08 noviembre, 2015

Testimonio de Amadeu Casellas, compañero que estuvo preso en las cárceles españolas durante más de veinticinco años.

7 comentarios :

  1. conozco el caso, hable de él hace tiempo cuando aún estaba en prisión, ojo, 25 años y sin delitos de sangre, solo por robar a los ricos para dar a los pobres, Como Robin Hood.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los terroristas están en el gobierno; presiden los bancos, gobiernan las corporaciones, dirigen las cárceles... Ya lo decía una vieja canción: "Por el mar corren las liebres, por el monte las sardinas".

      Eliminar
  2. Otra de nuestras vergüenzas nazionales, ser uno de los países con mayor número de presos a la vez que menos criminalidad, está claro que solo se trata de que no falte la mano de obra barata.
    Algo que nunca he entendido (y me alegro por ello), es que la gente cumpla normas en la cárcel.

    Un detalle al margen del tema pero relacionado con el vídeo, el mensaje final, al igual que los dibujos de fondo que lo acompañan y lo refuerzan (las cuadriculas en movimiento), tienen un efecto en el subconsciente totalmente contrario al mensaje que se cree que se está dando (es lo que tiene ser un paranoico, que se aprende mucho de métodos de control mental), así en el cartel que de nuevo reproduces de NO+, lo que llega al inconsciente es más violencia, represión y persecución.

    Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De haber editado yo el vídeo no habría incrustado nada en el mismo, pero bueno, lo que importa es lo que dice el compañero. En cuanto al cartel, me parece que son los colores lo que habría que cambiar; poner la cruz negra y el NO rojo. Yo, más que paranoico -que tal vez también lo sea-, por vocación y oficio, me fijo instintivamente en detalles que suelen pasar desapercibidos, pero en este caso no creo que esos elementos estén puestos ahí con segundas intenciones.

      Los que más se saltan las normas son quienes las dictan e imponen, los presos simplemente hacen lo que pueden por sobrevivir de la mejor manera posible. Ya sabes el lema: la primera obligación del preso es escapar.

      Salud!

      Eliminar
    2. A lo que me refiero es a que la mayoría de presos obedecen las normas de la cárcel pero evidentemente si están ahí es por no obedecer alguna norma al menos de la sociedad, aunque la mayoría sea por tráfico de droga. Y me choca el que puedan doblegar a tanta gente que en principio ya no tiene nada que perder, por supuesto les pueden hacer la vida más difícil, pero eso es por culpa de los que si pasan por el aro.
      En fin, que me leí hace tiempo Huye, hombre huye (de X. Tarrio) y creo que eso es lo razonable si te meten en la cárcel, no colaborar en nada y como bien dices, intentar escapar siempre que se pueda.

      Del cartel, el problema es que el cerebro (a nivel subconsciente) no procesa el "NO" así lo que queda es el resto del mensaje. por supuesto no digo que sea de forma intencionada, son cosas que se estudian y se aprenden en Marketing y/o sociología... o viendo muchos documentales y páginas de ambos.

      Más salud!

      Eliminar
    3. La cárcel es, en síntesis extrema, un fiel reflejo de la sociedad que la engendra. Esto es así sobre todo en las llamadas democracias. La "doblegación" a la que te refieres es, por tanto, la misma que tiene lugar fuera de ella. Si el pueblo, o la gente, estuviera unido... Sin embargo, en la vida cotidiana se producen situaciones manifiestamente injustas y abusivas -desahucios, explotación, usura, arbitrariedad, etc.- sin que esa unidad que aludes se produzca, exceptuando a personas o colectivos que se resisten y luchan contra tales situaciones. Personas y colectivos que suelen ser, al igual que en la cárcel, reprimidos y marginados. La falta de libertad, la explotación y la represión existente en la cárcel es proporcionalmente igual a la falta de libertad, la explotación y la represión existente fuera de ella. Lo que ordinariamente entendemos por cárcel funciona en realidad como una celda de castigo destinada a purgar la sociedad de los elementos "indeseables" que cuestionan sus arbitrarias normas. La cárcel es el sistema mismo, y en su seno esa celda de castigo a la que llamamos cárcel, pero que en realidad es un lugar donde la represión del sistema simplemente se extrema. El establecimiento de éste lugar, al que van a parar "los malos", crea o refuerza el espejismo mediante el cual aquellos que están fuera de él se creen libres e incluso mejores.

      Existe y ha existido contestación y resistencia organizada, la C.O.P.E.L. (Coordinadora de presos españoles en lucha), es un histórico ejemplo, los presos de ETA, otro.

      Un tema complejo este, que requiere y merece especial atención, entre otras cosas porque, como decía una canción de Veneno: "Cuando menos te lo esperas, te han metido en la perrera".

      Salud! y no olvidemos nunca a los otros presos, a los que están en la celda de castigo.

      Eliminar
  3. Como reflejo de la sociedad es tan difícil organizarse dentro como fuera. Y más cuando la mayoría de los presos aceptan su razón de ser como castigo. Aceptan la cárcel. Antes la COPEL podía organizar a algún preso porque se mascaba un ambiente social. Hoy día sería imposible.
    Y me parece muy interesante lo que dice Casellas de que ningún escándalo ha saltado sobre las cárceles. Nadie quiere vérselas con ese toro.
    La sociedad entera tuerce la cara. Yo creo que por dos motivos. El primero es por la estigmatizavión y por otra parte la mayoría de los presos son marginados y simplemente no tienen voz en la sociedad.
    Salud!

    ResponderEliminar

ARREZAFE NO PUBLICARÁ COMENTARIOS ANÓNIMOS.