10 noviembre, 2015

Se dicen las verdades: las bárbaras, terribles, amorosas crueldades.

"Cuando ya nada se espera personalmente exaltante,
mas se palpita y se sigue más acá de la conciencia,
fieramente existiendo, ciegamente afirmando,
como un pulso que golpea las tinieblas,

cuando se miran de frente
los vertiginosos ojos claros de la muerte,
se dicen las verdades:
las bárbaras, terribles, amorosas crueldades". Gabriel Celaya


3 comentarios :

  1. Hace tiempo vi el vídeo y pensé, seguro que se están preguntando ¿qué está diciendo esa terrorista, cargamos amo?, es absurdo esperar que mediante la palabra reaccionen estos cerebros podridos, si fueran capaces de eso no estarían ahí, si realmente alguien se hiciera policía para lo que te venden cuando eres un niño, todos se volverían contra el sistema por simple coherencia.

    Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo, sin embargo, prefiero destacar la actitud comprometida y valiente de esta mujer. Sus palabras no calarán en los policías, pero sirven para afirmar y fortalecer el compromiso de cuantos se oponen y luchan contra un sistema injusto y corrupto. Más que absurdo, lo que es inútil es callarse, que es lo que ellos quisieran.

      Salud!

      Eliminar
  2. La señora tiene parte de razón pero yo disiento. Esos tíos que están en primera línea no son mindundis pitufos. Son élite pagados como élite y cobran como élite. Sus salarios son 3 o 4 veces mayores que los del resto de manifestantes y eso es una gran gran diferencia. No están mal pagados, cobran como médicos. Da igual cuan es su origen, su caracter lo marca la clase, y esto es el dinero. Son miniamos y se comportan como tal.
    Salud y muerte al Madero!

    ResponderEliminar

ARREZAFE NO PUBLICARÁ COMENTARIOS ANÓNIMOS.