30 enero, 2015

Tu doble.

A partir de tu nacimiento, inadvertidamente, un doble te ha ido sustituyendo. Vivo o muerto, ese doble es lo único que le interesa al Estado, que le impone una identidad donde queda confinado: nº de DNI, nacionalidad, nombre de pila, profesión, estado civil, etc. ¿Tú?, tú no cuentas mas que para alimentar a ese doble o, como mucho, imitarlo, para seguirlo como se sigue fielmente a un despótico dios o a un miserable tirano. Tú no cuentas mas que para obedecerlo cuando él trabaja, descansa, copula o consume tal y como se lo han ordenado. Tú no cuentas. Es tu doble programado el que establece esas que crees tus prioridades, el que calcula y decide qué es erróneo y qué es correcto. Él impone su proyecto, el calendario y esos que crees tus conceptos. No te educaron, a ti nada más nacer, ya te dieron por muerto. Lo educaron a él, a tu doble adoctrinado, sumiso, obediente... recto.

Loam


13 comentarios :

  1. y se oyen los aullidos y todo ese ejército de dobles, en el molde, pagando los impuestos de un sistema corrupto, llenando las urnas de la sumisión que legitimizan ese poder, sólo queda matar a nuestro doble contra cualquier consecuencia y "con sus tripas ahorcar al rey" y volar!

    salud Loam!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡A vida con ellos! ¡Rompamos moldes y lindes!... ¡A vida con ellos!

      Salud Mareva!

      Eliminar
  2. Has dado un gran zarpazo literario a la realidad ¿Y qué decir? Simplemente que estoy de acuerdo con tu reflexión. Los dobles, los muertos vivientes. Habrá que acabar con ellos antes que acaben con nuestro ser, nuestro conocimiento...
    Salud Loam!

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante tu entrada. Me ha sugerido multitud de preguntas, seguramente también inducidas por las lecturas que traigo entre manos. Por ejemplo esta cita de John Berger: “Nos enseñan a oponer lo real a lo imaginario, como si lo primero estuviera siempre a mano, y lo segundo alejado de nosotros”.
    ¿Existe un “yo” real y, además, un doble “imaginario” o viceversa; o simplemente estamos hablando de un desdoblamiento a lo Jekyll y Hyde? Me lo pregunto porque al fin y al cabo todos nuestros intentos de “explicar la realidad” están dirigidos, al menos eso creo, a tratar de transformarla. Y resulta demasiado complicado transformar, o destruir, un Sistema del que voluntaria o involuntariamente formamos parte y del que además desconocemos sus engranajes. No así sus prácticas, sus manipulaciones convertidas en hábitos que acaban consolidando su poder… en fin, pequeñas certezas entre oscuros indicios, turbios síntomas y enormes dudas… y ya termino con otra cita de Berger que creo viene a cuento con tu “imaginativa” entrada:
    “La coherencia de los acontecimientos, que es a lo que uno se refiere cuando habla de realidad, es una construcción de la imaginación”.

    Salud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Asunto complejo este del "yo", la conciencia y la realidad. Mi entrada, más acá del infinito campo de la filosofía, apunta más bien a eso que acertadamente tú señalas: a las "manipulaciones convertidas en hábitos que acaban consolidando su poder…"

      Salud

      Eliminar
  4. Por eso la lucha debe empezar por uno mismo, si no reconstruimos al ser humano poco conseguiremos cambiar del mundo.

    Salud!

    ResponderEliminar
  5. Eso es, ni más ni menos ;)

    ResponderEliminar
  6. A mi yo le cuesta deshacerse de mi otro yo. Gana la vagancia y el desánimo. Gana la costumbre y el alienamiento. Cada vez que me pongo a andar mi yo grasiento me retiene. No encuentro más yoes que yo. Mierda de mundo.
    Salud y acción!

    ResponderEliminar
  7. A vida con ellos!
    ...me gusta ese grito tuyo... y lo demás.

    Un placer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A vida con ellos!... y con todo!

      El placer es recíproco

      Salud!

      Eliminar
  8. Estas son las bases de nuestra supervivencia, Nunca se ha tratado de vivir sino de sobrevivir en este mundo que habitamos, tampoco creo que nos hayamos liberado del todo de nuestro doble durante la historia de la humanidad, si nosotros estamos condicionados es porque nuestros antepasados también lo estuvieron en mayor o menor medida, supongo que se tratara de eso, de zafarnos en lo que podamos de nuestras limitaciones heredadas y las adquiridas por la cultura.

    Salut

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Albert, de eso se trata. No sólo de superar nuestras limitaciones culturalmente adquiridas, sino de también de los mecanismos que las posibilitan e imponen, uno de los cuales es el Estado.

      Salut!

      Eliminar

ARREZAFE NO PUBLICARÁ COMENTARIOS ANÓNIMOS.