12 febrero, 2017

Ordenador



"A fuerza de tantear el ordenador, cualquier listo aprende a hacer lo que el ordenador mande". 
 Agustín García Calvo

10 comentarios :

  1. No está de mas, recordar este artículo:

    https://es.wikipedia.org/wiki/Usuario:Sorimi/Tecnofascismo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Albert.

      Eliminar
    2. En esos casos el webmaster o gestor de la aplicación es el Amo de la red, solo hay que ver el despotismo de facebook o los negocios de google. Viva los hackers y las open source!
      Salud!

      Eliminar
  2. Al final el ser humano se ha convertido en una mera herramienta de la máquina, del algoritmo de la máquina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aún queda mucho por colonizar, dijo la estadística al mercado.

      Eliminar
  3. Aunque pese, la inteligencia artificial y la enajenación informática ya ha empezado. La dependencia de las máquinas es cada vez mayor, los intetreses del poder ya se ocupan de ello.
    Salud
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde aquel simio blandiendo un hueso hasta nuestro días, nada parece haber cambiado sustancialmente sino a peor. Ahora el "hueso" ha adquirido tremendo poder y autonomía.
      Salud!

      Eliminar
  4. O el teléfono, o hasta el coche, para eso están, son las nuevas cadenas que nos venden.

    Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente.

      Salud!

      Eliminar
    2. Seamos positivos: cuanto más se desmaterialice y expanda el estado, mientas disminuye su presencia en el mundo real cambiándolo por la red, más espacio dejará a las políticas no digitales. Solo hay que ver los millones de personas que han dejado de trabajar en Estados y empresas porque el papeleo es virtual. Por otra parte, Si la web casi se ha cargado a los mass media poniendolos a la par del resto de medios, la web pone los servicios del estado también en bandeja. También las finanzas. Ya lo estamos viendo.
      Salud!

      Eliminar

ARREZAFE NO PUBLICARÁ COMENTARIOS ANÓNIMOS.