13 abril, 2018

RADIOGRAFÍA DE UN MODELO REPRESIVO



Las siguientes páginas (129 a 137) están extraídas del libro “Radiografía de un modelo represivo”, de Miguel Castells Arteche, (Donostia, Ediciones Vascas. Argitaletxea, 1982).



La prensa de estos últimos cuatro años constituye un testimonio público abrumador.  Ofrezco como botón de muestra el siguiente muestrario:

— 1-8-77, titular de «Diario 16»: «Amorebieta. La Comisión popular investigadora denuncia: algunos de los presuntos guerrilleros eran policías».

— «El País», 9-11-77; «Deia», 3-10-77 y 15-11-77:  Guernica. Diez personas de paisano, esgrimiendo armas de fuego, amedrentan y golpean a los transeúntes.  Se reconoce entre los agresores a cuatro guardias civiles.

— 14-10-77, titular de «Diario 16»: «Juan Ramón Gómez García, detenido en Portugalete:  otro incontrolado que resulta ser policía».

Año mil novecientos setenta y ocho

— 4-4-78. La prensa recoge el informe de la Comisión de Investigación del Consejo General Vasco, sobre la actuación de los incontrolados los días 10 y 11 de marzo en San Sebastián. El informe manifiesta: que los autores de los hechos agredieron con barras de hierro, porras, cadenas y pistolas a personas, vehículos y establecimientos y que algunos «tienen relación con las fuerzas de orden público o que al menos son conocidos por estas fuerzas, ya que en bastantes ocasiones fueron auxiliados o recogidos en sus vehículos».

— 12-5-78. «Deia» y «Egin». Un documento de once partidos (entre ellos el PNV), denuncia «la clara colaboración de las FOP» en la actuación de los grupos de incontrolados el día 10 en Pamplona.  Un párrafo afirma: «la mayor parte de los componentes de estos grupos eran miembros de la guardia civil y de la policía, vestidos de paisano».

— 26-6-78. «Hoja del Lunes» de San Sebastián.  Comité Nacional de ORT «(...) urgente necesidad de que se ponga fin al papel de ocupación que desempeñan las FOP en Euskadi (...)». Ortzi impone un minuto de silencio en el Congreso español por la muerte de José Emilio Fernández Pérez en un control de la guardia civil en Apatamonasterio y por el atentado contra el matrimonio Etxabe, en el que murió Agurtzane Arregui.

— 18-11-78. «Unidad». Los comités de empresa de los periódicos en huelga de Guipúzcoa, «El Diario Vasco», «La Voz de España», «Unidad» y «Egin», denuncian «la falta de objetividad de las notas oficiales» sobre los hechos del pasado 15 en Mondragón.  Los periodistas insisten en que ninguna de las víctimas esgrimía arma alguna, etc. (Ver páginas 93 y 94).

— 27-12-78, «Egin». Carta abierta al Gobernador Civil de la Junta Municipal del PNV de Basauri: «(...) Terminada la manifestación y cuando los manifestantes se disolvían pacíficamente, hizo acto de presencia la policía armada, que cargó indiscriminadamente contra todas las personas que se encontraban en la calle (...). El terror se apoderó de las calles de Basauri, con la llegada de las FOP (...). La policía armada se hizo dueña del pueblo por la fuerza de las armas, quedando patente que el pueblo no está con ellos, que no les quiere (...)».


Año mil novecientos setenta y nueve

— 17-2-79, «Deia» titula: «El Gobierno Civil de Guipúzcoa abre investigaciones: Los incontrolados en el barrio de Loyola eran policías».

— «Hoja del Lunes» de San Sebastián y «Unidad», 9-4-79; «Egin», 10-4-79; y «Punto y Hora», del 20 al 27-4-79, etc. Actuación de incontrolados en el Barrio de Eguía de San Sebastián, que hieren de bala a dos personas. Uno de los incontrolados pierde la cartera. La cartera contiene documentación personal que los vecinos entregan al Juzgado de Guardia. El titular de la documentación es José Pajarón Rodríguez, miembro de la Policía Armada.

— 8 y 9-5-79, «Egin»; núms.  124 y 125 de «Punto y Hora de Euskal Herria», etc. Andoain.  Asesinato por incontrolados de José Ramón Ansa Etxebarría. El Ayuntamiento, en sesión extraordinaria, requiere: La inmediata disolución de todas las bandas fascistas, detención y procesamiento de sus miembros (procediendo  para ello entre  otras  cosas a la depuración  a fondo  de las instituciones  del Estado»; «la inmediata exigencia de responsabilidades a los mandos responsables del puesto de la guardia  civil de  Andoain,  por  sus  distintas actuaciones represivas»; y «una investigación a fondo de los diversos miembros que componen la plantilla  (de  la  guardia  civil de  Andoain) con el fin de esclarecer la posible participación directa o indirecta en los distintos  atentados  fascistas sufridos por nuestro pueblo». Se solidarizan con los acuerdos del Ayuntamiento de Andoain los Ayuntamientos de Rentería, Tolosa, Zumárraga, Arama, Escoriaza, Ibarra, Irura, Larraul, Ernialde, Isasondo, Elgueta, Irún, Beasain, Asteasu, Zaldibia, Zarauz, Cestona, Anoeta, Lazkano, Pasajes, Arrigorriaga, San Sebastián, Azcoitia, Leiza, Cizúrquil... y los parlamentarios de Herri Batasuna.

— 6-VI-79, «La Voz de España».  San Sebastián.  El Ayuntamiento acuerda: «(...) III. Que la presencia de la guardia civil y policía nacional no es deseada en nuestra ciudad (…)».

— 2-8-79, «Egin». Usúrbil. El Ayuntamiento condena «la actuación de las FOP que, de paisano, en vehículos particulares sin identificarse, dispararon sin motivo sobre los pacíficos ciudadanos.

— 29-8-79, «Egin».  Bilbao:  El pleno de la Diputación de Vizcaya acuerda contratar cuatro personas para el servicio de seguridad de la presidencia y conserjería del CGV y de los corporativos de la Diputación. Socialistas y centristas preguntan a los diputados del PNV si es que no confían en las FOP. Los del PNV responden que no podía exigírseles confianza en algún sector de las referidas fuerzas cuando una hija del actual Diputado General había sido torturada en la Jefatura de Bilbao y uno de los Diputados presentes (también del PNV) había estado inactivo durante más de un año y sufrió varias operaciones, para recuperarse de la paliza que dichas fuerzas le propinaron.

— 15-6-79, «Egin».  Markina.  El Ayuntamiento exige la expulsión del pueblo del guardia civil Manuel, conocido por «Santistenan», que encañonó a los clientes de un establecimiento público y realizó disparos. El pleno ratifica un acuerdo tomado con anterioridad, de exigir la retirada de las FOP de Euskadi.

— 26-8-79, «Deia», «Egin» y «Punto y Hora» 6-9-79, etc. Motriko. El Ayuntamiento en pleno exige «la expulsión de las FOP de Motriko y de Euskadi». El Ayuntamiento encabeza una manifestación con la consigna «indar errepresiboak  apurtu».

— 6-9-79. El nº 141 de la revista «Punto y Hora» transcribe el acuerdo de la Junta Municipal del PNV de Motriko, reunida el 25-8:

«(...) c) Exigir se prohíba a todos los guardias civiles del puesto de esta villa que se encuentren de paisano, el llevar armas; y que cuando vistan uniforme se abstengan de visitar establecimientos públicos portando metralletas. d) Exigir la retirada de las fuerzas de la guardia civil de esta villa, no sólo porque sus mandos han resultado incapaces para controlar a sus subordinados y números, sino porque resulta evidente además que en dichas fuerzas existen elementos indeseables que por sus actitudes de «matón embriagado» constituyen un peligro para toda sociedad pacífica, actitudes que se agravan por el hecho de ir aquéllos armados y carecer de responsabilidades para su uso».

— 7-10-79. La prensa reproduce la declaración de Giscard d'Estaing, presidente de la República Francesa: «Es intolerable que la policía española venga a territorio francés a arreglar sus cuentas».

— 12-10-79, «Egin». Basauri. La Comisión de Investigación denuncia agresiones de incontrolados, identificando a dos de ellos como policías nacionales.

— 6-11-79, «Deia», «Egin», etc. San Sebastián. José Félix Elósegui Odriozola, portavoz del PNV en el Senado y su esposa, son interceptados por jóvenes armados, que circulaban en otro turismo. El matrimonio es encañonado y cacheado y luego el Senador trasladado a la Comandancia de la guardia civil, donde quedó en libertad una vez acreditada su condición de Senador del Partido Nacionalista Vasco. El Senador protesta en San Sebastián en rueda de prensa, y en el Senado.

— 11-11-79, «Egin». San Sebastián. En relación con las denuncias del Barrio del Antiguo, el pleno del Ayuntamiento acuerda: «Exigir que los guardias de paisano y fuera de servicio no interfieran la vida ciudadana, ni amenacen, ni provoquen; ni creen tensiones entre los habitantes del Barrio. Asimismo, que las infracciones a las normas sean sancionadas con la máxima severidad por los mandos, dando a conocer públicamente los nombres de los responsables y que se proceda a una investigación inmediata y pública de los hechos denunciados por los vecinos. Por último, denuncia la ubicación del cuartel del Paseo de Heriz (...)».

— 9-12-9, «Egin».  Tafalla.  El pleno del Ayuntamiento condena la actuación de ultraderechistas del día l. Los califica de «producto de fascistas, bandoleros políticos, terroristas» y añade que estaban presentes miembros de la guardia civil desde el primer momento, sin que intervinieran.

— 18-12-79, «Egin». Rentería. Con motivo del secuestro y violación de Maite Cerezo Cuadrado, de 14 años, a la que los violadores manifestaron que volverían a suceder «estos casos» en Rentería, el «grupo de mujeres de Rentería» denuncia: «Los violadores en este caso, como en el anterior, tienen las espaldas bien guardadas».

— 22-12-79, «Egin». Rentería. En relación con la violación referida, una Comisión Oficial del Ayuntamiento, grupo de mujeres de Rentería y familiares de la joven, transmiten al Gobernador la creencia extendida en el pueblo de que los violadores son «elementos policiales o parapoliciales».

— 22-12-79. «Diario Vasco». Andoain. La Comisión Investigadora del Ayuntamiento ha elaborado un informe sobre los incontrolados. Según el informe «existen pruebas suficientes para expedientar a la guardia civil de Andoain por presuntas actividades delictivas y vinculaciones con la extrema derecha». Los concejales asumen el informe y el alcalde lo entrega al Gobernador Civil.

— Los números 188 y 189 de «Interviu», correspondientes al 20 y 27 de diciembre de 1979, recogen las declaraciones de Francisco Ros, ex-policía nacional infiltrado entre los incontrolados.  Francisco Ros menciona conexiones.


Año mil novecientos ochenta

— 24-1-80, «Egin». Pasajes. El Ayuntamiento sale al paso de la nota policial sobre el asesinato de Carlos Saldise Corta, miembro de la gestora pro-amnistía y de Herri Batasuna. (Según la información policial, los autores podrían ser los mismos amigos que acompañaban a la víctima). El pleno del Ayuntamiento afirma: «Los verdaderos autores del atentado son fuerzas fascistas parapoliciales, encubiertas por los estamentos oficiales».

— 21 y 22-1-80, «Unidad»; 22, 23 y 24-1-80, «Egin»; 24-1-80, «Diario Vasco», etc. En relación con el atentado reivindicado por «Grupos Armados Españoles» contra el Bar Aldama del Barrio de Alonsótegui de Baracaldo, la policía manifiesta inicialmente que «el hecho podría ser obra de un comando autónomo de extrema izquierda abertzale». Todos los partidos políticos de Euskadi coinciden en atribuirlo a la extrema derecha y los comunicados de condena denuncian «la connivencia de los; aparatos del Estado en los grupos ultraderechistas y fascistas».

— 3-2-80, «Egin». Ondánoa. En relación con el asesinato de José Miguel Zubikarai por los incontrolados, el pleno del Ayuntamiento acuerda:  desmentir   la versión oficial y exigir la retirada   de las FOP de Euskadi.

— 6-2-80, «Egin».  Deusto (Bilbao). La policía obliga a abrir el Cine Avenida, que había cerrado en protesta por el asesinato de Yolanda González, por los incontrolados, en Madrid.

— 7-2-80, Lakunza.  Dosier Comisión Investigadora.  En relación con el ametrallamiento y muerte de Mikel Arregi, en un presunto control de carretera, la Comisión desmiente la versión oficial y añade: «El empecinamiento por parte del Gobierno de justificar sistemáticamente todas las actuaciones de las FOP, incluso en casos en que su culpabilidad es tan clara, lo único que hace es poner en evidencia su condición de fuerzas de ocupación y represión y privar al Gobierno de la más mínima credibilidad democrática.

— 14-11-80, «El País», titula: «Dos miembros de la Seguridad del Estado, posibles implicados en el Batallón Vasco Español» (con motivo del asesinato de Yolanda González).

— 23-2-80, «Egin». Markina. El Ayuntamiento denuncia las actuaciones de las Unidades Antiterroristas Rurales (UAR).

— 16-4-80, Bermeo. A raíz de la violación de una menor, el pleno del Ayuntamiento califica las violaciones que se están produciendo recientemente y en forma característica de «arma de disuasión terrorista parapolicial», y acuerda por unanimidad: presentar querella criminal contra el guardia civil Pedro García López como autor de la violación; «declarar a las citadas FOP de no gratas y exigir del Ministerio del Interior y del Ministerio de Defensa  españoles,  la retirada  inmediata  de las citadas fuerzas represivas  acantonadas  en  todo  el territorio vasco (...)». La prensa en Euskadi publica los acuerdos en los días siguientes.

— 8-9-80, «Hoja del Lunes» de Bilbao. Txiki Benegas se refiere al «alarmante incremento   de la violencia terrorista de extrema derecha, ocho víctimas en mes y medio, sin que al parecer se haya practicado ningún tipo de detención o se haya procedido a investigaciones serias».

— 15-9-80, «Hoja del Lunes» de Bilbao. Recoge la declaración de Xabier Arzallus: «Existe otro fenómeno muy importante y grave, el de esos que llaman incontrolados... Francamente tengo sospechas de que no son tan incontrolados, y eso es muy grave».

— 16-9-80, «Deia»: «En cinco años, desde el 6 de abril de 1975 hasta hoy:  La extrema derecha ha causado en Euskadi 500 atentados, con un balance de 38 muertos y 128 heridos. En Euskadi Norte han sido detenidas quince personas de estos comandos, mientras que en Euskadi Sur sólo cuatro de escasa importancia».

— 20-10-80, según el «Correo Español-El Pueblo Vasco», el PSOE denuncia «la absoluta ineficacia, o quizás incluso inhibición, en el esclarecimiento y la persecución del terrorismo de extrema derecha. El Gobierno no debe aplazar más la realización de una profunda y seria investigación en el seno de los Cuerpos de Seguridad del Estado actuantes en Euskadi».

— 25-11-80, «El País» titula: «La policía española deja escapar a los presuntos autores de un atentado terrorista en Hendaya». Y «Deia»: «La guardia civil detuvo a los presuntos autores del atentado de Hendaya y la policía los puso en libertad».

— 27-11-80, «Deia» titula: «La prensa francesa no duda que los liberados en Irún eran los autores del atentado de Hendaya». Y «Egin»: «El ministro de Interior francés califica de complicidad la actuación policial española».

— 28-11-80, «Deia». Euskadi Buru Batzar del PNV: «Los autores del atentado de Hendaya no son simples incontrolados. Para un gran sector de la población, son personas ligadas a algún cuerpo institucional.

— 20-11-80, «El País» titula: «La Comisaria de Información ordenó la libertad de los protagonistas del incidente de Hendaya.

— 5-12-80, «Deia» titula: «Francia considera inadmisibles las declaraciones de Rosón sobre el asunto Hendaya».

— 6-12-80, «Egin» titula: «El Estado implicado en la autoría de actividades terroristas».

— 10-12-80, reseña de «Egin» sobre el juicio en Euskadi Norte por el asesinato del refugiado Periko Elizarán: «(...) El director de la Policía Judicial de Aquitania reiteró que los acusados trabajan para los servicios secretos españoles».

— 30-12-80, «El País» titula: «Cobran un millón de pesetas, cada uno, por trabajo realizado. Antiguos miembros de la OAS integran los comandos de la guerra sucia contra ETA». (Un párrafo de la información: «En lo que se refiere a los grupos de información que colaboran con la Brigada Operativa, se especula que el asunto puede determinar el cese de su actual jefe, el comisario Manuel Ballesteros».)

Año mil novecientos ochenta y uno

— 8-1-81, «Diario Vasco». Bilbao. El Gobernador Civil suspende el acuerdo del Ayuntamiento de Valmaseda, que condenaba el atentado contra el Bar Hendayais y acusaba de complicidad en el mismo a la policía española.

— 21-1-81, «El País»: «El grupo parlamentario comunista ha decidido preguntar hoy ante el Congreso una pregunta dirigida al Gobierno en relación con los contactos que parecen existir entre los comandos de extrema derecha que actúan en el País Vasco francés y la policía española».

— 22-5-81, «Egin» titula: «Rosón repitió en el Congreso la versión de la guardia civil sobre las muertes de Almería. El socialista San Juan calificó sus explicaciones como tergiversadas y le pidió que saliera del Gobierno».

— 22-5-81, editorial de «El País» en relación con el crimen de Almería: «Si el gobierno, como en el caso de Arregui, como en tantos otros, es tan torpe que se empeña en mantener su actitud impúdica de negar la evidencia y lavarse las manos, no conseguirá otra cosa que agitar la justa indignación popular (...)».

— 27-5-81. Un editorial de «El País» se refiere al secuestro, ya finalizado, de más de doscientos rehenes en el Banco Central de Barcelona: «(...) Que la opinión pública albergue desconfianzas en este terreno no es culpa suya, sino de otras encuestas —¿qué ocurrió en Montejurra?, ¿qué sucedió en aquellos sangrientos Sanfermines de Pamplona?, ¿qué ha pasado en Almería?— iniciadas con simulado brío y tragadas después por las arenas movedizas de las complicidades o de los encubrimientos». (En Montejurra intervinieron incontrolados, en Pamplona policía nacional, en Almería guardia civil.)


— 6-6-81, «Diario Vasco». Xabier Arzallus, presidente del PNV, declara: «(...) Pretenden que el pueblo colabore, por otra parte, en la erradicación de la violencia, cuando resulta que los cuartelillos son nido de ella (...)».

— 16-6-81, «Egin»:  Un Tribunal de Marsella condenó a Alberto López Martínez, español empleado en una compañía aérea, a un año de prisión por tráfico de armas que «le habían sido pedidas por (...) un importante cargo de la policía barcelonesa de la Brigada Antiterrorista». (Véase también semanario «Enbata», 18-6-81.)

Denuncias de la oposición real

La relación de citas que anteceden constituye sólo un muestreo, extraído de un campo limitado. He prescindido, por ejemplo, de las denuncias y testimonios provenientes de asambleas, grupos, partidos y personas (el 9-8-77, «Diario 16» titulaba: «Según Paco Letamendía, diputado por Guipúzcoa, entre los incontrolados hay policías armados»), que conforman la oposición real en Euskadi. El material proveniente de esta oposición, es desde luego el más abundante, claro, completo y certero en la materia; pero a mayor abundamiento, en líneas generales, he prescindido de él.

Por lo demás, como digo, la relación es un muestreo, por lo que contiene muchas omisiones.  Por ejemplo, sobre la reivindicación de que se retiren las FOP de Euskadi y/o el aviso de que los vecinos no abran la puerta de las casas a la autoridad policial «si no va acompañada de un guardia municipal y previo conocimiento de la Alcaldía», la prensa publica en las fechas que se dicen a continuación, entre otros, además de los acuerdos ya citados en relación precedente, las de los Ayuntamientos de los siguientes municipios:

Leioa (14-6-80, la suspensión del  acuerdo por el Gobernador se publica el 24-6-80), Munguía  ( 26-6-80), Alsasua (29-6-80, suspendido por  el Gobernador según  se  publicó  el 1-7-80), Larrabetzu (29-6-80), Bakaikoa (11-7-80), Zizurkil (5-7-80 y la suspensión del Gobernador el 16-7-80), Zornotza (10-7-80), Vergara y Tolosa (2 y 8-7-80), Eibar (19-7-80), Durango (la  suspensión   por  el  Gobernador  se  publica  el 6-1-81), Rentería (12-5-79), Santurce (11-1-80), Etxarri-Aranaz (22-2-81), Baztán (7-6-80), Oyarzun (14-6-80), Sumbilla (13-8-80), etcétera.

Pueden encontrarse más referencias sobre el tema del epígrafe en la prensa de las siguientes fechas: 8-X-77, 11 y 12-III-78, 30 y 31-V-78, 5-X-78, 12-II-79, nº 145 de Punto y Hora, 3 y 4-VIII-79, 13-VI-79, 3-IX-79, 6-X-79, 2 y 3-XII-79, etcétera.

Y no resulta aconsejable decir más: el día 27 de mayo del corriente 81, el Pleno del Senado español dio su autorización para que se me procesara por haber responsabilizado de las acciones de los incontrolados, en Euskadi, al Gobierno, su partido y sus efectivos, en un artículo publicado el 14 de junio del 79 en la revista «Punto y Hora de Euskalherria».

Hasta aquí las páginas extraídas del libro, y este es el artículo, publicado en «Punto y Hora de Euskalherria», que el autor menciona:

INSULTANTE IMPUNIDAD

Dentro de poco, cuando lleguen los Sanfermines, se cumplirá el año de los asesinatos de Germán Rodríguez en Iruña y Joseba Barandiarán en Donosti. Los organismos oficiales no han identificado a los autores. Ni siquiera han reconocido las organizaciones a que pertenecen. Tampoco han identificado a quienes mataron entre el 12 y el 15 de mayo del 77 en Rentería a Gregorio Marichalar Ayestarán de 63 años y a Rafael Gómez Jaúregui de 78, en Iruña a José Luis Cano, y en Ortuella a Manuel Fuentes Mesa: el 14 de mayo también del 77 a José Luis Aristizábal en San Sebastián y por esas fechas y en la misma ciudad a Isidro Susperregui Aldekoa, septuagenario; a comienzos de junio del mismo año a Javier Núñez Fernández en Bilbao; a Francisco Aznar Clemente. Pedro María Martínez Ocio, Romualdo Barroso Chaparro, Juan José Castillo y Bienvenido Pereda Moral el 3 de marzo del 76 en Gasteiz, y en el mismo año el 7 de marzo en Basauri a Vicente Antón Ferrero, el 9 de mayo en Montejurra a Aniano Jiménez y Ricardo Pellejero, el mes de junio a Alberto Romero Soliño en Eibar, el de setiembre a Jesús María Zabala en Fuenterrabía, en noviembre a Santiago Navas y José Javier Nuín en Santesteban y el 10 de julio a Normi Menchaka en Santurce; a José Emilio Fernández Pérez, de 16 años y a Felipe Carro Flores de 15. el 24 de julio en Apatomasterio y el 25 de julio en Sestao. respectivamente, el año 78. Hablo sólo de muertos y no agoto, ni muchísimo menos, la relación. Me limito a citar varios ejemplos. Ni uno solo, repitió: Ni uno solo de los asesinatos que comprende la lista interminable de asesinatos fascistas en Euskadi ha tenido una mínima aclaración oficial. ¿Se identificará a los individuos que asesinaron a Emilia Larrea, Roberto Aramburu, Josemari Iturrioz, Agurtzane Arregui, Argala, José Ramón Ansa y Gladys del Estal, que son los más recientes? Y al hablar de los más recientes hay que señalar la fecha —9 de junio del 79— porque mañana habrá más.

Y quedan los cientos de casos —porque son cientos— en los que unos señores entran empuñando pistolas en bares de pueblos y barrios (Amorebieta, Durango, Eguía, Loyola y etc.) o van simplemente por la calle hiriendo y atropellando indiscriminadamente a la gente; las voladuras de los locales populares (Punto y Hora, Bordatxo, bar Alay, bar Santi, Askatasuna, etc.), o de turismos, los atentados cuyos supervivientes quedan con lesiones permanentes, etc.

Los autores de estos crímenes se desenvuelven y siguen ocupando sus puestos y cargos con absoluta impunidad. No se difunden órdenes de busca y captura. No se recoge y publica la descripción física de los autores, ni se barajan listas de sospechosos, con salida en la prensa, ni hay foto robot, ni mucho menos ofrecimiento público de recompensa, ni detenciones, controles o registros domiciliarios, ni se llama públicamente a la colaboración ciudadana, como en otros supuestos, ni se admite, significativamente, la colaboración. No se establecen conexiones, ni hay comunicado oficial, en la prensa con imputaciones tajantes y anatemas, como en otros supuestos.

La derecha en el poder tiene los medios (policía, tribunales y cárceles) para descubrir y castigar a los autores de tanto crimen. Pero no hay cuidado: la derecha no se va a descubrir a sí misma.

¿Organizaciones de extrema derecha? Nadie creía en Euskadi antes de fallecido Franco, en la posibilidad de que pudiera estar detenido o condenado por asociación ilícita ni un solo militante y menos un dirigente de la Triple A, del batallón Vasco-Español, del batallón Guezalaga, de ATE, del comando Adolfo Hitler, del comando Francisco Franco, del comando Mussolini, de Orden Nuevo, O mega, del Movimiento Social Español. Acción Nacional Española, o Guerrilleros de Cristo Rey. Nadie tampoco puede creerlo en la actualidad.

¿Presos de «la ETA»? Por las cárceles han pasado centenares. ¿Sospechosos de «la ETA»? Por comisaría han pasado miles. ¿Simpatizantes? Para qué seguir contando... Pero dirigentes o militantes de las Triples as ni uno.

Los encargados antes del orden y de perseguir los delitos son los mismos de ahora. Y aquí en Euskadi nada ha variado en cuestión de impunidad y en cuestión de responsabilidad.

El período de Ibáñez Freire como Director General de la Guardia Civil, bajo Fraga como ministro del Interior, coincidió también con otra fase de gran proliferación en Euskadi de las acciones llamadas de extrema derecha. Vuelven la proliferación y la coincidencia.

La escalada de los incontrolados suele acompañar en Euskadi a la escalada de las fuerzas policiales de represión.

Estos comandos, por llamarles de alguna forma, se mueven en Euskadi como el pez en el agua, en medio de una población que les es absolutamente hostil. Resulta demasiado inexplicable, para no estar a la vista, la explicación. Disponen de información exacta, más detallada en muchos casos, para los atentados que cometen, que la que tienen a su disposición las gentes del país. Cuentan con amplios ficheros que se mantienen al día. Disponen de material bélico y fondos abundantes. Disponen de material y fondos sin limitación y de un a impunidad absoluta. Dado el tiempo y condiciones en que vienen operando, puede decirse que tienen garantizada de antemano la impunidad legal. No sirve de nada que prohíban verlo.

Y esto cuenta para el pueblo. Y pesa más en Euskadi que todos los preutonómicos, consensos democráticos y zarandajas vacías o de formulación abstracta, porque tiene una presencia diaria y una realidad física y tangible.

Sinceramente, no creo en la existencia de las asociaciones fascistas, cuyas siglas he señalado antes, fuera y al margen del aparato del Estado. O sea, que no creo en su existencia real. Pese a la proliferación de siglas, son siempre los mismos.

Detrás de estas acciones sólo pude estar el Gobierno, el partido del Gobierno y sus efectivos. Sabemos que van a utilizar cada vez más como instrumento político la caza expeditiva y la eliminación física del disidente vasco. ¡Allá ellos con su falta de visión política! Pero para el próximo que caiga entre nosotros, hay que señalar a los responsables, desde ahora y con la máxima publicidad.

Miguel Castells Arteche

El número completo de la revista, que incluye este artículo, puede descargarse en pdf aquí.







6 comentarios :

  1. Comparto,Maestro.
    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eskerrik asko, Empe.
      Musuak

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Es lo que tiene la "modélica transición".

      Eliminar
  3. Esto no es una radiografía, esta es la disección de un zombie que se niega a morir. Hasta que no caiga el régimen del 78 es lo que hay. Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El régimen del 78... que es el del 39.

      Salud!

      Eliminar