados en una interpretación errónea de nuestros comentarios.

      Viva Palestina Libre!

      Eliminar
    2. Siento que Jorge se haya confundido con tan estúpido comentario. Mea culpa. Desde aquí solo se apoya al pueblo Palestino y se repudian estos execrables actos contra la humanidad. Me presto a retirar si quieres, loam, dicho comentario, al igual que este.

      Dicho esto, Jorge no se ha enterado que en España "Todo es ETA": http://www.eldiario.es/escolar/ETA_6_58854139.html
      El Imperio Hezpañol tiene la sacrosanta misión, la obligación, de intervenir y evangelizar como abanderados de la Cruzada y reserva espiritual del mundo contra ETA.
      Sudamérica también es ETA, ya que allí se esconden muchos miembros de la banda. Y el Estado Hezpañol ha colaborado con ETA (Caso Faisán), luego también es ETA.
      Los Sionistas son unos hijosdeputa, colaboradores de ETA. Y los palestinos claramente apoyan a ETA volando sus propios hospitales y matando a sus propios niños para salir por la tele. Qué monstruos!
      Salud y ETA!

      Eliminar
  4. El gas palestino y la voracidad israelí. Ese es el tema que, tal vez, alguien tenga interés en comentar (si quiere, claro).

    ResponderEliminar
  5. Si realmente el gas fuera el objetivo, quizás sería más por impedir que Palestina obtuviera dinero y aliados que por lo valga realmente. De todos modos supongo que podrían habérselo robado "legalmente" así que (siempre supongo) debe haber algo más detrás.

    Salud!

    ResponderEliminar

ARREZAFE NO PUBLICARÁ COMENTARIOS ANÓNIMOS.