28 abril, 2017

La impunidad de los grupos neonazis españoles.

Es necesario desenmascarar qué se esconde tras el silencio de los medios, tras la inacción de la policía y tras la benevolencia de la judicatura con los grupos nazis.


En la última semana hemos visto como unos neonazis pertenecientes al Frente Bokerón y al grupo nazi Málaga 1487 pegaron una paliza que le costó la vida a Pablo, un joven malagueño de 22 años. Hemos visto como nazis pertenecientes al Hogar Social Madrid han pegado una paliza a un menor de edad en el barrio del Pilar de Madrid. Ayer mismo vimos cómo ultras de Supporters Gol Sur agredieron a un joven en la Plaza Nueva de Bilbao. También ayer mismo una campaña denunció las graves amenazas fascistas que los compañeros que gestionan la cuenta de twitter @RRYrevolucion han estado recibiendo. Además, hace unos días el Hogar Social Madrid ocupó la antigua sede del Banco Madrid, junto a la plaza de Colón.

En muchos de estos casos los medios de comunicación han guardado silencio, o han tratado de ocultar la filiación neonazi de estos elementos. Al igual que ocurrió hace unos meses con el caso de “la intocable” han sido los medios alternativos quienes han tenido que destapar los nombres y los vínculos de los agresores. Unas semanas después de aquella agresión, “La intocable” volvió a las andadas participando en una paliza a una familia en un bar, y tuvieron que pasar semanas para que la policía la detuviera.

En el caso de Bilbo, la ertzantza no ha detenido a los autores escudándose en que no hay denuncia del agredido. Al igual que en la agresión hace unos meses al activista Lagarder delante de la policía por parte de un grupo de nazis en Madrid, entonces tampoco se practicaron detenciones. Y aunque en este caso la víctima sí que denunció, después la denuncia fue archivada porque la Policía Nacional no entregó la denuncia.

Volviendo a los medios de comunicación y en cuanto al caso de Málaga. Es difícil creer que los medios de comunicación, que habían dicho que los detenidos eran “seguidores de fútbol y forman parte de grupos más radicales de animación” o que eran “aficionados al boxeo”, sabiendo ya todos esos datos desconocieran la vinculación ultraderechista de los asesinos de Pablo y sus encubridores. Entonces, ¿Por qué continuamente ocultan la pertenencia de los agresores al entramado ultraderechista?

Ni que decir tiene, que esta manera de operar de medios, jueces, policía… contrasta con la rapidez y contundencia con la que se actúa si los detenidos son de ideología contraria como por ejemplo en el caso de Altsasu, o de los detenidos de Murcia por la agresión a la “Intocable”.

En una semana tres agresiones fascistas, una de ellas con resultado de muerte, amenazas contra activistas de la contrainformación, ocupación de una nueva sede nazi en Madrid...

Además, en todas estas agresiones salen a relucir cada vez más los nombres de los colectivos que colaboran con el Hogar Social Madrid, como Lo Nuestro en Murcia, Málaga 1487, Hogar Social Granada, o Iberia Cruor en Jaén. Todo esto aderezado con una absoluta pasividad mediática, policial y judicial.

Ya es hora de hacer ver a todo el mundo que esto no es un problema de “bandas” ni de “tribus”. Que cualquiera podemos ser sus siguientes objetivos y acabar como Pablo, o como tantos otros asesinados a manos del fascismo en los últimos años.

Pero sobre todo es hora de denunciar la pasividad, la connivencia, la descarada complicidad que desde las instituciones y los medios de comunicación se tiene con esta lacra. Es necesario desenmascarar qué se esconde tras el silencio de los medios, tras la inacción de la policía y tras la benevolencia de la judicatura con los grupos nazis y sus integrantes.

9 comentarios :

  1. Se aproximan tiempos duros y al estado le hará falta una ayuda de la peor gentuza del propio pueblo, los que venden a los suyos.
    Están formando a los futuros para-militares que evitarán que el estado pierda el control del país, los que impedirán que las revueltas lleguen a ser peligrosas para el orden establecido.

    Salud!

    ResponderEliminar
  2. Hace 5 años me despidieron de la última empresa en la que trabajé. En el primer juicio por el AERE el "MAGISTRADO" amenazó con sanción en el Colegio de Abogados a los que nos defendían si continuaban con la indefensión por anticonstitucionalidad de la RL.
    Despuéa de esos 5 años se celebra el juicio individual. El abigado q representa a la empresa es el mismo q lo hace con los Pujol. Y el juez que debe impartir juaticia me deniega toda la antiguedad justificando su decisión en una sentencia infame y falsaria de los hechos.
    Así que, quienes son los neonazis?
    Ahora recurso al TSJC, pero sé que lo voy a perder. Ya sé lo que hay y no cuento con "justicia". Solo con la misma mentira disfrazada de togas.
    Ellos son "la banda".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos de acuerdo, Empe. Pero este artículo no contradice lo que tú afirmas, lo corrobora.

      Salud!

      Eliminar
  3. El caso de Empe es muy significativo: se hicieron con las leyes, así que todo lo que digan los papeles es válido, hasta la más burda de las injusticias.
    Los perros fascistas no son más que chusma que el capital envía en oleadas para mantener las cosas como están. Esta gente no vale ni para trabajar ni para el ejército ni para policía. Solo para recibir limosnas y de vez en cuando sufrir una redada y así el político de turno que les está financiando "demuestre" lo demócrata que es.
    Vivirán en la miseria y morirán como bestias, como el resto. Nada cambiará mientras protegan a los amos que les explotan.
    Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin correa y dogal al cuello se quedan en nada de nada. Por eso necesitan un caudillo o "conducator" que les dicte hasta el más mínimo movimiento de sus tristes existencias. Tienen miedo, mucho miedo a la vida, y por eso son tan fácilmente manipulables, y el patrón saca partido de estas pusilánimes y atemorizadas mentes. Pero como dice Elias Canetti, "Toda orden deja en aquel que está obligado a ejecutarla un penoso aguijón", y estos energúmenos tienen clavados tantos que enloquecen.

      Salud!

      Eliminar
  4. No contradice, ni mucho menos. He puesto mi propio ejemplo para corroborar que he vivido esa "mafia" desde el disfraz de la justicia.
    La infamia elevada a su peor exponente.
    De acuerdo con Pablo: chusma que apesta a muerto y a muerte...

    ResponderEliminar
  5. Y qué hay del duscurso de A Arent? No tengo muy claro que todo ser sometido a la orden conlleve irremediablemente enajenación. Existe una docilidad (ya) inherente que despenaliza, antiética...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te apetece, bájate este kibro (pdf) de internet, se llama Masa y Poder, escrito por Elias Canetti.
      http://imap.latertuliadelagranja.com/sites/default/files/Canetti,%20Elias%20-%20Masa%20y%20Poder.pdf

      Te dejo aquí un párrafo del mismo.

      LA ORDEN: FUGA Y AGUIJÓN
      «Una orden es una orden»: puede que el carácter definitivo e indiscutible propio de la orden sea la causa de que se haya reflexionado tan poco sobre ella. La aceptamos como algo que siempre ha existido tal cual es, nos parece tan natural como indispensable. Desde pequeños estamos acostumbrados a escuchar
      órdenes, ellas configuran buena parte de lo que llamamos educación; toda la vida adulta está también impregnada de ellas, ya se trate de las esferas del trabajo, de la lucha o de la fe. Apenas si nos hemos preguntado qué es propiamente una orden; si en realidad es tan simple como parece; si a pesar de la rapidez y facilidad con que obtiene lo que espera, no deja otras huellas más profundas, quizá incluso hostiles, en la persona que la ejecuta.

      La orden es más antigua que el lenguaje, si no, los perros no podrían entenderla. El adiestramiento de animales se basa precisamente en el hecho de que estos, sin conocer lenguaje alguno, aprenden a comprender lo que deseamos de ellos. En órdenes breves y muy claras, que en principio en nada se diferencian de las que se imparten a las personas, el adiestrador va manifestándoles su voluntad. Los animales las obedecen, del mismo modo que acatan las prohibiciones. Resulta pues perfectamente legítimo buscar para
      la orden raíces muy antiguas; por lo menos está claro que, de alguna forma, existe también fuera del ámbito de la sociedad humana.
      El tipo de efecto más antiguo de la orden es la fuga. Le es dictada al animal por una criatura más fuerte, ajena a él. La fuga solo es en apariencia espontánea; el peligro siempre tiene una forma; y ningún animal huirá sin antes haberlo presentido. La orden de huir es tan fuerte y directa como la mirada.

      Eliminar
  6. Siempre interesante, amigo mío.
    Gracias a todos por compartir.

    ResponderEliminar

ARREZAFE NO PUBLICARÁ COMENTARIOS ANÓNIMOS.