08 abril, 2015

Las lentejas de Diógenes


Le dijo Aristipo: “Si aprendieras a ser sumiso al rey, no tendrías que comer esa basura de lentejas”.

A lo que replicó Diógenes: “Si hubieras tú aprendido a comer lentejas, no tendrías que adular al rey”.

10 comentarios :

  1. el rey de España, perdón , es un hijo de puta.

    ResponderEliminar
  2. El borracho, homicida, felón de los borbones ni le mira al otro, al siervo ese; y qué coño mirará en el suelo el rebuzno de la moncloa acaso el cerebro que nunca tuvo... Vaya imagen si Diógenes levantara la cabeza volvería a sus aposentos... a comer lentejas.
    Salud Loam!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Diógenes les escupiría a la cara, como ya hizo en una ocasión.

      Salud Ángel !

      Eliminar
  3. Que dolor de cuello (...y de ojete).

    Grande Diógenes y sus muchas anécdotas.

    Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando estos agachan la cabeza lo que están haciendo es contar los peldaños que les faltan para ascender "a lo más alto". ¡Mustios pelotas!

      Salud!

      Eliminar
  4. Por eso el rey existe, porque hay una mayoría que lo permite y consiente, si esto lo aplicas a otras facetas de la vida ,la adulación es signo de servilismo y si nos referimos a este caso por ejemplo a la sociedad de consumo.

    Salut

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sociedad de consumo... Eso me trae a mi memoria la famosa frase que dijo Sócrates contemplando un mercado: ¡Cuántas cosas que no necesito!

      Salut!

      Eliminar
  5. hanxvirenk4/09/2015

    Curioso que comidas universalmente populares han sido inventadas (creo) por los pobres con las sobras que no comian los ricos: canelones, tacos, enchiladas, ...

    Hay que educar al opresor? Hit him, her with music?

    Esa frase de Socrates, se puede aplicar a la neurosis cuantitativa deshumanizante: cuantos numeros que intentan fragmentar mi intuicion?



    ResponderEliminar
  6. No hay honor en ser un Rey que ha asesinado a su hermano y a su primo, traicionado a su padre y a su tío en el trono, crecido a la sombra de un tirano, espía para las potencias extranjeras y un expoliador, vividor. Pasará a la historia popular como uno más de los traidores de su familia, Carlos IV y godoi, Fernando VII y Napoleón con su decenio ominioso, la usurpadora de Isabel, los medianías de los alfonsos tanto XII como XIII.
    Salud!

    ResponderEliminar