14 abril, 2017

14 A B R I L 1931



8 comentarios :

  1. Cada vez que un partido de izquierdas se alza en el poder la izquierda se divide. A las pruebas me remito.
    Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay que obviar el poder de la derecha, ¿no es cierto?

      Salud!

      Eliminar
    2. Buenas! Yo creo que la izquierda siempre ha estado dividida y siempre lo estará. Cuando un partido de izquierdas consigue el poder no es que la izquierda se divida más, sino que se nota más, en parte porque la crítica interna se hace mayor. Pero eso no es necesariamente malo. Precisamente los momentos más exitosos de la izquierda libertaria han coincidido en el tiempo con los éxitos de la izquierda parlamentaria, como si se retroalimentaran. La I República y los cantones, la II República y las colectividades, etc.

      Un abrazo.

      Eliminar
    3. Estoy de acuerdo en que la izquierda está dividida. Cuando un partido llega al poder hace lo que todo partido: comienza a crear su red clientelar basada en cargos políticos y contratos. A partir de ahí solo queda barrer a la oposición, de izquierda y derechas.
      Los momentos existosos que mencionas para mi coinciden con momentos de crisis en que se buscan cambios, y estos pueden ser hacia la derecha o a la izquierda. La crítica que se observa, la convulsión, no es interna, son los perros de la pluma fascistas aullando desde sus púlpitos azuzados por sus amos.
      Salud!

      Eliminar
  2. ¿Es un fruto que la ciudadanía anhele cultivar? No está claro que aspire a ella, no nos engañemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni me engaño, ni me rindo. Salud!

      Eliminar
  3. Fuera los borbones adictos al crimen y al saqueo del pueblo. Abajo el parlamento burgués al servicio del privilegio y a la mierda con la propiedad privada...
    Salud Loam!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá y todo el problema fueran el parlamento, la propiedad privada y los borbones.

      Salud!

      Eliminar

ARREZAFE NO PUBLICARÁ COMENTARIOS ANÓNIMOS.