27 agosto, 2014

Éxito de Podemos, derrota del proletariado.

Roi Ferreiro

Publicado por aginteahausten el 18/06/2014

[Tomado de los foros de alasbarricadas.org]

Lo que sigue es una valoración del éxito de Podemos, la nueva formación electoral de izquierda emergente en el Estado español. Para ello me apoyo en el análisis de sus fuentes de apoyo electoral, en la consideración de su discurso y su programa político, en su práctica todavía incipiente y en sus nexos con las masas trabajadoras y los movimientos de lucha de los últimos años, que no han conseguido frenar, mucho menos hacer retroceder, a la ofensiva del gobierno estatal apoyado e instado desde la Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional.

“El principal nutriente de Podemos es el voto socialista, ya que el 36% de los que recuerdan haber votado al partido de Pablo Iglesias el 25 de mayo declaran haber votado socialista en las elecciones generales de 2011. (…) Les siguen los abstencionistas…, que representan una cuarta parte del voto a Podemos, y los votantes de IU, un 19%. Los tres grupos representan a ocho de cada diez papeletas cosechadas por los de Pablo Iglesias. Pero (…) los de Pablo Iglesias han conseguido atraer a un número bastante reducido de voto socialista convencido. La mayor parte de sus apoyos proviene de votantes socialistas que ya mostraban un claro distanciamiento respecto del PSOE en sondeos previos.” (Oriol Bartomeus, 11/06/14, en:http://www.eldiario.es/agendapublica/nu … 24012.html)

Todo esto evidencia lo que ya era evidente en el discurso y en el programa electoral de Podemos: se trata de un intento de reconstituir y reconstruir el proyecto socialdemócrata.

Es la respuesta lógica a una situación en la que el principal referente de la socialdemocracia, con su “flexibilidad” a la hora de amoldarse al doble juego del gobierno en la sociedad capitalista (apoyarse a veces en la clase trabajadora para oponerse a intereses de unas facciones del capital, y otras en el grueso capitalista para oponerse al movimiento obrero cuando pide ‘demasiado’).

Podemos se dirige, claro está, contra la “casta”, porque esa “casta” se ha convertido en un obstáculo a ese doble juego y parece el primer obstáculo para reequilibrar una sociedad que se ha polarizado gravemente y, lo que es más importante, de forma acelerada y en pocos años. Pero este discurso sobre la “casta” no deja de ser equivalente a decir que todo depende de la “voluntad política”, o sea, de disponer de votos suficientes para gobernar el Estado, y por lo tanto, es otra forma de cretinismo parlamentarista: es decir, de la creencia supersticiosa en que el Estado puede situarse por encima de los poderes fácticos que dominan la vida económica y, por lo tanto, de que lo importante es acumular un apoyo social que se traduzca en votos.

De esta manera, se asume una estrategia de movilización popular que no está fundamentada en la construcción de formas de contrapoder independientes, fuera del control del Estado, como fueron las organizaciones obreras en sus orígenes. El fundamento de la estrategia de Podemos, como el del resto de partidos (y sindicatos) parlamentaristas, es conseguir alterar las corrientes de opinión en favor de su propio partido o de un frente de izquierda. El hecho de que Podemos se haya fundado orgánicamente en el aire, en torno a minorías de izquierda diversas, y no sea expresión directa de una base amplia, organizada en movimientos de lucha independientes, implica ya que es una organización política carente de verdadero poder social, una organización construida sobre la influencia mediática y sobre los restos descontentos de la izquierda “mayoritaria” y sus versiones “alternativas”.

En estas condiciones, Podemos es una organización que se constituye, a pesar de todos los formalismos democráticos, sociopolíticamente desde “arriba” hacia “abajo”, porque son las élites intelectuales contestatarias y sus adherentes quienes forman el núcleo de este partido político en construcción. Por eso, paradójicamente, se ven en la necesidad de sobreenfatizar, una y otra vez, que son los “más democráticos” y que sus procedimientos democráticos son un aspecto esencial de su “manera de hacer política”. Es su principal manera de aproximarse a las masas trabajadoras a las que piden su apoyo, ya que Podemos no es una creación de esas masas mismas, por más que hayan reunido a gente diversa mediante sus Círculos. 

Si digo todo esto no es para infravalorar la necesidad de la democracia más amplia posible, sino para destacar la debilidad congénita que presentan y que, dada su base electoral, no van a poder superar. Su campo de votos no forma un movimiento independiente y consciente que pueda sustentar, desde fuera del parlamento, una lucha contra los enormes poderes económicos e ideológicos que dominan la sociedad. Es decir, que dominan la “voluntad política” de la gente real. Y todo su discurso sobre la “casta”, la democracia, etc., etc., no va más allá de proclamar que lo decisivo es un cambio de gobierno y del régimen político y legal del Estado. 

Con este discurso y programa engañan a la gente descontenta, que en realidad está deseosa de engañarse a sí misma porque desea volver a una vida tranquila en un capitalismo “progresista” y con “derechos sociales”, y se engañan a sí mismos, deseosos como están de conseguir el poder del Estado para realizar sus ilusiones. 

Pero esta falsa conciencia de la realidad y de la forma de cambiarla es lo que ha determinado y perpetúa el fracaso de la “izquierda” vieja y nueva para conseguir cualquier cambio sustancial en la situación. Además, claro está, de no entender que la extensión del “neoliberalismo” no es algo casual, que se explique simplemente por un cambio en la correlación de fuerzas entre la clase capitalista y las clases trabajadoras, sino que ha sido y sigue siendo la expresión de una necesidad intrínseca del capitalismo, que lo hace cada vez más incompatible con cualquier política socialdemócrata progresista (en el sentido clásico e ideal de ampliar la democracia, el sector público, la redistribución de la riqueza, etc.). 

Por lo tanto, si queremos mejorar nuestra situación necesitamos construir un movimiento sociopolítico independiente del Estado y capaz de reunir a la mayoría de la población trabajadora para la lucha por un programa de reformas mínimas. Esto no tiene nada que ver con sumar votos y dar discursos, por combativos e ilustrativos que puedan ser. Tiene que ver con que la gente entienda que el poder real reside en ellos mismos y que sólo pueden ejercerlo ellos mismos, sin confiar en el Estado y siendo conscientes de que esta democracia “popular” es antagónica a la democracia “oficial” que sirve como mecanismo de amortiguación de los conflictos sociales y como cortina de humo para ocultar los verdaderos intereses en pugna, o sea, la lucha de clases que tiene lugar fuera del Estado y que, por su naturaleza de proceso autónomo en el que la clase trabajadora se organiza como poder independiente frente al capital, constituye siempre una amenaza al poder y a la existencia misma contra el Estado. La única verdadera amenaza contra el capitalismo. 

Pero es evidente que Podemos no es un “actor político” capaz de hacer avanzar este proceso de autoconstrucción de las masas trabajadoras como sujeto político efectivo. Como tampoco lo son los movimientos de lucha de los últimos años, que están controlados o son hegemonizados por organizaciones sindicales y partidarias de la “izquierda” prevaleciente, que simplemente es la ‘izquierda del capital’. 

En este sentido, no fue el 15M -y lo que de allí surgió espontáneamente-, ni tampoco la mayoría de los procesos de lucha de los últimos años, lo que ha posibilitado la emergencia de Podemos como alternativa política electoral. Ha sido el frasaso del 15M, que ha sido el único intento de verdadero “proceso constituyente” de un poder popular, a pesar de toda la falsa conciencia sobre ampliar y reformar la democracia existente. Y ha sido la incapacidad de la clase trabajadora para desarrollar su conciencia política de clase, su persistente adhesión a las ilusiones en el capitalismo y en poder conservar o restablecer sus formas “conciliadoras”, que han impedido el desarrollo de una “respuesta social” a la altura de la gravedad y extensión del empobrecimiento masivo y la política de masacre social impulsada por el gran capital financiero europeo. 

El ascenso de Podemos es el resultado de la debilidad política de la clase trabajadora, la expresión de sus ilusiones conservadoras. Esto no quita que, precisamente porque esta sea la situación general, Podemos no pueda desarrollar una actividad política “progresista”. Sólo significa que tal actividad no podrá ir más allá de conseguir nuevas migajas y que finalmente, por sí misma, no conseguirá sus objetivos ni contribuirá a sentar las bases para cambios sustanciales. En este sentido, es una falsa alternativa. 

Decía Marx, corrigiendo a Hegel, que “la historia se repite”, pero que la primera vez lo hacía como tragedia y la segunda como farsa. En nuestro caso, Podemos es un ejemplo de los procesos de reconstitución del proyecto socialdemócrata en su versión anti-liberal o clásica. Pero este proyecto, que en el pasado se reveló una ilusión y que condujo al trágico retroceso de las posiciones económicas, sociales y políticas adquiridas por la clase obrera durante décadas de lucha, organización y concienciación, en la actualidad no puede ser una farsa porque, por más que sinceramente crean en él sus impulsores, el capitalismo contemporáneo se ha desarrollado durante los últimos 40 años sobre políticas que van en una dirección totalmente contraria (llámense “neoliberales”, “social-liberales”, etc.). 

Este capitalismo no va a admitir ningún avance en sentido contrario sin una lucha de masas seria y organizada, y en la actualidad difícilmente la salida a la crisis supondrá cualquier recuperación de las posiciones anteriores de los trabajadores, en primer lugar porque su destrucción es y será condición estructural de continuidad del siguiente ciclo expansivo de la economía. Todo lo cual, por otra parte, viene reforzado por el nuevo orden europeo, instituido por el Tratado de Estabilidad que impone el objetivo de déficit cero para todos los Estados miembros y la prioridad al pago de la deuda pública, así como tiene su garante en la dominación del capital financiero internacionalizado y los límites que pone a la soberanía de los Estados nacionales.

____________________________

19 agosto, 2014

Gaza 2014: La contribución de Europa a las matanzas de Israel

Jean Feyder

Action Solidaire Tiers Monde

Intervención del autor durante la manifestación organizada por CPJPO el 7 de agosto 2014.

Los crímenes cometidos por Israel durante las últimas semanas en Gaza no habrían sido posibles sin la complicidad de los Estados occidentales, Estados Unidos en primer lugar, pero también los Estados europeos.

En el plano militar existen graves complicidades entre Europa e Israel por medio de la cooperación de 13 de los 28 Estados miembros, en particular Francia, Alemania, Reino Unido, Italia, España y Bélgica. El valor de las licencias de exportación de armas a Israel emitidas por los gobiernos de la Unión Europea (UE) ha pasado de 157 millones de euros en 2011 a 630 millones en 2012, es decir, ha tenido un aumento del 290%. Algunos especialistas calculan que el valor real de esta cooperación se eleva a miles de millones de euros y no a cientos de millones.

La cooperación militar, sobre todo nuclear, se desarrolló entre Francia e Israel a partir de 1956. Se suspendió con el presidente de Gaulle en 1967 antes de que el presidente Sarkozy la relanzara. Funciona gracias a unos imperios económicos en Francia, como el grupo Lagardère. Se trata de un imperio en primer lugar mediático. Controla televisiones como MCM, radios como Europe 1 y RMF, diarios como France Dimanche, le Journal du Dimanche y Nice-Matin, revistas como Paris Match, Marie-Claire, Télé 7 Jours y Elle, y editoriales como Hachette y Grasset.

Pero Lagardère también es un gran comerciante de armas con EADS, principal consorcio militar europeo. EADS también controla Airbus. La sociedad EADS colabora estrechamente con la empresa Israel Aircraft Industries, especializada en la fabricación de drones. Esta asociación opera con la cooperación del Estado francés cuya Dirección General de Armamento (DGA) ha puesto en marcha un programa de dos mil millones de euros en previsión de fabricar 40 drones para Europa. ¿Para que sirven estos aviones no tripulados? Para espiar a la población palestina con el fin de preparar los ataques del ejército israelí. Pero la operación en Gaza nos ha enseñado que algunos de estos aviones están equipados con cargas y atacan blancos en el suelo. Las últimas semanas nos han demostrado la terrible eficacia de esta cooperación en la fabricación y puesta a punto de estos artefactos de muerte y destrucción. Volveré enseguida sobre ello.

Paso a Italia. Sin duda más que cualquier otro país europeo, Italia ha ofrecido un apoyo concreto para este último ataque israelí a Gaza. Cuando empezaron las masacres a principios de julio ofreció a Hatzerim, una base aérea en el Negev, dos aviones de adiestramiento a reacción M-346. Estos aviones (los más "avanzados" de su tipo, según los fabricantes) se utilizan para adiestrar a los pilotos en operaciones que simulan las que se han ejecutado durante el pasado mes de julio a costa de 1.800.000 gazatíes.

Los dos aviones son los primeros de un lote de treinta aviones de adiestramiento M-346 comprados por Israel en 2012 a Alenia Aermacchi, una empresa de Finmeccanica Group, el primer fabricante de armas italiano. Forman parte de un mercado público "recíproco" que favorece con mucho a Israel. Los 28 aviones restantes se tienen que entregar en 2016. 

El próximo mes de septiembre Cerdeña tienen intención de acoger unos ejercicios militares internacionales. En ellos debe participar el ejército del aire israelí, el mismo que bombardea a las mujeres y niños de Gaza.

Alemania lleva a cabo una cooperación militar con Israel desde la década de 1950. En los últimos años ha proporcionado a Israel equipamientos para los carros de combate israelíes Merkava 3 y Merkava 4 que ocuparon el Sur de Líbano en 2006 y Gaza ya en 2009. También le suministra baterías de defensa antiaérea tipo Patriot. Otros dominios de cooperación cubren equipamientos de comunicaciones y los sistemas electrónicos y ópticos. Esta operación siempre se ha mantenido bajo un fuerte secretismo. Es lo que quiso denunciar el premio Nobel de literatura Günther Grass hace dos años cuando escribió en Süddeutsche Zeitung el poema "Was gesagt werden muss" [Lo que hay que decir]. Quiso revelar que Israel es una potencia nuclear que amenaza la paz mundial y puso en tela de juicio el suministro a Israel por parte de su país de submarinos susceptibles de ser equipados después con cabezas nucleares. Advertía que Alemania podría resultar cómplice en caso de un ataque nuclear preventivo de Israel a Irán. En 2005 Berlín y Tel-Aviv cerraron un contrato de venta de submarinos convencionales tipo Dolphin, el sexto de cuyos ejemplares estaba a punto de ser entregado. Grass había denunciado el "silencio generalizado" que pesa sobre esta cuestión y hablaba de una "mentira pesada" porque "el veredicto de antisemitismo caerá automáticamente" sobre quien rompa el silencio. Este artículo de Grass desencadenó una enorme polémica en Alemania**.

En el caso de Reino Unido existe una estrecha colaboración entre el gobierno británico y el ocupante israelí. Esta pasa especialmente por una cooperación con la empresa de armamento israelí, Elbit Systems, el mayor productor de equipamiento para los drones. Es el primer exportador del mundo de estos aviones sin piloto.

El drone Hermès de Elbit es el más utilizado por el ejército israelí, sobre todo en Gaza, donde se ha utilizado contra la población civil gazatí el drone 450, equipado con dos misiles de alcance medio. En 2010, 2011 y 2012 se exportó a Israel el material para drones fabricado en esta fábrica de Birmingham y estos drones se están utilizando en las actuales masacres de Gaza, sobre todo el Hermes 450, que ya había causado multitud de víctimas durante la ofensiva "Plomo Fundido" en 2008/2009.

Como la mayoría de las empresas de armamento israelíes, Elbit se beneficia de la ocupación israelí en Palestina. La industria israelí "de protección de la patria" utiliza la ocupación como laboratorio para probar el funcionamiento de sus métodos de ocupación y de control, y a los y las palestinas como cobayas involuntarios. Esta tecnología israelí se vende a continuación a regímenes que también están interesados en la represión de las personas pobres y marginadas, como, por ejemplo, Estados Unidos, donde Elbit ha ganado un lucrativo contrato de 155 millones de dólares para suministrar técnicas de vigilancia a la frontera entre México y Arizona.

El colmo de la perversión del sistema es que en las Bolsas estadounidenses las acciones de Elbit se negocian a la alza desde el inicio de esta última ofensiva israelí contra Gaza. Su cotización ha aumentado un 6,1%.

Tengo que añadir que toda esta cooperación militar de los europeos se hace en violación de un Código de Conducta de la Unión Europea, que en 2008 se convirtió en posición común, por lo que es jurídicamente vinculante. Según la posición común, "los Estados miembros están determinados a impedir las exportaciones de tecnologías y de equipamientos militares que se podrían utilizar con fines de represión interna o de agresión internacional, o contribuir a la inestabilidad regional". Entre los ocho criterios que se enumeran en la posición común figura "el respeto de los derechos humanos en el país de destino final" y el "respeto del derecho humanitario internacional por parte de este país". Otro criterio se refiere a la "preservación de la paz, la seguridad y la estabilidad regionales".[1]

Al hacerse público el reparto de las exportaciones por destinatarios, se consta que desde 2001 y en un periodo de ocho años veinte Estados de la UE exportaron en diversos grados material militar a Israel. Entre estos veinte Estados figura Luxemburgo con la concesión de una licencia. Francia totaliza el 50 % de las exportaciones [2]. Todo esto demuestra que la hipocresía de Europa es flagrante.

Un único punto positivo: el gobierno español decidió suspender provisionalmente su cooperación militar con Israel. Reino Unido anuncia que quiere revisar sus licencias de exportación militar.

Alto a toda cooperación militar europea con Israel. Hay que saber que Israel no puede actuar solo, sino únicamente con el apoyo de gobiernos y de multinacionales que tienen nombres y direcciones. Para un grupo de militantes británicos de BDS [boicot, desinversión y sanciones a Israel] es el momento de que, con el fin de aislar a Israel, el movimiento de solidaridad con Palestina pase a una velocidad superior en sus acciones contra aquellos que apoyan a Israel de esta manera y se aprovecha del apartheid israelí. Nueve militantes ingleses de este grupo que actuaban en el marco de la campaña de BDS dieron ejemplo y ocuparon el tejado de la empresa Elbit cerca de Birmingham. Cerraron la fábrica de armas israelíes. Exigen que el gobierno británicos deje de colaborar militarmente con Israel y que cierre definitivamente la fábrica Elbit Systems, el mayor productor de equipamiento para los drones.

"Cuando nuestros gobernantes apoyan crímenes contra la humanidad, la sociedad civil tiene que actuar", afirmaban en un comunicado, que añadía que lo que compra el gobierno británico son estos drones que se han probado masacrando a palestinos y palestinas. El primer ministro británico David Cameron tiene sangre palestina en las manos y es urgente que deje de fomentar la ocupación, el apartheid y el colonialismo israelíes decretando inmediatamente el embargo militar de Israel, empezando por estos drones que son un elemento clave del arsenal de la muerte israelí.

Acabo recordando que en el reciente llamamiento que el CPJPO* dirigió a nuestro gobierno también le pedíamos que se comprometiera en favor de la detención de toda cooperación militar con Israel y podríamos añadir que esta petición se hace igualmente en aplicación de la posición común de 2008. ¡Que Europa respete por fin sus propias leyes!

* N. de la t.: Comité por una Paz Justa en Oriente Medio.

** N. de la t.: Véase, "Günter Grass y el antisemitismo", Ernesto Gómez Abascal,



[2] Ibid.


13 agosto, 2014

Grecia. Carta de la compañera anarquista Pola Roupa, miembro de Lucha Revolucionaria en clandestinidad

(Traducido por lxs compañerxs de Contrainfo)
Nikos y Pola, durante el juicio en su contra

El 16 de julio de 2014, el compañero Nikos Maziotis, miembro de Lucha Revolucionaria, cae sangrando por la bala de un policía, tras una furiosa persecución que desataron los perros armados del régimen. El compa da la batalla contra los pacos que le perseguían. Todo el aparato estatal festeja por el arresto del “buscado más peligroso” del país. Lo mismo hace el criminal y verdadero cabecilla terrorista Samaras, que con su gobierno tomó las riendas de los anteriores gobiernos a favor de los memorandos en la campaña del más grande genocidio social que ha ocurrido en el país en tiempos de “paz”. Samaras usa el arresto de Maziotis como herramienta para estabilizar su tambaleante gobierno y para sostener un régimen político y económico con cimientos podridos, que desde hace años se ha desacreditado en las conciencias sociales.

El arresto de un revolucionario del rango político de Nikos Maziotis es para el régimen político y económico, no solo en Grecia, sino a nivel internacional, un “gran éxito”, como se expresó por los Estados Unidos. Eso es porque el arresto del compa se percibe por parte de nuestros enemigos como un golpe a la lucha por el derrumbe del régimen, como un golpe a la lucha por la liberación del yugo del capitalismo y del Estado, como un golpe a la lucha por la revolución social. El tamaño de la amenaza que representa Maziotis para el régimen se refleja en los altos tonos de las asquerosas celebraciones del Poder político en Grecia y el extranjero. Porque el compa y Lucha Revolucionaria, organización a la cual pertenece, están intrínsecamente ligados a la desestabilización política del sistema, minando este régimen podrido. Están ligados a la firme guerra contra la dominación y la barbarie contemporánea. Están ligados a la lucha por el derrocamiento del Estado y del capitalismo, están ligados a la revolución social. El compa Nikos Maziotis estuvo y continúa dedicado a la revolución. Por eso luchó, por eso lucha, por eso le consideran como el mayor peligro para el régimen. Así que el peso político de este caso debe ser el parámetro primordial para la solidaridad con el compañero.

Actualmente, Maziotis está preso de la guerra social y de clase. No es justo que esté él en la prisión. Lo justo sería estar libre, luchando por la revolución social. Lo justo sería que en su lugar estuviesen los responsables de la miseria del pueblo griego, los que votaron y aplican los memorandos, llevando cadenas y siendo juzgados por los tribunales populares. Debería estar allí la élite económica, los ricos que chupan la sangre de los proletarios, la élite política y sus siervos. Lo justo sería que estuviesen atados con cadenas Samaras, Venizelos, Papandreou, Papademos y sus organizaciones criminales, los de la Troika y los altos mandos de la Unión Europea. Los patrones griegos y extranjeros, que para sus intereses económicos se devasta el país y la gente que vive en este. Estos son los verdaderos terroristas y ladrones. Estos son los brutales criminales y asesinos.

Los festejos por el arresto fueron acompañados por los esperados ataques de la propaganda estatal que fue reproducida y en gran medida creada por los altavoces del Poder, los medios de comunicación masiva. Ataques que buscaban manchar el carácter revolucionario del compañero y que tuvieron como bandera el enfrentamiento armado en la zona de Monastiraki, donde el compa se presenta como “pistolero sin escrúpulos” que abre fuego indiscriminadamente, mientras que los pacos “luchan para neutralizarlo” sin usar armas. Se supone que los pacos dispararon solo una bala, y esta para “neutralizar” al compa. Que asquerosos mentirosos y que hipócritas son, tanto los del aparato estatal, como también los sapos del régimen en los noticiarios! “Estaba disparando entre la gente”. ¿Quién eligió el lugar de este enfrentamiento? ¿Quién comenzó la persecución? ¿O es que Maziotis debería haber abandonado el arma y rendirse sin luchar?

Los pacos optaron conscientemente por llevar a cabo un enfrentamiento armado en un sitio lleno de gente. El compa fue obligado a defenderse. Después de hacer desaparecer lo más rapido posible de la publicidad uno de los turistas que declaró que fue baleado por un policía, afirmaban constantemente a través de los media que dispararon sólo una vez, mientras que el compa ocho. Pero aún con la única sospecha de que la persona que perseguían fuera Maziotis, estaban dispuestos a disparar incluso con armas automáticas para que no les escapase. Porque lo que estaba en jaque para ellos era de gran importancia política y no les interesaba para nada si la operación iba a realizarse entre decenas de personas. Tampoco si alguien moría. Al fin y al cabo, echarian la culpa al compa. ¿Quien podría desmentirles?

En cuanto a las ridículas afirmaciones de que supuestamente le habían localizado unos días antes, estas fueron dichas dentro del contexto de la propaganda estatal para no admitir que se trataba meramente de un suceso aleatorio. Esto es algo que se nota también de sus versiones contradictorias. Por una parte afirman que el compa fue reconocido por una secreta poco antes del enfrentamiento y por otra parte que le había reconocido otro secreta los días anteriores en alguna parada del metro. Si fuera verdad que le habían localizado los días anteriores, nos habrían ya arrestado. Una chivata y un infortunio dieron paso a la persecución. Pero claro, no podrían admitir que la persecución comenzó al azar. Toda la propaganda acerca de la supuesta localización tuvo lugar para afirmar al público que el aparato represivo, y especialmente las fuerzas “antiterroristas”, son productivas y efectivas. Solo que esto queda muy lejos de la realidad. Todo el periodo anterior estuvimos continuamente entre ellos. Nos estabamos moviendo por todas partes. Pasábamos a su lado. Les podíamos ver, mientras que ellos no podían vernos a nosotrxs.

Desde el arresto de mi compañero, yo paso a ser la “buscada más peligrosa”. Yo y mi hijo, para quien los espantapajaros del régimen en los medios de comunicación masiva “informan” con exceso de grosería sobre un montón de datos suyos, mientras que al mismo tiempo están felicitando con una asquerosa hipocresía a los mecanismos de persecución por no publicar la fotografía que tienen de él. Solo que ahora, con cada dato que los pacos tienen en sus manos, van a barrer el país para encontrarlo. Por lo demás, se supone que no se busca a mi hijo. Como había afirmado en el pasado una vergonzosa periodista al servicio de la policía, a través del hijo esperaban capturarnos. Ahora, a través del hijo esperan capturarme a mi.

A mi compañero le tienen gravemente herido en sus manos. Su venganza era algo que se esperaba. No les es suficiente con tener a Maziotis con la mano destruida por una bala, con su serio estado de salud, que a pesar de que se ha hecho publica la necesidad de una monitorización médica cercana y de nuevas operaciones, le obligaron a un traslado vengativo a una cárcel que se sabe que no dispone de médicos ni para las necesidades elementales de los presos. No cabe duda que su estado se ha empeorado, sólo por el traslado mismo. Conozco de primera mano qué tipo de traslados imponen a lxs luchadorxs armadxs. Cuando me obligaron a un traslado mientras estaba embarazada, acabé en el hospital con una hemorragia, donde tuve que permanecer internada para no perder el hijo. Es obvio que tienen miedo. Tienen al compa en sus manos, con su brazo destrozado, y aun así siguen teniendo miedo.

En lo que tiene a ver conmigo, en serio, ¿esperaban y siguen esperando que me fuese a entregar? No les voy a hacer ese favor. Que vengan a arrestarme. En realidad, mis perseguidores no lo creen. Es por eso que allanaron la casa de mi familia, la registraron e interrogaron a mi madre y mi hermana, buscando en vano algun rastro. Sus declaraciones en los mass media, según las que me encuentro en una posición dificil y que puede ser que me entregase por mi misma, no son nada más que un último esfuerzo de presión. Mis perseguidores me conocen. Me conocieron el 10 de abril de 2010, cuando me tenían en sus manos embarazada, y a pesar de sus ridiculos intentos de aterrorizarme yo no les decía ni mi nombre y lo único que recibieron fueron mis escupitajos. Conocen mi posicionamiento político del periodo que estuve encarcelada, conocen la postura política que mantuve durante todo el proceso del juicio. Fue, soy y seré miembro de la Lucha Revolucionaria. Si piensan que me pueden doblegar, están equivocados.

El arresto de nuestro compa fue un golpe. Nuestro compa Lambros Foundas pintó con su sangre las estrechas calles de Dafni, y Nikos Maziotis las de Monastiraki. La Lucha Revolucionaria ha dado su sangre por la causa de la revolución social. Pero no serán nuestros enemigos los que dirán la última palabra.

El campo de acción está abierto para la Lucha Revolucionaria. El campo social es nuestro campo, no el suyo. Para nuestros enemigos es un campo hostil, salvaje, que lo pueden controlar sólo con la violencia. El Estado y el Capital saquean, aterorizan, asesinan cada día, exterminan para que se salve el régimen. En el nombre de la “limpieza de la podredumbre” están masacrando a millones de humanos que se consideran inecesarios para la reproducción del capitalismo. Al mismo tiempo bombardean la sociedad con estúpidos cuentos sobre “recuperación económica” y “salida del país del túnel de la crisis”. Cuentos que dan risas, pero también indignación, a los pobres, los hambrientos, los desarrapados de este país.

El 16 de julio en Monastiraki tuvo lugar un combate. Un combate desigual, entre un revolucionario y decenas de perros armados del Estado. Un combate tan desigual, como lo es en este periodo histórico la lucha por la revolución. Una lucha entre unxs pocxs revolucionarixs y un aparato numeroso y armado hasta los dientes. Sólo que esta lucha, la lucha revolucionaria, no es una cuestion numérica. Es una cuestion de alma. Es una causa de creencia en la justicia revolucionaria. Una causa de creencia en la revolución. A combatir contra un sistema asesino, criminal por su naturaleza, que se reproduce a través de la explotación, la opresión, incluso mediante el exterminio físico de personas. Un sistema que se reproduce a través de la violencia. La violencia de la política de la economia, la violencia que ejerce la élite económica y política para mantener vivo el podrido sistema capitalista, para garantizar sus intereses, para continuar dominando. Los resultados de esta violencia los experimentamos todos nosotros los últimos 4 años que el país se ha hundido en el torbellino de la crisis, con los millones de desempleados y trabajadores ocasionales, con los salarios de hambre, con la transformación del trabajo en tráfico de esclavos, con las peores condiciones de esclavitud asalariada vividas por la gente en este país. Los resultados de esta violencia que asesina los vimos y los vemos en los famélicos, los niños desnutridos, los que mueren de hambre, que acaban enfermos, que pierden la vida, en los suicidios que aumentan continuamente. Los vemos en los contenedores de basura, donde los hombres-ratones, con su dignidad quebrantada, buscan por un trozo de pan. Esta violencia “encubierta” del sistema en el centro de la crisis se ha transformado en un arma de destrucción masiva.

No cabe duda alguna que es justo combatir la injusticia. Combatir un sistema que para consolidar el orden mediante la cruda violencia de sus mecanismos represivos está encarcelando, apaleando, asesinando humanos de segunda clase, sean estos resistentes, huelgistas y manifestantes o migrantes empobrecidos. Que está construyendo mazmorras de “maxima seguridad” con el objetivo de aniquilar políticamente, moralmente, psicológicamente, e incluso físicamente a lxs luchadorxs armadxs, para aplastar la voluntad por la lucha revolucionaria armada. Un sistema cuya justicia impone la legalización de cada tipo de violencia estatal (el caso con los migrantes ahogados en Farmakonisi y las responsabilidades de los maderos de la marina fue archivado), pero también la violencia racista contra empobrecidos obreros (los terratenientes productores de fresas y los capataces en Manolada fueron absueltos por el ataque asesino con fusiles contra los campesinos migrantes). Además, a nivel internacional, en el nombre de la consolidación del nuevo orden mundial a través de las guerras contra el “terrorismo”, se legitima la masacre de un pueblo entero en Palestina.

La lucha revolucionaria es un asunto de creencia en la necesidad de combatir a los opresores. Para que se devuelva así a los verdaderos criminales, a los verdaderos terroristas y asesinos que componen el sistema, un porcentaje de la violencia que ejercen. Porque sólo con la acción revolucionaria armada pueden entender que no serán inmunes para siempre.

Sobre todo, la lucha revolucionaria es un asunto de profunda e irreductible creencia en la justicia revolucionaria, la justicia de la abolición de cada forma de explotación y represión, la destrucción del Estado y el capitalismo. La justicia de una sociedad de igualdad económica, sin ricos y pobres, sin amos y esclavos. La justicia de una sociedad de personas verdaderamente libres.

Lucha Revolucionaria, en el periodo que ha estado activa, desde el 2003 hasta el día de hoy, lleva a cabo una lucha armada dinámica contra la totalidad de las formas de violencia del régimen antes mencionadas. Ministerios, tribunales, fuerzas policiales, bancos, la bolsa de Atenas, la embajada estadounidense, el Banco de Grecia, estos han sido los objetivos de la organización. Actuando con coherencia dio respuestas significativas a la violencia estatal, la violencia de la élite económica y política, la violencia de la justicia del régimen y escribió páginas importantes en la historia revolucionaria de estas tierras, y también a nivel internacional.

Actuó y habló de la crisis económica en tiempos donde el silencio se extendía sobre el fraude del régimen por “la estabilidad eterna del sistema” y la “próspera economía griega”. Más tarde, con el inicio de la crisis, desmintió todas las voces dominantes que hablaban de “la fortificada e inatacable economia griega”, además de las percepciones superficiales, las impregnadas por la propaganda dominante que no podían comprender la magnitud de la tormenta que se acercaba.

Habló y actuó por la revolución y la organización social revolucionaria en tiempos donde estos asuntos habían sido enterrados bajo el moho del fraudulento bienestar social. Mantuvo y sigue manteniendo encendida la llama de la revolución social, la llama de la libertad. Marcó, determinó, inspiró muchas personas, formó y sigue formando conciencias.

Por todo eso, fue, es y será una amenaza política seria para el régimen. Por todo eso luchó, lucha y seguirá luchando Lucha Revolucionaria. Por todo eso continuaré luchando yo también.

Libertad al compa Nikos Maziotis

Honor para siempre al compa Lambros Foundas

Viva la revolución social

Pola Roupa

8 de agosto de 2014 

http://publicacionrefractario.wordpress.com/2014/08/12/grecia-carta-de-la-companera-anarquista-pola-roupa-miembro-de-lucha-revolucionaria-en-clandestinidad/#more-6707

Pincha aquí para acceder a la lectura de la declaración política de Pola Roupa en los juzgados especiales de las prisiones de Koridallos.

04 agosto, 2014

Gaza y la otredad


Loam

Hagamos el sano ejercicio de despojar al "simio sapiens" de sus múltiples y variopintas etiquetas. Despojémosle de sus documentos y demás señas de identidad artificial (cultural). ¿Qué nos queda entonces? Nos queda lo esencial, lo que realmente importa a fin de cuentas: una frágil criatura mortal debatiéndose con la existencia.

Antes que judío, musulmán, cristiano, copto o budista; antes que amarillo, cobrizo, negro o blanco; antes que europeo, asiático, americano o africano; antes que cualquier otra condición culturalmente adquirida o impuesta, el ser humano es PERSONA, es decir, posee (porque si no no lo es) un sentido solidario y responsable de la otredad, reconoce y se identifica con el otro por todo cuanto es común en ambos, por todo cuanto NO es prescindible. Prescindible es la religión, la nacionalidad, la raza (si es que tal cosa existe), el género e incluso la ideología... Lo que NO es prescindible es el respeto a la vida propia y ajena, que no es lo mismo, pero es igual. El enemigo, entonces, es una ficción, un artificio hábilmente urdido por el poder y el dominio, un concepto que brota de la impotencia y el terror de los aterrorizados, ciegos e incapaces de reconocer al otro, incapaces de reconocer y respetar la vida.


A esa ceguera, a esa incapacidad intolerante, despótica y criminal, asumida como un valor, a esa violencia perpetrada contra la vida es a la que yo me opongo, no importa quién, cuándo, ni cómo se ejerza.


¡CON GAZA, CONTRA EL INVASOR!


31 julio, 2014

GAZA - Genocidio y propaganda sionista



"El Capitán Roni Kaplan, Portavoz de las Fuerzas de Defensa de Israel para la prensa internacional hispanoparlante y la prensa asiática, mantuvo este Martes una conference call de aproximadamente una hora de duración, en la cual los jóvenes del programa Nuevas Generaciones del Congreso Judío Latinoamericano pudieron efectuarle preguntas y actualizarse en cuanto al estado de conflicto entre Israel y Hamás.
“Estamos 100% avocados al tema de los túneles, que Hamás viene desarrollando desde hace mucho tiempo y son un arma estratégica para la concreción de sus objetivos terroristas”, dijo Kaplan, al mismo tiempo que aclaró: “los recursos económicos e intelectuales que Hamás utilizó para realizar los túneles, podrían haber sido utilizados para construir escuelas, hospitales y mejorar la calidad de vida de la población de Gaza”. "

¿Se puede ser más mendaz e hipócrita? Pese a la abrumadora evidencia de su acción criminal, Israel envía a sus embajadores de la muerte a convencer al mundo de su inocencia. La propaganda sionista pretende invertir los papeles otorgando a Israel el de víctima y a la población civil de palestina, indefensa y acorralada, el de enemigo terrorista, mientras él mismo ejerce un feroz e indiscriminado terrorismo de Estado. No hay ni habrá propaganda que pueda ocultar estos crímenes, mal llamados "de guerra", pues no existe ejército opuesto sino un grupo de milicianos luchando por su libertad y su tierra, defendiéndose de la larga y vejatoria opresión impuesta por el todopoderoso, ávido e intransigente Estado de Israel.

Loam













30 julio, 2014

GAZA // Eduardo Galeano


Para justificarse, el terrorismo de Estado fabrica terroristas: siembra odio y cosecha coartadas. Todo indica que esta carnicería de Gaza, que según sus autores quiere acabar con los terroristas, logrará multiplicarlos. 

Desde 1948, los palestinos viven condenados a humillación perpetua. No pueden ni respirar sin permiso. Han perdido su patria, sus tierras, su agua, su libertad, su todo. Ni siquiera tienen derecho a elegir sus gobernantes. Cuando votan a quien no deben votar, son castigados. Gaza está siendo castigada. Se convirtió en una ratonera sin salida, desde que Hamas ganó limpiamente las elecciones en el año 2006. Algo parecido había ocurrido en 1932, cuando el Partido Comunista triunfó en las elecciones de El Salvador. Bañados en sangre, los salvadoreños expiaron su mala conducta y desde entonces vivieron sometidos a dictaduras militares. La democracia es un lujo que no todos merecen.
Son hijos de la impotencia los cohetes caseros que los militantes de Hamas, acorralados en Gaza, disparan con chambona puntería sobre las tierras que habían sido palestinas y que la ocupación israelí usurpó. Y la desesperación, a la orilla de la locura suicida, es la madre de las bravatas que niegan el derecho a la existencia de Israel, gritos sin ninguna eficacia, mientras la muy eficaz guerra de exterminio está negando, desde hace años, el derecho a la existencia de Palestina. Ya poca Palestina queda. Paso a paso, Israel la está borrando del mapa.

Los colonos invaden, y tras ellos los soldados van corrigiendo la frontera. Las balas sacralizan el despojo, en legítima defensa. No hay guerra agresiva que no diga ser guerra defensiva. Hitler invadió Polonia para evitar que Polonia invadiera Alemania. Bush invadió Irak para evitar que Irak invadiera el mundo. En cada una de sus guerras defensivas, Israel se ha tragado otro pedazo de Palestina, y los almuerzos siguen. La devoración se justifica por los títulos de propiedad que la Biblia otorgó, por los dos mil años de persecución que el pueblo judío sufrió, y por el pánico que generan los palestinos al acecho.

Israel es el país que jamás cumple las recomendaciones ni las resoluciones de las Naciones Unidas, el que nunca acata las sentencias de los tribunales internacionales, el que se burla de las leyes internacionales, y es también el único país que ha legalizado la tortura de prisioneros. ¿Quién le regaló el derecho de negar todos los derechos? ¿De dónde viene la impunidad con que Israel está ejecutando la matanza de Gaza? El gobierno español no hubiera podido bombardear impunemente al País Vasco para acabar con ETA, ni el gobierno británico hubiera podido arrasar Irlanda para liquidar a IRA. ¿Acaso la tragedia del Holocausto implica una póliza de eterna impunidad? ¿O esa luz verde proviene de la potencia mandamás que tiene en Israel al más incondicional de sus vasallos?

El ejército israelí, el más moderno y sofisticado del mundo, sabe a quién mata. No mata por error. Mata por horror. Las víctimas civiles se llaman daños colaterales, según el diccionario de otras guerras imperiales. En Gaza, de cada diez daños colaterales, tres son niños. Y suman miles los mutilados, víctimas de la tecnología del descuartizamiento humano, que la industria militar está ensayando exitosamente en esta operación de limpieza étnica.

Y como siempre, siempre lo mismo: en Gaza, cien a uno. Por cada cien palestinos muertos, un israelí.
Gente peligrosa, advierte el otro bombardeo, a cargo de los medios masivos de manipulación, que nos invitan a creer que una vida israelí vale tanto como cien vidas palestinas. Y esos medios también nos invitan a creer que son humanitarias las doscientas bombas atómicas de Israel, y que una potencia nuclear llamada Irán fue la que aniquiló Hiroshima y Nagasaki.

La llamada comunidad internacional, ¿existe?

¿Es algo más que un club de mercaderes, banqueros y guerreros? ¿Es algo más que el nombre artístico que los Estados Unidos se ponen cuando hacen teatro?

Ante la tragedia de Gaza, la hipocresía mundial se luce una vez más. Como siempre, la indiferencia, los discursos vacíos, las declaraciones huecas, las declamaciones altisonantes, las posturas ambiguas, rinden tributo a la sagrada impunidad.

Ante la tragedia de Gaza, los países árabes se lavan las manos. Como siempre. Y como siempre, los países europeos se frotan las manos.
La vieja Europa, tan capaz de belleza y de perversidad, derrama alguna que otra lágrima mientras secretamente celebra esta jugada maestra. Porque la cacería de judíos fue siempre una costumbre europea, pero desde hace medio siglo esa deuda histórica está siendo cobrada a los palestinos, que también son semitas y que nunca fueron, ni son, antisemitas. Ellos están pagando, en sangre contante y sonante, una cuenta ajena.



27 julio, 2014

Todos somos terroristas... menos el poder.

"El principio terrorista extrapolado a toda la población. Ésta es la hipótesis implícita del poder: las propias poblaciones son una amenaza terrorista para él."


"Somos virtualmente los rehenes del poder y tenemos que vérnoslas con una coalición de todos los poderes contra todas las poblaciones --esto es algo absolutamente visible hoy, ante una guerra que tiene lugar desdeñando la opinión mundial."


"Esta situación global da la razón a Virilio, cuando habla de guerra civil planetaria. La consecuencia política más dramática de estos acontecimientos es el derrumbe de los conceptos de comunidad internacional y más generalmente de todo sistema de representación y legitimidad. Y las recientes manifestaciones mundiales contra la guerra, donde creemos ver que se eleva un contra poder, son sólo un síntoma inquietante de este hiato, de esta fractura de la representación --ya que nadie quiere la guerra, pero la guerra se hace, a pesar de todo, con el asentimiento más o menos camuflado de todos los poderes.

Nos las habemos a partir de ahora con el ejercicio de un poder en estado puro, de un poder sin soberanía. Mientras el poder extrae su soberanía de la representación, mientras tiene una razón política, su ejercicio puede encontrar cierto equilibrio y, en cualquier caso, puede ser combatido e impugnado. La desaparición de esta soberanía deja sitio a un poder desenfrenado, sin contrapartidas --en estado salvaje (un salvajismo no natural, sino tecnológico). Y ese poder que no tiene ya referencia legítima, ni siquiera verdadero enemigo (porque lo transforma en una especie de fantasma criminal) se vuelve sin complejos contra sus propias poblaciones."

Jean Baudrillard, Power Inferno (2002)