22 julio, 2014

“Ha sido tu política de ocupación la que ha matado a mi hija”


Nurit Peled es una mujer muy conocida en la sociedad israelí. Defiende con ahínco los derechos de los palestinos y critica las políticas que practica su país. Sus ideas generan rechazo y perplejidad entre una parte importante de los israelíes, más aún viniendo de alguien como ella, una madre que perdió a su hija en un atentado suicida. Fue en 1997. Su hija, Smadar, tenía catorce años. La acción fue asumida por Hamás.

Benjamin Netanyahu, por entonces -al igual que ahora- primer ministro israelí, telefoneó a Nurit para darle el pésame. Habían sido compañeros en el instituto. Ella le contestó de este modo:

“Ha sido tu política de ocupación la que ha matado a mi hija”.

7 comentarios :

  1. Lo que dice es totalmente cierto, pero son pocas las víctimas que se dan cuenta de que pagan los errores o las barbaridades de quienes los gobiernan.

    Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como, desgraciadamente, es habitual en cualquier parte del mundo. Pero es bueno y necesario, de cara a combatir todo fundamentalismo, que la gente sepa que también hay israelíes firmemente opuestos a la política de su gobierno.

      Salud!

      Eliminar
  2. Mañana me toca defender una moción en defensa de la paz, de los derechos del pueblo palestino y contra la guerra. Me has dado el broche final para esta exposición. Gracias y besotes.
    PD: no todos estamos de acuerdo con las políticas de nuestros gobiernos pues, como en este caso, las victimas suelen ser los más inocentes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y ¿se puede saber algo más sobre esa moción?, tal vez fuera interesante divulgarla.
      Yo estoy en contra de todos los gobiernos, todos ellos conducen a la servidumbre y a la esclavitud.

      Salud!

      Eliminar
  3. Nuestra inactividad política pasa factura. La alienación diaria provoca catástrofes.
    La vida es lucha, en el colegio, trabajo, la calle o la tienda. No es que no haya que relajarse, estar siempre tenso, formar parte de cada plataforma y querer empuñar un arma. Hay que preocuparse, aunque sea solo un poco, mostrar un mínimo de interés que nos permita estar en guardia, despiertos. La alienación, como diría García Olivo, nos convierte en irresponsables. Y los irresponsables cometen negligencias.
    Durante demasiado tiempo hemos sido negligentes con los fascistas y ahora nos dominan. Somos parte pasiva de sus crímenes.
    Salud y organización!

    ResponderEliminar
  4. Con esto quiero decir que la señora Peret se sentía responsable de su negligencia diaria. Ella conocía la causa de sus males, la política fascista de sus líderes, que arrastran al pueblo. Pero pagó su pasividad con el más alto precio, la vida de su hija. Esa es su tortura y ese su motivo.
    Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto. La resignación, la supuesta neutralidad o la simple indiferencia, arman y fortalecen al enemigo.

      Salud!

      Eliminar

ARREZAFE NO PUBLICARÁ COMENTARIOS ANÓNIMOS.