07 enero, 2015

Grecia: las nuevas prisiones "Tipo C".

A lo largo del año nuevo, el gobierno griego comenzó a trasladar prisioneros a la primera cárcel de máxima seguridad "Tipo C", diseñada para aislar luchadores anarquistas, guerrillas urbanas y otros rebeldes.
El 30 de diciembre, el anarquista Nikos Maziotis , miembro del grupo Lucha Revolucionaria, se convirtió en el primer preso trasladado a la nueva ala de máxima seguridad en la cárcel de Domokos. El 2 de enero se le unieron otros cuatro prisioneros: el compañero anarquista Kostas Gournas (Lucha Revolucionaria), Dimitris Koufontinas de la organización marxista 17 de noviembre y los presos anarquistas Yannis Naxakis y Grigoris Sarafoudis. (Todos los enlaces a artículos y etiquetas en 325 , que tiene mucha más información sobre estos presos y sus luchas).
El estado ha seguido trasladando prisioneros a cuentagotas durante toda la semana; los medios corporativos se afirman que son 17 las personas detenidas ahora allí.
La prisión Domokos, en el centro de Grecia, es la primera cárcel renovada y clasificada como "Tipo C" según una nueva ley aprobada en julio. Las cárceles "Tipo C" son las primeras cárceles griegas que cumplen con los estándares de máxima seguridad en toda Europa. El régimen prohíbe la semilibertad y descarta la libertad condicional para los condenados a cadena perpetua antes de permanecer al menos 20 años tras las rejas. El funcionamiento general, la custodia y la supervisión de la prisión así como el acceso a la misma estarán estrictamente controlados por la policía, en lugar de funcionarios d prisiones. Las visitas y las llamadas telefónicas serán restringidas.
Las prisiones "Tipo C" se hacen especialmente para los presos "terroristas" (guerrilleros urbanos y revolucionarios), y otros detenidos considerados una amenaza grave.
Estas son acciones propias de un Estado desesperado por contener la propagación de la rebelión en Grecia desde el estallido de la crisis económica en 2008. Un prisionero de Domokos, Nikos Maziotis (Lucha Revolucionaria), ya ha publicado una convocatoria para la formación de una asamblea en solidaridad con presos políticos. Maziotis escribe:
“la aprobación de la legislación para las cárceles Tipo C era algo que cabía esperar del desarrollo y ataque represivo del Estado contra las Organizaciones Revolucionarias, la lucha armada y la acción directa. Posteriormente, los cambios legislativos y las reformas llevadas a cabo durante los últimos 14 años están directamente relacionadas a las condiciones políticas y económicas, aplicadas durante años internacionalmente, y que no son otras que la "guerra terrorista" y las reformas neoliberales que intentan imponernos la dictadura de los mercados y su doctorado capital supranacional.”

Si la enorme ola de huelgas de hambre de los prisioneros contra la ley y los recientes disturbios en apoyo de Nikos Romanos no son tenidos en cuenta, el Estado griego sólo puede esperar más resistencia.
fylakes_domokou
Prisión Domokos

2 comentarios :

  1. Abajo los Muros de las prisiones!
    La pregunta es: cómo hacer que caiga el muro. En las condiciones actuales es más fácil que se cierre la puerta. Esto es, presionar al gobierno para que se cierren este tipo de prisiones.
    Es más fácil de decir que de hacer, pero ya hubo en Grecia, creo recordar en 2008, acuerdos de revisión de penas que las rebajaron y permitieron la excarcelación de un par de miles de personas. Aunque parece que estaban haciendo sitio para los presos políticos.
    Las cárceles políticas parece que sirven para domesticar, para quitarse problemas de en medio. Pero los así reprimidos se radicalizan aún más y acaban generando el tejido social que deseaban destruir.
    Salud, organización y que caigan las prisiones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, la cárcel alimenta con su intrínseca radicalidad la radicalidad opuesta de sus "inquilinos".

      Salud!

      Eliminar

ARREZAFE NO PUBLICARÁ COMENTARIOS ANÓNIMOS.