23 enero, 2017

Robots periodistas: el futuro de los medios corporativos ha llegado.



Los principales medios de comunicación de masas o medios corporativos, están iniciando movimientos para reemplazar a sus periodistas humanos por robots o “periodismo automatizado” para redactar las noticias. El objetivo de estos medios corporativos es reemplazar poco a poco los periodistas tradicionales por robots que pueden redactar el doble de cantidad de historias y noticias a un ritmo más rápido para vencer a su competencia. Pero no es solo una cuestión de velocidad y eficiencia: hay un panorama más amplio tras el desarrollo de esta avanzada tecnología. Como sabemos, los robots han sustituido a los seres humanos en varias industrias, especialmente en la industria del automóvil y en sus las líneas de producción. Y los medios de comunicación no son una excepción.

Recientemente, el New York Post (un periódico de propaganda sensacionalista) informó que el editor en jefe de Bloomberg, John Micklethwait (un habitual de las reuniones del Club Bilderberg), le reveló a los 2.400 periodistas de Bloomberg en una nota interna que estaba creando un equipo de 10 personas que estudiará cómo “usar más procesos de automatización de escritura y presentación de noticias”Así es como lo expuso Micklethwait:
“Os preguntaréis: ¿para qué os vamos a necesitar, si pretendemos conseguir que los ordenadores hagan la mayoría del trabajo?”, preguntaba retóricamente Micklethwait en el memorándum a sus empleados. Una ironía de la automatización es que es tan buena como la hagan los humanos. Esto se aplica a los dos principales tipos de periodismo automatizado.
En el primero, el ordenador generará la historia o el título por sí mismo. Pero necesitará al ser humano para decirle lo que debe buscar, dónde buscar y para garantizar su independencia y transparencia ante nuestros lectores. En el segundo tipo de periodismo automatizado, la computadora detecta una noticia, te proporciona una parte de la historia y, en esencia, hace la pregunta: “¿Quieres añadir o restar algo a esto y luego publicarlo?” Y sólo se contará como periodismo de Bloomberg si un periodista le añade la firma. “Hecho correctamente, el periodismo automatizado tiene el potencial de hacer que que nuestros trabajos sean más interesantes”, concluyó.
NewYork Magazine publicó un artículo en 2014 titulado: “Los robots están invadiendo las noticias sobre negocios, y es genial para los periodistas”. En dicho artículo se entrevistó a un analista independiente llamado Ken Doctor:
Ken Doctor, un analista independiente que estudia la industria de las noticias, me dijo esta semana que la aparición de informes robot es un producto de los tiempos, tanto tecnológicamente como en términos de los problemas económicos de la industria de las noticias, lo que ha llevado a los grandes medios de comunicación a buscar maneras de reducir sus costos. “Los robots son sólo una herramienta más del nuevo periodismo”, dijo.
En el futuro, Ken Doctor predice que los robots no sólo van a competir con los reporteros. Van a colaborar con nosotros (los periodistas) preparando los párrafos de datos de alta densidad que entonces podemos complementar con nuestro propio análisis personal, produciendo una historia híbrida que es mejor que nuestros esfuerzos humanos por sí solos.
“El periodismo se está convirtiendo en un trabajo más calificado”, dijo Doctor. “No habrá suficiente con redactar una historia comprensible en 750 palabras. La parte optimista de esto es que vamos a usar computadoras para hacer el trabajo básico o para organizar los hechos noticiables y el juicio y el análisis de los hechos y su interpretación, será llevada a cabo por seres humanos”
En 2014, Associated Press se asoció con Automated Insights (AI) para producir informes de ganancias trimestrales automatizados mediante el uso de su plataforma de Inteligencia Artificial. Según el sitio web de AI:
Associated Press, trabajando con Automated Insights y Zacks Investment Research, utiliza la tecnología de automatización para escribir noticias de negocios. Anteriormente, los reporteros de AP escribían estas historias. AP produce actualmente cerca de 3.700 noticias de ganancias de negocios trimestrales para las empresas estadounidenses y canadienses, más de 12 veces el número que sus reporteros y editores producían manualmente.
Que los robots tomen el lugar de los humanos en las salas de redacción es sólo otra forma de eliminar a los periodistas para reducir los costos de mano de obra. Al igual que McDonalds eliminará a gran parte de sus empleados y los sustituirá por robots para servir a los clientes, tal y como ya está empezando a hacer debido a la implantación de un salario mínimo de 15 dólares la hora en los EEUU.
Aunque Ken Doctor dijera que los robots colaborarán con los seres humanos y que éstos serán los que le darán el toque humano y un análisis final para producir una “historia híbrida”, lo cierto es que el objetivo final es única y exclusivamente reducir los costes para los propietarios y los altos ejecutivos de los medios de noticias corporativos.

Otro factor importante a considerar es que los humanos y los robots que colaboran para producir noticias son fácilmente controlados por la alta dirección. CharlesLewis, un ex investigador del programa de televisión norteamericano 60 Minutos y productor, fundador y ex director ejecutivo del Centro para la Integridad Pública (CPI) escribió un artículo en la revista Político en 2014 titulado “¿Por qué Dejé 60 Minutos” en el que dice:
"Menos medios comerciales de noticias soportan el periodismo de investigación en la actualidad que en cualquier momento anterior de la historia reciente, y la prensa de hoy, sobre todo la prensa que busca agresivamente desvelar las verdades que el gobierno, las empresas y otras instituciones poderosas tratan de esconder, está posiblemente, más sola, más expuesta y más vulnerable que nunca a la persecución profesional e incluso física".
Charles Lewis dejó el IPC en 2005, pues la organización fue “secuestrada” por la Fundación Ford, una entidad conectada con la CIA Ford, la Fundación OpenSociety de George Soros y otras fundaciones corporativas que son contribuyentes importantes de esta organización sin fines de lucro. Los medios corporativos del futuro inmediato se convertirán en un lugar en el que los periodistas estarán compitiendo directamente con los robots, que no requieren de un salario, un plan de jubilación o de prestaciones sanitarias.

Bien, amigos periodistas, este es el futuro que os espera… y el que os merecéis.


Éste es el precio que se paga por servir a un amo en lugar de servir a la verdad. Éste es el precio que se paga por pasar 4 años estudiando una “carrera universitaria” de periodismo, para acabar en la redacción de un medio, convirtiéndose en un loro que sólo repite las noticias que recibe por agencia. Éste es el precio que se paga por insultar a la práctica periodística, que debería estar centrada en la persecución implacable de la verdad y en la denuncia de los abusos de los más poderosos.

Sí, la mayoría de los que “trabajáis” en las redacciones de periódicos, revistas o televisiones, y que os pasáis la vida obedeciendo con la cabeza gacha sin poner en duda las mentiras y manipulaciones y produciendo piezas de propaganda para los intereses de los más poderosos, tenéis los días contados. Ya lo veis: es más fácil poner a una inteligencia artificial, ya programada para obedecer, que poneros a vosotros. Así os pagarán los servicios prestados. Y la verdad: el mundo no perderá nada.

No tardaremos demasiado en ver al primer androide o personaje generado por ordenador presentando un noticiario. ¿Y notaremos la diferencia con alguno de esos cretinos que presentan las noticias y que leen robóticamente de un teleprompter?

Posiblemente, en un futuro casi inmediato, podremos elegir con el mando de la tele qué personaje queremos que nos presente las noticias. Podremos poner una efigie de Walter Cronkite, Matías Prats, Albert Einstein, una insinuante Marilyn Monroe, Katy Perry, un oso panda o un Son Goku que terminará cada noticia disparando un kame-hame. Y todos ellos cambiando su entonación y sus gestos. Sí, serán robots los que escribirán las noticias que leamos o veamos y los que escriban los artículos más profundos e incluso los que creen literatura y música. Y a las generaciones más jóvenes, crecidas en el mundo digital, no les importará, ni tan sólo notarán la diferencia… porque ellas, en el fondo, ya son poco más que robots…


________________________________________________________________________
Diario ABC: ¿De defender a Franco a defender a Batista?



2 comentarios :

  1. El artículo obvia un pequeño detalla, pero muy importante: la computerización de la inversión en bolsa, el "trading de alta frecuencia". Estos compran y venden acciones y otros producto según las noticias, así que es lógico que la inversión computerizada vaya de la mano con las noticias enlatadas.
    Al final lo de siempre, si quieres un poco de verdad tienes que ir a la fuente.
    Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La conexión bursátil con los medios, con las noticias, es desde luego un asunto en el que sería interesante profundizar, pero que, para comprender, hay que tener unos mínimos conocimientos que la mayoría no poseemos. En cualquier caso, los trileros son tan veloces moviendo la "bolita" que la única manera de detenerlos es expropiándosela. Así que, tenemos trilerismo (bursátil y mediático) para rato.

      Salud!

      Eliminar

ARREZAFE NO PUBLICARÁ COMENTARIOS ANÓNIMOS.