21 agosto, 2016

Medios corporativos occidentales hacen "desaparecer" a más de 1.5 millones de sirios y a 4.000 doctores – Eva Barlett

© REX
Las bombas de las que usted no escucha hablar: "rebeldes" terroristas atacan a civiles
 y hospitales en el oeste de Alepo con "cañones infernales" y bombas cilíndricas.

Eva Bartlett - Sott.net 14 ago 2016

Conforme el Ejército Árabe Sirio y el Gobierno sirio logran más avances significativos para restaurar la seguridad en Alepo, al norte de Siria, y en su población; los grupos de derechos humanos propagandistas de la guerra que se hacen pasar por neutrales y los medios de comunicación occidentales (y homólogos del Golfo como Al Jazeera), nuevamente llevan a cabo acusaciones recicladas desacreditadas.

De acuerdo con estas organizaciones comprometidas con el Gobierno de EE.UU. y financiadas por Soros, y gran parte de los medios masivos de comunicación, sólo hay un "último" pediatra y un escaso número de médicos en Alepo. Ellos están, por supuesto, refiriéndose exclusivamente a las regiones de Alepo ocupadas por terroristas (sectores orientales y algunos al norte) e incluso así ignoran la realidad de que el Gobierno sirio continúa pagando los salarios de los médicos en áreas ocupadas por terroristas, incluyendo el este de Alepo.

Esta afirmación del "último pediatra" fue propuesta a principios de este año como parte de un intento frenético de los medios para difamar a Siria y a Rusia por "tener como objetivo a civiles" (cuando, de hecho, tenían como objetivo a los terroristas patrocinados por el extranjero). Esas hienas mediáticas y de derechos humanos ignoraron las siguientes realidades acerca de una mayor parte de Alepo:
La presencia de terroristas (Jabhat al-Nusra, y otros a los que occidente llama "moderados" - Ahrar al-Sham, Jaysh al-Fateh, Nour al-Din al-Zenki y las facciones del llamado Ejército Libre Sirio) al este y al norte de Alepo. 
La presencia de más de 1.5 millones de civiles en áreas aseguradas por el gobierno al oeste de Alepo, quienes son asesinados y mutilados diariamente por cohetes hechos por EE.UU/Turquía, misiles, morteros y municiones, así como balas explosivas, granadas de gas y morteros producidos localmente; utilizados por los terroristas. 
La presencia de civiles provenientes de las áreas ocupadas por terroristas en áreas de Alepo aseguradas por el gobierno - muchos de los cuales huyeron de sus distritos, a principiosde 2012, debido a la afluencia de los terroristas; otros que en los últimos años habían huido al oeste; y un pequeño número de los cuales recientemente han sido capaces de huir a lugares seguros en el oeste de Alepo a través de los corredores humanitarios. 
La presencia de no sólo uno, sino de más de 4.100 doctores (fuente: Asociación Médica de Alepo) y numerosos hospitales en funcionamiento en Alepo - a pesar de las sanciones criminales de Occidente a Siria, y a pesar de que los hospitales hayan sido blancos de los atentados terroristas. 
El hecho de que la mayoría de los terroristas al este de Alepo no son sirios (e indudablemente no son "rebeldes"), ya que vienen "de 81 países diferentes con contingentes significativos desde Turquía, los estados del Golfo de Arabia, el Norte de África, la Chechenia rusa y la región norte del Cáucaso". [fuente: 10 hechos sobre Alepo (en inglés)] 
Que al menos el 80% de los terroristas están afiliados con Al-Qaeda y la mayoría restante tiene las mismas ideologías distorsionadas y despiadadas. [fuente: 10 hechos sobre Alepo (en inglés)]

Los doctores en Alepo refutan las mentiras de los medios

En la primera semana de julio de 2016, viajé en coche hacia Alepo. Al entrar en el distrito sureño de la ciudad de Ramouseh, el coche aceleró a lo largo de un camino conocido por los francotiradores terroristas. Tres semanas más tarde en Ramouseh, una mujer fue baleada por un terrorista y asesinada.

© Eva Bartlett
Una línea de barriles de petróleo en la ruta de Ramouseh para protegerse
 de los francotiradores terroristas respaldados por Occidente.

En Alepo, me encontré con médicos de la Asociación Médica de Alepo (establecida en 1959), entre ellos el Dr. Zahar Buttal, el Dr. Tony Sayegh y el Dr. Nabil Antaki.

Una pregunta que hice a los médicos fue sobre la otra mentira, tantas veces repetida, del "último pediatra" en Alepo; una afirmación sorprendente diseñada para impactar a los lectores occidentales y crear una manifestación en contra del gobierno sirio. Y que no está basada en la verdad.

El Dr. Zahar Buttal, Presidente de la Asociación Médica de Alepo, refutó esas acusaciones, señalando que Alepo cuenta con 180 pediatras que siguen trabajando en la ciudad. De uno de los presuntos pediatras solitarios, dijo: "Los medios de comunicación dicen que el único pediatra en Alepo murió en un hospital llamado Quds. En realidad, era un hospital de campo, que estaba registrado". En cuanto al pediatra, "Revisamos el nombre del médico y no encontramos ningún registro de él en la Asociación Médica de Alepo".

De hecho, el hospital Quds, al que se hace referencia, fue parte central en el frenesí de mentiras de los medios con respecto a Alepo, el gobierno sirio y sus aliados rusos, durante abril y mayo. Las declaraciones de los alrededores del edificio llamado hospital al-Quds se contradicen entre sí. En este artículo se describen las falacias y las graves discrepancias.

Otro aspecto crucial en las mentiras fue el sesgo y la propaganda de la organización muy parcial de MédicosSin Fronteras, que es financiada por corporaciones y brinda apoyo en las zonas en Siria controladas por los terroristas, específicamente Jabhat al-Nusra (cuyo intento fallido de cambiar de marca con un nombre nuevo - Jabhat Fatha al-Sham - no niega sus lazos con Al-Qaeda, ni borra sus crímenes).

La siguiente pregunta relacionada a los médicos fue: Si la zona asegurada por el gobierno de Alepo cuenta con 180 pediatras, ¿cuántos médicos en total siguen trabajando allí? Los medios de comunicación han mentido durante meses reclamando que el número de médicos está disminuyendo, incluyendo incluso una pieza de propaganda a finales de julio en The Intercept que afirmaba que "el número de médicos en la ciudad de Alepo ha caído en picado hasta unas pocas decenas. El número restante de médicos especialistas es aún menor".

Sin embargo, de acuerdo con el Dr. Zahar Buttal, hasta ahora hay 4.160 doctores registrados y activos en la ciudad de Alepo, en las áreas aseguradas por el gobierno con más de 1.5 millones de personas. De los 4.160 doctores, 200 han sido nuevamente registrados desde principios del año.

En cuanto a las declaraciones de los medios acerca de la falta de especialistas en Alepo, además de los 180 pediatras mencionados, hay por supuesto muchos más especialistas en Alepo. De acuerdo con el Dr. Zahar de la Asociación Médica de Alepo, los especialistas que aún practican en la ciudad incluyen a:
30 cirujanos cardiovasculares214 cirujanos generales112 ortopedistas11 neumólogos12 neurólogos8 neurocirujanos250 obstetras/ginecólogos15 gastroenterólogos
El Dr. Nabil Antaki es un gastroenterólogo y forma parte de un grupo de 15 doctores especialistas que, desde finales de 2012, ha ofrecido sus servicios atendiendo en hospitales privados (con los mínimos equipamientos y honorarios médicos posibles) a más de 500 civiles gravemente heridos por atentados terroristas, que necesitan atención especializada y, a menudo, soporte vital. Sólo en su grupo, hay especialistas incluyendo tres cirujanos generales, un cirujano del corazón, un neurocirujano, dos cirujanos ortopédicos y tres anestesiólogos.

El Dr. Antaki ha sido muy franco sobre las mentiras de los medios de comunicación occidentales sobre Alepo. Cuando la campaña creada por Occidente, "Alepo en llamas", empezó a esparcirse a finales de abril el momento exacto en el que los terroristas apoyados por Occidente aumentaron su bombardeo diario sobre Alepo a bombardeos graves– El Dr. Antaki, al presenciar lo peor en cuanto a víctimas y bombardeos, alzó la voz.

Cuando lo conocí en julio de 2016, el Dr. Antaki continuaba siendo franco acerca de las manipulaciones mediáticas y las mentiras flagrantes sobre la realidad en el suelo de Alepo.
"Todas las campañas que fueron lanzadas por los medios occidentales se referían a la parte este de Alepo, que es la parte controlada por los 'rebeldes'. Todos los medios informaron que las personas están sufriendo, los edificios son destruidos y que el gobierno sirio está cometiendo 'crímenes de guerra'. Sin embargo, lo que estamos recibiendo en la parte controlada por el gobierno sirio es mucho peor que en la parte este. Nadie habla acerca de lo que está sucediendo en la parte occidental de Alepo. No sólo caen decenas de morteros cada día en la parte occidental de Alepo, sino que también hay cientos de muertos o heridos, y cada día tenemos otros cientos. Y nadie habló de ello. Cuando los medios de comunicación se refirieron a un supuesto hospital destruido en la parte oriental, una semana después, el principal hospital de maternidad en Alepo fue alcanzado por las bombas enviadas por los 'rebeldes'. Las mujeres fueron asesinadas. Y nadie ha hablado de ello".
El Dr. Tony Sayegh de Alepo también ha alzado la voz sobre la parcialidad flagrante de los medios en Alepo. En julio, en relación con el hospital Quds y la propaganda relacionada, el doctor Sayegh me dijo:
Este hospital, en el distrito de Sukkari... hicieron gran propaganda sobre el mismo, "el último doctor en el área" lo cual es absolutamente incorrecto. El gobierno tiene doctores trabajando en esa área, obtienen sus salarios de parte del gobierno, incluso aunque el área esté controlada por terroristas. Para el gobierno, todas las áreas y sus habitantes son sirios. Áreas dónde hay terroristas, como al-Manbij, al-Bab, en todas esas áreas hay doctores trabajando con el ministerio de salud, y obtienen sus salarios por parte del ministerio de salud.
Más de diez mil muertos y mutilados en Alepo ausentes en los medios corporativos

El Dr. Nabil Antaki dio el siguiente panorama sobre la vida de los civiles que están en las zonas de Alepo asegurados por el gobierno, desde mediados de 2012 hasta nuestro encuentro en julio.
Desde julio de 2012, la principal zona de Alepo recibe cada día morteros, bombas y granadas de gas, enviados por los "rebeldes" hacia los civiles que viven en Alepo. Aquí hay más daño humano que allí, pero menos destrucción física; porque aquí estamos recibiendo morteros y granadas. Si un mortero golpea a un edificio, podría hacer un agujero del tamaño de una ventana, pero también matar a cinco personas a la vez. En la parte de Alepo bajo el control del gobierno, todos los días tenemos docenas de heridos y muertos.
A finales de abril de 2016, los terroristas en los barrios orientales ocupados de Alepo - así como en Beni Zaid y los distritos vecinos entonces ocupados - aumentaron sus campañas normales de bombardeos con morteros, explosivos de cilindros de gas (usando tanto los cilindros domésticos como los mayores, rellenos de vidrio, cojines y esquirlas de metal), balas explosivas y misiles poderosos suministrados por el extranjero. El aumento fue desde decenas por día a cientos por día en áreas densamente pobladas de Alepo aseguradas por el Estado sirio.

Acerca del ya señalado bombardeo, el Dr. Nabil Antaki me dijo:
Usualmente no hay sólo un mortero, hay una lluvia de morteros: diez, veinte, treinta y más en pocas horas. Muchas personas son heridas al mismo tiempo. Cuando las ambulancias traen a las personas al hospital público, tal vez veinte o treinta personas llegan al mismo tiempo. Los hospitales públicos carecen de suficiente personal y equipamiento médico. Así que si hay diez personas gravemente heridas llegando al mismo tiempo al hospital público, en el tiempo en que llega la asistencia, una víctima muere.
En su oficina de la Asociación Médica de Alepo, el Dr. Zaher Buttal lee en su diario las estadísticas de finales de abril y principios de mayo con respecto a la campaña de bombardeos terroristas:
23 de abril: 81 mártires, 30 heridos.28 y 29 de abril: los días más sangrientos. 31 mártires, 75 heridos **números iniciales solamenteDesde el 23 de abril al 30: 120 mártires, más de 800 heridos3 de mayo: 25 mártires, 100 heridos (incluyendo a 3 mujeres asesinadas en la explosión del hospital de maternidad de al-Dabeet)
© Eva Bartlett
El Dr. Dabeet mostrándome imágenes del ataque terrorista
respaldado por Occidente al hospital que lleva su nombre.

Aunque la Asociación Médica de Alepo haya documentado el número diario de muertos y heridos por este aumento en la campaña de bombardeos, y aunque las zonas atacadas incluyan una serie de hospitales registrados de Alepo; los medios corporativos y "grupos de derechos humanos" respaldados por Wall Street en su base turca (o en otras partes) que estaban reportando desde Alepo, prefirieron citar a "activistas desconocidos" y a los actores de al-Qaeda en Siria: los "White Helmets" [Cascos Blancos].

Como muchos de (sino casi todos) los residentes de Alepo, el Dr. Zaher Buttal nunca ha oído hablar de los Cascos Blancos. El hecho de que el director de la Asociación Médica no esté al tanto de este grupo que pretende rescatar civiles en Alepo señala la realidad de que solamente trabajan en áreas ocupadas por los terroristas y para los terroristas mismos. Para más información sobre el grupo de propaganda terrorista conocido como los "Cascos Blancos" vea este vídeo y este artículo. [Y en español éste, NdE.]

Otra propaganda proterrorista

El mismo artículo de julio de 2016 de Intercept que promovió la narrativa del doctor solitario, también dejó de mencionar que el hospital que ellos citan es, de hecho, un hospital establecido hace mucho tiempo y que, además, pertenece a una asociación voluntaria dirigida por el Gran Muftí de Siria, el Dr. Ahmad Badr Al-Din Hassoun.

El artículo de Interceptdecía: "El hospital del Almouslem, Omar Ibn Abdel Aziz, ha sido durante mucho tiempo la única instalación médica que funciona en una zona del este de la ciudad de Alepo."

En una reunión a mediados de julio y luego el 11 de agosto con Muftí Hassoun en Damasco, él explicó que la organización (La Asociación para elevar el nivel de salud y la situación social) de la que es director tenía dos hospitales y diez clínicas otorgando atención médica a diario de forma gratuita a un máximo de 1500 de los más pobres de Alepo. Uno de estos hospitales era el mencionado hospital, Omar Ibn Abdul Aziz. Tenía tres quirófanos, una máquina de resonancia magnética, nueve máquinas de diálisis, 12 incubadoras y 50 camas. Ahora es controlado por terroristas que, según el Muftí Hassoun, montaron ametralladoras en tres ambulancias del hospital. El humanitarismo de los llamados "rebeldes" "moderados" apoyados por Occidente.

El Muftí Hassoun explicó:
En 1985 comenzamos la construcción de este hospital y, en 1992, el hospital comenzó a operar. Atendíamos de forma gratuita a 400 pacientes diariamente; personas de un barrio muy pobre.
Cuando los terroristas se apoderaron del hospital, desalojaron a los médicos, mataron a tres de las enfermeras y a más de diez pacientes. Los medios de comunicación dicen que MSF está apoyando al hospital, pero lo están usando como un hospital de campo para tratar a los terroristas. Este es el hospital que hemos construido con nuestras propias manos y ahora mienten y dicen que se trata de su propio hospital.

A la mitad de un vídeo al que el artículo de Intercept vincula, aparecen nada más y nada menos que los propagandistas de guerra "Cascos Blancos" - que solamente trabajan en áreas ocupadas por los terroristas. Esta es la evidencia que presenta el Intercept, junto con un reporte de la ONU que carece de fuentes para sus afirmaciones. La ONU no tiene presencia física en el este de Alepo ocupado por los terroristas y, al igual que los mentirosos medios y las farsantes ONG, se basa en "activistas no identificados" y fuentes como el SOHR [Observatorio Sirio de Derechos Humanos] para sus estadísticas.

Descaradamente, el medio enlínea Al-Hel robó una foto de la Asociación Médica de Alepo, afirmando que representaba a los médicos en el este de Alepo ocupado por los terroristas: "los médicos de Alepo están exigiendo un fin a los bombardeos del régimen... y describen la situación como 'una catástrofe humanitaria'."

La página de Facebook del mismo tipo de propaganda de guerra, Syria Breaking, compartió la foto robada y el artículo de Al-Hel, agregando estas dos líneas:
En el este de la ciudad de #Alepo, ahora hay no menos de 300 personas, con sólo 30 doctores en cinco hospitales para ayudarles.La foto en cuestión es, de hecho, de una protesta el 6 de mayo (fotos aquí) organizada por la Asociación Médica de Alepo, fuera del hospital de maternidad destruido, al-Dabeet, reducido a cenizas el 3 de mayo por un misil terrorista. De acuerdo con el Dr. Zaher Buttal, más de 150 doctores asistieron a la manifestación.
La protesta se produjo después de semanas de matanza por parte de los implacables bombardeos de zonas civiles por parte de los terroristas en toda el área de Alepo asegurada por el gobierno incluyendo numerosos hospitales y fue, dijo el Dr. Buttal, tanto por la ira contra los terroristas que atacaron a los hospitales en Alepo, como también para mostrar al mundo que Alepo tiene médicos, contrariando las mentiras de los medios.

Acerca de los carteles que los doctores portaban, el profesor Tim Anderson escribió:
Sus carteles en inglés, italiano, alemán y árabe decían: "El Ejército Árabe Sirio me representa", "Larga vida a Siria, larga vida a Alepo", "Los terroristas están matando a nuestros niños", "La oposición armada está destruyendo a nuestra civilización", "No a la oposición armada."
Desde los atentados terroristas del 3 de mayo, un misil cayó en un coche aparcado justo al lado del hospital de maternidad al-Dabeet, causando una masiva explosión que destruyó el interior del hospital, dañó gravemente el exterior y quemó los dos coches aparcados detrás del mismo. La grabación de las cámaras de seguridad de un edificio cercano muestra el cohete y la posterior explosión masiva que se produjo a las 9:36 de la mañana del 3 de mayo.

Un cohete terrorista respaldado por Occidente explota fuera del
hospital de maternidad Dabeet en Alepo.

Si bien los reportesiniciales decían que 16 civiles fueron asesinados en los atentados terroristas del 3 de mayo, en el momento en el que los heridos sucumbieron a sus heridas graves, 25 personas fueron asesinadas y más de 100 heridas, según el Dr. Zaher Buttal de la asociación médica. Las tres mujeres asesinadas estaban en la recepción del hospital de al-Dabeet en ese momento, declaró el Dr. Dabeet. Una de las heridas fue una mujer con 28 semanas de embarazo, quien sobrevivió a la pérdida de grandes secciones de su intestino debido a heridas de ametralladora.

La sala de operaciones fue destruida, junto con los cuartos de los pacientes, cinco de las diez incubadoras (las otras cinco necesitan reparación), y la gran parte de su equipamiento.

Una semana después, el hospital de maternidad fue de nuevo golpeado por un mortero lanzado por terroristas y destruyó el techo del mismo e hirió a los trabajadores de la construcción que se encontraban ahí, de acuerdo con el Dr. Dabeet.

© Eva Bartlett
El hospital de maternidad Dabeet después de sufrir un ataque directo
por parte de los terroristas apoyados por Occidente en Alepo.

Según el Dr. Zaher Buttal, otros golpes a hospitales incluyen al hospital Ibn Rashd, donde un mortero golpeo el último piso; el hospital de Medicina Árabe y el perímetro del hospital Razi.

¿Civiles muertos de hambre y asediados? Regiones liberadas ignoradas

Mientras que los atentados y ataques de francotiradores terroristas han sido los problemas más acuciantes en Alepo durante los últimos meses; desde 2012, otras crisis han sido la escasez de agua y electricidad, así como los bloqueos por parte de los terroristas que sufre la población en el área asegurada por el gobierno en Alepo; que cortan el suministro de alimentos, combustible y medicinas a la ciudad.

La ya arriesgada ruta de Ramouseh que tomé hacia Alepo a principios de julio, fue recientemente asaltada por francotiradores y bombardeos terroristas, y ha permanecido cerrada para evitar fatalidades civiles. Al cerrarse esta única ruta que lleva hacia Alepo, las acciones terroristas han cortado la ruta de suministros vitales de más de 1.5 millones de personas que se encuentran ahí adentro. En julio, el Dr. Nabil Antaki explicó cómo los terroristas mismos han cerrado el camino muchas veces anteriormente, y el terrible efecto de que lo hagan.
Debido a que los "rebeldes" controlan las rutas principales alrededor de Alepo, Alepo ha sufrido bloqueos, muchas veces por un par de días y otras por muchas, muchas semanas. Durante estas largas semanas, nada podía entrar a Alepo, nada de comida, ni vegetales, ni frutas, tampoco gas, equipo médico, medicamentos... las personas de Alepo han sufrido mucho.
 El suministro de agua ha sido cortado por los "rebeldes" porque las principales estaciones de agua se encuentran en áreas "rebeldes." Muchas veces cortan el agua por semanas o meses. Así que por tres años, hemos tenido que usar el agua de los pozos - ahora en Alepo tenemos 300 pozos que hemos tenido que utilizar para proveer de agua a 1.5 millones de personas que viven en Alepo bajo el Estado sirio.
 Además, no tenemos fuente de alimentación energética, porque el generador de electricidad y alimentación energética se encuentra en la porción "rebelde" de Alepo, y ellos cortan el suministro. Es por esto que las personas tienen una suscripción privada a 1 o 2 amperios, simplemente para tener 1, 2 o 3 focos durante la noche. Ellos tienen que pagar precios costosos simplemente para tener esto. Las personas de Alepo realmente están sufriendo.
Mustapha Melhis, de la autoridad del agua de Alepo, explicó en julio de 2015:
Nuestras reservas de agua se ecuentran a 90 kilometros de aquí, en Hafsa, una región bajo el poder del EI [Estado Islámico]. En mayo, cortaron la cantidad de agua [suministrada] a la mitad...
El segundo aspecto de este problema es la distribución. El agua bombeada por el EI fluye hacia las estaciones Suleiman Halabi y Bab al-Nairab aquí [en Alepo]. Ambas áreas son controladas por Jabhat al-Nusra, y están utilizando el agua como un arma para imponer sus demandas.

En el mismo artículo, el gobernador de Alepo, Mohammad Marwan Olabi, dijo:
Las plantas eléctricas están fuera de la ciudad. Los terroristas controlan dos áreas por donde pasan las líneas de electricidad de Alepo. Siempre que quieren poner presión sobre Alepo, cortan la electricidad. Y cuando la electricidad se va, el suministro de agua también es cortado.
Los medios corporativos han ignorado gravemente estas crisis reales, y en vez de esto, manufacturan (con respecto al este de Alepo bajo el poder de los terroristas) el mismo tipo de campañas de propaganda de "civiles hambrientos" que anteriormente inundaron las redes sociales y fueron avaladas por ONG dudosas, como aquellas en Madaya y Yarmouk. En todo caso, no se menciona nada del hecho de que la población en el área incluye facciones terroristas o el porqué hay falta de suministros (debido a las facciones terroristas).

Con respecto a Madaya y Yarmouk, cuando los residentes de las regiones no habitadas por terroristas logran hablar con los medios, inevitablemente hablan de que los terroristas roban su comida, acaparan bienes para venderlos a precios extorsionistas, y evitan que los residentes puedan irse a áreas más seguras.

El 28 de julio, el Ejército Árabe Sirio aseguró totalmente los barrios Bani Zaid y Lairamoun, al norte de la ciudad de Alepo, liberándolos de los mercenarios respaldados por Occidente que ocupaban esos distritos desde octubre de 2012.

Los civiles que habían permanecido en Bani Zaid comentaron sobre los terroristas que lanzaban cilindros de gas y otras bombas a los civiles en los distritos vecinos asegurados por el gobierno de Alepo. Los medios corporativos de Occidente ignoraron grandiosamente esta liberación significativa y el júbilo de los residentes liberados.

El mismo día, el presidente al-Assad emitió un decreto que concede amnistía a los sirios que deponen sus armas y se reconcilian con el Estado.

Cuando los corredores humanitarios coordinados por Sira y Rusia se abrieron al este de Alepo a finales de julio, surgieron reportes de terroristas que evitaban que los residentes se fueran, incluyendo el asesinato de residentes que intentaran irse. Cuando algunos de los residentes de estas áreas lograron evacuarse, surgieron testimonios de ellos agradeciendo al gobierno de proveer lo básico y condenando a los terroristas por haberles robado, por haber abusado de residentes y, en muchos casos, por haber asesinado a sus seres queridos.

Russia Today entrevistó a los evacuados, que tampoco elogiaban a los que Occidente llama "rebeldes," sino que hablaron del infierno que los civiles aguantaron bajo la ocupación terrorista. 
"Nos fuimos con nuestros niños restantes. Que Dios castigue a los rebeldes. Ellos no nos dejaban ir, nos privaron de gas, agua, electricidad y pan. No teníamos permitido irnos. No había medicinas. Solían decirnos que o vivíamos con ellos o moríamos con ellos", dijo una mujer.
Los ataques en Alepo continúan en medio del silencio mediático

"Durante tres días después de la liberación de Bani Zaid, Alepo estuvo muy callada. Las personas estaban felices, no había más morteros. De repente, el día de ayer, los terroristas comenzaron a lanzar morteros y cohetes hacia Alepo, especialmente hacia Hamdaniya, donde viven miles de personas sin hogar. Así que las personas están dejando este barrio para encontrar otro lugar", me dijo el Dr. Nabil Antaki el primero de agosto.

Durante una llamada telefónica el 10 de agosto, el Dr. Zaher Buttal actualizó que desde el 30 de julio, los atentados terroristas han matado a 30 civiles y herido a cientos en Alepo. Para el 11 de agosto, el Dr. Buttal dijo que otros 16 civiles en Hamadaniya, Alepo, han sido asesinados por misiles terroristas, y otros 45 han sido heridos.

Hoy se supone que iba a haber una tregua entre las 10 de la mañana y la 1 de la tarde. Los terroristas ignoraron esto y otra vez bombardearon el barrio de Hamadaniya.

Tanto el Dr. Buttal como los medios basados en la verdad, reportaron que los terroristas utilizan gas tóxico en sus bombardeos de las áreas civiles de Alepo.

Por otra parte, el complejo de medios corporativos y ONG de Occidente continúa hablando sobre los imaginarios "últimos doctores" en Alepo, mientras que ignoran el sufrimiento real de más de 1.5 millones de sirios en las zonas de Alepo aseguradas por el gobierno; así como a los doctores que los atienden. Esto no es sorprendente, debido a que, desde el comienzo, los medios corporativos han seguido al pie de la letra la agenda de la OTAN con respecto a Siria: manufacturar cada mentira imaginable y acusaciones contra el gobierno sirio, el Ejército Árabe Sirio y el pueblo mismo; para así poder perseguir el sueño de los Sionistas/la OTAN/Turquía/el Consejo de Cooperación del Golfo, de imponer un gobierno títere en Siria. Ellos han fracasado.


9 comentarios :

  1. Dicen que lo primero que se pierde en una guerra, es la verdad, y uno ya no sabe a quien creer, este mediodía mientras comìamos comentaba mi mujer que se estaban quedan sin médicos en Alepo, que como habían bombardeado todos los hospitales se habían ido, y parecía una información creïble, però esta que das lo és más aún, y uno ya no sabe con carta quedarse y en su ignorancia del fondo real de esta guerra se pregunta: ¿que pinta Soros en todo esto?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soros es uno de los buitres capitalistas que espera beneficiarse (si no lo está haciendo ya) de esta guerra. Para más información sobre su papel en este conflicto ver: http://marat-asaltarloscielos.blogspot.com.es/2016/08/george-soros-y-sus-fundaciones.html

      Eliminar
  2. Al Twiter! Más muestras de la manipulación mediática. Cuanto más hablan más se enredan en sus propias mentiras.
    Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando el tanque mediático apunta en una dirección, ya se sabe, hay que mirar en la contraria.

      Salud!

      Eliminar
    2. Por cierto, has visto el artículo de voltairenet.com sobre la foto del niño del bombardeo de Siria y toda la escinificación montado por UK?
      http://www.voltairenet.org/article193043.html
      Lo que se dice en este blog, es todo parte de una propaganda absurda e infame. Y por más que lo repitamos y lo mostremos "no nos creen".
      Salud!

      Eliminar
    3. Sí, he leído el artículo que me indicas: "Los niños, incapaces de escoger entre un bando u otro, son siempre las principales víctimas de las guerras. El uso de imágenes de niños fuera de contexto constituye un acto de propaganda tendiente a falsear la comprensión de los hechos". Si son capaces de matarlos de hambre, de bombardearlos y de explotarlos ¿cómo no iban a ser capaces de utilizarlos tan vilmente? Es repugnante.

      Salud!

      Eliminar
  3. Está claro que en la foto solo sale lo que interesa al fotógrafo, pero peor aun son los imbéciles que COMPRAN esas fotos y felicitan al que se las vende, que es el mismo que los domina a ellos.
    Ese detalle debería bastar para no creer nada de lo que dijeran, pero está claro que no es así. No se si es que hacen muy bien su trabajo o es que somos muy, muy tontos.

    Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La máquina mediática forma parte de la bélica. Cámaras y titulares disparan en la dirección que el General Capital ordena.

      Salud!

      Eliminar

ARREZAFE NO PUBLICARÁ COMENTARIOS ANÓNIMOS.